martes, 1 de abril de 2014

Psicología felina (volumen I)

Existen las dos Españas de las que hablaba Machado.

Y es que se debe elegir entre Cola cao o Nesquick.
Entre Pepsi y Coca Cola.
Entre café o té.
Y entre gato o perro:
Las dos Españas se dividen entre los que prefieren gato y los que prefieren perro.

Aquellos que pertenecemos al grupo de fans de los gatos somos, definitivamente, el grupo menos popular. Tenemos a la industria audiovisual en contra, con todas esas películas de Disney con gatos malvados que persiguen a adorables ratoncitos (señores de Disney, ¿desde cuándo un ratón es adorable?, ¿DESDE CUÁNDO?). Tenemos al poderoso lobby de los amantes de los perros empeñados en decir que los suyos son más leales y más cariñosos y son lazarillos y encuentran droga en los aeropuertos y todas esas cosas tan útiles. Y tenemos a los tópicos en contra, diciendo que los gatos son maliciosos, ariscos y presuntuosos. Desmontemos mitos:

Los gatos son inteligentísimos.
Falso. Los gatos parecen inteligentes porque son muy elegantes. Pero no. Son como Nati Abascal. En cuanto pasas un rato con ellos te das cuenta de que todo es fachada. Los gatos son vagos, torpes, dormilones y no especialmente brillantes. Se resbalan contra la pared que han visto todos los días de su vida cuando se emocionan y corretean por el pasillo. Se piensan que tu pie moviéndose bajo el edredón de la cama es un ser misterioso al que deben cazar. Y ni siquiera reconocen su imagen en el espejo. Desde luego, serían incapaces de encontrar droga oculta en ninguna maleta, al estilo de un perro policía. En todo caso serían capaces de localizar un paquete de jamón york, para comérselo.

Los gatos son bipolares.
Verdadero. Un gato duerme. Duerme. Duerme. Abre un ojo. Cambia de postura. Duerme. Duerme. Y de repente se despierta, se despereza, y empieza a correr por la casa como si hubiera caído en la cuenta de que tenía que pagar el gas y le va a cerrar el banco. O está en el sofá hecho una ensaimada y haciendo el vago cuando, de repente, ve una sombra que le parece sospechosísima y la ataca, cuando es una sombra y nada más que una sombra (leer punto número 1).


Los gatos son cazadores y depredadores
Falso. Eran cazadores y depredadores. Ahora, como casi todos los hombres mayores de 30 años de nuestra generación, son niños grandes. Acostumbrados a la calefacción central,  a la comida que aparece mágicamente en su platito sin necesidad de cazar y a los mimos indiscriminados, los gatos se han olvidado de su instinto. Os aseguro que yo cazo moscardones con más eficacia que mi gato.

Los gatos no quieren a nadie
Falso. Mi gato me adora. A mí y a la tabla que está encima del radiador cuando está caliente, y al sofá. Nos quiere a los tres muchísimo. Lo que pasa es que su manera de querer no es la de un perro. Si un perro fuera humano lo denunciaríamos a la policía por acosador. Sería peor que Glen Close en "Atracción fatal" porque, ¿es sana una relación tan dependiente en la que uno de los dos miembros de la pareja se mea de la alegría cuando vuelves a casa? Eso no puede ser bueno. Mientras que el gato, como mucho, se despierta de su siesta y va a recibirte al pasillo.

PD: en realidad lo de las dos Españas no es tan radical. Yo soy una talibán del café. Prefiero la Coca Cola a la Pepsi y los gatos a los perros, pero entre el Cola Cao y el Nesquick, tengo el corazón dividido, ¿y vosotros? ¿a cuál de las dos Españas pertenecéis?

martes, 25 de marzo de 2014

Enséñame una teta

Ésta es la triste, falsa, pero verosímil historia de una actriz. Una que, como tantas, descubrió su vocación en el colegio. En concreto en el curso 91-92, gracias a su papel de árbol de hoja caduca en la representación de "Las estaciones del año". Los aplausos de los padres despertaron su interés por la interpretación.


En el insti se apuntó al grupo de teatro. Así consiguió engancharse a los porros de maría que se fumaba después y a veces incluso en vez de los ensayos. Y también consiguió protagonizar todas las obras, ésas que nadie se leyó pero de las que se hablaba mucho en los manuales de literatura: "La vida es sueño", "3 sombreros de copa", "Historia de una escalera"...

Al cumplir los 18 la actriz quiso estudiar arte dramático, pero sus padres le dijeron que naranjas de la China, que mejor una carrera seria y luego, si eso, que probara con lo de actuar. Ella eligió Comunicación Audiovisual, porque le pareció A) que era seria y B) que era lo más cercano a su vocación que podía ofrecerle la universidad. Se equivocó en las dos cosas.

En la facul aprendió mucho sobre teoría de la comunicación (teoría del discurso, epistemología de la comunicación, teoría de la comunicación I y II), bastante de periodismo (redacción, historia de la prensa escrita) y algo de audiovisual viejuno, ya que una vez usaron una cámara betacam.

Nacidos después de 1985, esto es un equipo Beta.

Para quitarse el gusanillo, la actriz interpretó 6 de los 9 cortometrajes que se realizaron durante los últimos años de carrera. Las clases eran un peñazo y los cortos no llegaron a ningún sitio (exceptuando el premio del público que "Mi historia contigo" consiguió en Mangurriana del Monte, de donde era natural el director), pero la actriz se sentía súper realizada. Toda la facultad la conocía, la felicitaban por sus papeles y 5 de los 7 directores con los que había trabajado le habían pedido rollo. En el star system de la facul, ella era Charlize Theron.

Con su diploma de Comunicación Audioviausl en la mano, la actriz estaba dispuesta a comerse el mundo. Contaba con experiencia teatral (la del insti), videobook (con los cortos de la facul) y unas fotos en blanco y negro súper elegantes que le hizo un amigo que estudiaba un módulo de fotografía. Completó su curriculum con cursos de interpretación ante la cámara, de preparación al casting, de improvisación, de esgrima escénica, de la técnica Stanislavski, la de Meisner y la de Layton, de clown y del enagrama para actores.

E hizo castings. Muchos castings. Cientos de castings. Y un anuncio del Lidl. Y por fin llegó. Su papel protagonista en cine. En un corto, sí, pero con subvención. En la entrevista antes de grabar el corto ella dijo al director:
- Me ha encantado el guión.
Cuando el director la eligió le dijo:
- Me encanta el guión pero en la escena de cama, ¿se me verá algo?
- Nooooo, se grabará todo en planos cortos.
- Ahhhh. Oye, ¿y estará todo el equipo ahí cuando grabemos esa parte?
- Nooooo, sólo los imprescindibles.
Y efectivamente, cuando tocó la escena de cama del equipo sólo estaban los imprescindibles: el director, la script, el ayudante de dirección, el cámara, el director de foto, 3 eléctricos, dos de producción, el pertiguista, el de sonido, la directora de arte, peluquería y vestuario. Ella, muy profesional, hizo su escena como si tal cosa, y no se quejó al director, que para eso están los de producción. A esos sí que se quejó. Y de paso les pidió un café con leche de soja y sacarina.

Meses después, por fin la actriz podía invitar a sus padres a un estreno en el cine, en pantalla grande. Por fin podía enseñar algo con lo que contestar a las indirectas de su madre de que se sacara una oposición. Por fin iba a sentir esos aplausos otra vez. En el estreno, antes de presentar el corto, el director la nombró y agradeció "su talento" y "su valentía". La actriz estaba más feliz que el día de la representación de "Las estaciones del año". Hasta que empezó el corto. Y vio sus tetas. Ahí, en pantalla grande. Que hubo 37 segundos en los que su pezón izquierdo ocupaba tres cuartas partes de la pantalla. Fueron los 22 minutos más largos de su vida. Acabado el corto, felicitada por unos y otros, en el coche de su padre de vuelta a casa, la actriz le dijo a su madre:
- Me tienes que pasar el teléfono del sitio ése de las oposiciones.

Fin.

Pensaréis que me he tomado una semana de descanso del blog. Que he estado en la playa, en la montaña o, simplemente, tocándome la barriga a dos manos... ¡Pues no! He empezado hace poco a trabajar aquí y las series diarias son una melé. Pero prometo organizarme mejor y seguir actualizando semanalmente, ¡lo juro!, ¡a Dios pongo por testigo!


Mientras tanto os cuento que "La leonera" está de gira por festivales. Como suelo contarlo por facebook y twitter, voy a dejar de daros el coñazo en el blog. Sólo en esta ocasión, por ser en el centro de Madrid, y además muy cerca de mi casa. Este miércoles, a las 21.00, proyectan "La leonera" en la muestra de cortometrajes Angelika, en el bar del mismo nombre de la Cava Baja. Ah, y en el corto hay escena de cama. Si queréis saber si hay teta o no, tendréis que venir a la proyección.

martes, 11 de marzo de 2014

Dime qué serie ves y te diré qué serás en otra vida


Las series de televisión son la cocaína para los que somos o demasiado mayores o demasiado tranquilos para darnos a la vida crápula.

Pero, ¿qué ofrecen las puñeteras series para que nos tengan tan enganchados? Ante todo, nos permiten vivir las vidas que nunca tendríamos porque carecemos del tiempo, de los escrúpulos, o de la suerte necesarias para vivirlas. Fuera de una serie de ficción, ¿quién iba a creerse que Woody Harrelson con su eterna cara de paleto iba a ligarse a las mozas recias que se liga en True Detective?

Seguro que hay alguien, en algún lugar del mundo, que está haciendo una tesis sobre las series de televisión y su capacidad para hacernos fantasear. En éste vuestro blog, preferimos algo más ligerito... ¡un test!

Con él comienza lo que se convertirá en una sección recurrente de éste vuestro blog, ¡los tests absurdos! Con el mismo rigor que el programa de Sandro Rey. Con el mismo calado psicológico que los cuestionarios del Cosmopolitan. Con todos ustedes, el test que les dirá cuál su fantasí oculta y cuál su serie perfecta para cumplirla. Rellenadlo y al final del post encontraréis la respuesta. Todo mazo científico.

Tu pareja ideal es:
A. Tu mejor amigo/a, con el que tienes una relación intermitente. Tú sabes que, al final, y después de que los dos os hayáis enrollado con media ciudad, volveréis a estar juntos.
B. Alguien sofisticado, misterioso, que te haga sufrir, porque los amores fáciles son súper vulgares.
C. Una ama de casa que no pregunte mucho, que se ocupe de la familia, de la casa, y sea discreta.
D. Ninguna, necesitas soledad, tener tu propio espacio y tiempo libre.
E. Policía, agente secreto, o funcionario del gobierno con espíritu crítico con sus superiores.

Un cachas de gimnasio abolla tu coche y se va corriendo sin darte los datos del seguro. Tú...
A. Te tomas una cerveza con tus amigos en el bar de abajo, les cuentas lo sucedido (porque tú a tus amigos les cuentas todo) y os reís.
B. Pagas tu enfado con tu pareja o con tu amante. O con ambas/os.
C. Cuando llegas a casa coges tu segundo teléfono móvil, ése que escondes en la cisterna del baño, haces una llamada y el cachas de gimnasio deja de ser un problema.
D. Fantaseas con lo maravilloso que sería cogar al cachas de gimnasio de unas espalderas, con pesas colgándole de las extremidades  y su musculado torso abierto en canal.
E. Ese tipo ha abollado tu coche aposta, por algún motivo, así que le sigues hasta que averiguas qué esconde.

La familia para ti, es:
A. Es importante y tal, pero tu familia de verdad son tus amigos.
B. Un grupo de gente con problemas que aparece de vez en cuando para molestar.
C. Súper importante. Pero que no se metan en tus asuntos.
D. Nada.
E. Unos pesados que te molestan para que vayas a verlos en Navidad, que insisten en que tengas una vida más ordenada y estable... pero tienes otras cosas más importantes de las que ocuparte.

No perdonas...
A. Que tus amigos hagan más caso a sus novios que a ti.
B. La vulgaridad, vestir de baratillo.
C. A los chivatos.
D. ¿Perdonar?, ¿eso qué es?
E. A los incrédulos, a los cínicos. 

Tras un día de perros, tú...:
A. Te tomas un montón de cervezas con tus coleguis.
B. Te tomas un cosmopolitan y te vas de compras.
C. Miras la caja secreta en la que tienes escondido tu dinero y se te pasan todos los males.
D. Matas a alguien. Eso siempre te relaja.
E.  Te metes en un foro de internet sobre la verdad del Área 51.

Siempre se te ha dado bien:
A. Ligar.
B. Vender, eres un seductor nato y podrías vender estufas en el Sáhara.
C. La química, la contabilidad, guardar secretos, la organización de grandes equipos de gente.
D. La psicología, la criminología y la anatomía.
E. La informática, la deducción. Ves más allá de lo que ven los demás.

¿Has contestado?

Pues aquí están las soluciones.

Brindemos porque somos chachis.
Mayoría de A
Eterno adolescente
Tú, como Roberto Carlos, quieres tener un millón de amigos. Compartir piso con dos o tres, verlos a todas horas en el bar de la esquina y llevar una vida llena de ligues, cerveza y buen rollo, aunque haga mucho que has cumplido los 30 años. Tú quieres vivir en “Friends” aunque la realidad es que nadie de “Friends” o de “Cómo conocí a vuestra madre” te dirigiría la palabra porque, amigo... tú no eres ni tan guapo ni tan guay como ellos.
 Bah, me he puesto lo primero que he pillado por ahí.

Mayoría de B
Divina
Habitante de un pueblo donde por no haber, no hay ni un Zara. En tu pueblo la gente viste de negro y marrón y sólo se sale los sábados. Para los necesitados de glamour, como tú, sólo queda la ficción. Ay, cómo te gustaría pasear tus manolos por Madison Square. O haber nacido en una época sin Bershkas ni Primarks, donde los caballeros llevaban sombrero y las damas se arreglaban para servir la cena. Pero ni vives en los años 50 de “Mad men”, ni en el Manhattan de “Sexo en Nueva York”, sino en Mangurriana del monte, Albacete.

Mayoría de C 
Capo de una mafia
Felicidades. Tienes todos los conocimientos teóricos para fundar tu propio cartel de la droga. Sabes cómo blanquear dinero porque lo aprendiste de Skyler en “Breaking Bad”, sabes cómo usar a menores de edad para el menudeo porque lo aprendiste en “The wire”. Pero, para tu desgracia, eres de clase media, de buena familia y te desmayas al ver la sangre. Quizá en otra vida seas el nuevo Pablo Escobar.

Mayoría de D
Psicópata
Todo el mundo piensa que eres una excelente persona. Dices “gracias” y “por favor” hasta a las cajeras del Dia. Cedes tu asiento a ancianos y embarazadas. Hasta devolvías los VHS rebobinados en la época de los video clubs. Pero detrás de ese ciudadano ejemplar late un psicópata en potencia. Fantaseas con matar a gente al estilo aséptico de “Dexter” o al barroco de “Hannibal”.

No estoy loca, lo que pasa es que yo tengo razón y tú no.
Mayoría de E
Agente en lucha contra el sistema
A ti no te la dan con queso. Tú sabes que detrás del 11 M está ETA, aliada con los de Al Qaeda, a los que conocieron en un congreso de bandas terroristas en un hotel de Torrevieja que tenía buffet libre y hasta spa. Sabes que detrás del 11S están Bush y los lobbys del petróleo. Y que los extraterrestres llegaron a los USA en los 50, que la CIA y el gobierno lo mantienen en secreto y que todos los avances de los últimos 70 años son gracias a la tecnología extraterrestre, todos: el gps, la thermomix, ¡¡¡el whatsapp!!! Es más, tú consideras “24”, “Homeland” o “Expediente X” como documentales más que como obras de ficción.

Y a vosotros, ¿qué os ha salido en el test absurdo? 

lunes, 3 de marzo de 2014

El sujetador de Liza Minnelli, estrella de los Oscar 2014

A estas alturas ya todos sabéis que los Óscar de anoche fueron lo más previsible en años. Se han cumplido los pronósticos y la mejor película es "12 años de esclavitud". "Gravity" ha logrado 7 premios, técnicos fundamentalmente, más el galardón a mejor director y la única representación española, el corto "Aquel no era yo", se ha quedado sin premio.

Pero, ¿a quién le importa todo esto? A mí no, que no he visto "12 años de esclavitud" y que "Gravity" me parece un documental del planetario pero en 3D. Ya os hablé de las que me parecían las grandes olvidadas de los Óscar, a las que añado "Rush", que ví la semana pasada y que se merecía, al menos, una nominación para el enorme Daniel Brühl.

Vayamos a lo que importa, ¡¡¡¡los vestidos!!!

El escote en uve, que es eso que llevan los cachas de gimnasio aspirantes a tronistas en Mujeres, Hombres y Viceversa y lo que llevan ellas...:

...triunfó.

Pero no es lo mismo ir divina, glamourosa y guapísima, como iba Kate Hudson, a ir en plan señorona (lo conocido popularmente como marcarse un María Teresa Campos) como Julie Delpy.

En cuanto a Lupita Nyong'o y Charlize Theron, tengo mis dudas. Lupita mezcló dos tendencias: el escote en uve de zorrón y el estilo princesita Disney. Iba muy guapa, aunque me sobraba la diadema de estudiante de ballet. Charlize es una diosa y le perdono hasta los tirantes de silicona, aunque sé que Calamarín, uno de los lectores habituales de éste vuestro blog, no se lo perdonará jamás.

El escote en uve largo, muy largo, casi hasta el ombligo, no fue la única tendencia de la alfombra roja.  También los brillos triunfaron. Brillante, con flecos años 20, iba Jennifer Garner. Brillante, con una red llena de almejas, aunque almejas de Choppard, como dice mi amiga A., iba Cate Blanchett. Previsible y justa ganadora del Óscar a mejor actriz por Blue Jasmine, que conste. Y brillantes y metalizadas iban Anne Hathaway y Angelina Jolie:


Pé sigue en su cruzada por convertirse en la nueva Audrey Hepburn y repite moño alto. Pero el vestido de gasa largo que había que recogerse a lo toga de senador romano le estuvo molestando continuamente. Ella, muy profesional, lo controló y posó como si tal cosa. En cuanto a Olga Kurilenko: rusa, altísima, ojos claros, ex chica Bond, iba ideal pero claro, ella es de otra raza.

Y hablando de mujeres de otra raza. Si las rusas nos dejan al resto de mujeres a la altura del betún, qué decir de las modelos brasileñas, que son como las rusas, pero más morenitas. Bellísima y elegantísima iba Camila Alves:


La señora hortera de la izquierda es la madre del camarero del centro, que no es camarero, sino Matthew McConaughey.

Pero la alfombra roja no sólo es el lugar para disfrutar de trajes maravillosos o de hombres guapos, hasta con el pelo patrás. También es el lugar para encontrar sorpresas. Porque, quién iba a suponer que, con los años, Martin Scorsese iba a convertirse en el anciano de "Up":


O que Bill Murray iba a ser el doble de Doc de "Regreso al futuro":


Del parecido más que razonable entre Jared Leto y Jesucristo ya se habló anoche en twitter. Son calcados, siempre y cuando Jesucristo se tiñera el pelo con mechas californianas.

Y, perdóname Goldie Hawn por esto que voy a decirte, pero te das un aire a Ana Obregón:


Los que madrugamos y no tenemos canal Plus ni siquiera vemos la gala. Pero me cuentan que fue sosa y tan previsible como los propios premios, prácticamente un calco de los Globos de Oro. Con lo bonito que hubiera sido que la Pataky se hubiera puesto de parto... Aunque a mí lo que verdaderamente me sorprende es que tuviera sitio para sentarse con esa enorme barriga donde habitan dos mellizos hijos de Thor:


Pero Elsa no estalló, perdón, no se puso de parto. Con barrigas más manejables aparecieron la über bella Oliva Wilde y la no tan über bella, pero muy mona, Kerry Washington.

Seguro que los blogs de moda hablan de la elegancia de Sandra Bullock, Amy Adams o Jennifer Lawrence pero a mí, la verdad, me parecieron muy aburridas. Menos mal que siempre contamos con los peor vestidos de la noche para animar el cotarro. Pharrel Williams y sus bermudas eran excéntricas, sí, pero eran la nada en comparación con esto:

Whoppi Goldberg siempre ha ido de estrambótica por la vida y hasta entiendo que elija llamar la atención. Sin embargo, lo de Liza Minnelli y su ausencia de sujetador no tiene explicación posible.

¿Estaba Heidi Klum revoloteando por ahí? Por supuesto, es una pregunta retórica. Heidi no se pierde una. Estaba en una de las fiestas que se organizan después de la entrega de premios. En esta ocasión Heidi iba hasta elegante. O si no, mirad a Kim Kardashian.

Y vosotros, ¿qué pensáis?, ¿perdonáis a la bella Charlize por usar tirantes de silicona?, ¿Goldie Hawn se parece más a Ana Obregón o a Cristina Tárrega?, ¿por qué Liza Minnelli se dejó el sujetador en casa?, ¿habrá alguna entrega de los Óscar sin caída de Jennifer Lawrence de por medio?

martes, 25 de febrero de 2014

Una persona normal de excursión por Arco

¿Cuál es vuestra palabra favorita?

Algunos cursis me diréis que "amor"o "libertad". Los más sinceros diréis que "chocolate". Los más originales que "algarada" o "miriñaque". Mi palabra favorita es más prosaica. Es "gratis".

Y por eso precisamente, porque era gratis, me fui el fin de semana a Arco.

No es la primera vez que voy (siempre con invitaciones que a algún conocido le sobran), pero sí ha sido la primera vez que me he aburrido. El arte contemporáneo ya no es lo que era, ¿dónde están las estatuas polémicas como ésa de Franco metido dentro de una nevera del año pasado?, ¿o las llamativas como esa colección de gatos disecados rodeados de cristales rotos de hace dos ediciones?, ¿o soy yo la que está cambiada y me he convertido en una de esas señoras que dicen "yo no entiendo de arte moderno pero a mí esto no me gusta"?

Esto lo hago yo con un poco de arcilla y unas temperas.

Pasear por Arco provoca la misma sensación que pasearse por la calle Serrano. Te notas fuera de tu ecosistema. En Serrano porque no tienes ni el pelazo de la niña bien de toda la vida (generaciones y generaciones de comer bien se traducen en pelo Pantene) ni el guardarropa de las cuarentonas que se pasean con su visón Ayala arriba, Ortega Gasset abajo.

Pero, ¿quiénes forman la fauna de Arco?:

Galeristas. Fáciles de distinguir porque están detrás de las mesas de los stands. Teclean en su mac, hablan en inglés por el móvil o atienden a algún cliente. Ellos son jóvenes, de menos de cuarenta y visten de negro, como los dependientes de Uterque. Ellas son maduras, rondan los 50, se tiñen el pelo de rojo y llevan collares muy grandes o pendientes enormes. Una de dos.

Modernos o, como se les llama ahora, hipsters. Por los pasillos de Arco se veía a toda la pléyade de modernos que existen: los clásicos y ya un poco pasados de moda gafapastas; los barbudos con pelo largo aunque recogido en un coqueto moño,  y los que ahora están más a la última, que se visten con ropa de los 90 porque ahora, agárrate los machos, resulta que es súper trendy ponerse jerseys estampados estilo Brenda de Sensación de Vivir, y si tienen bolitas porque son genuinamente del 93, mejor que mejor.
Pasión por el arte moderno, y por el estampado de leopardo.

Egoblogger, que es la manera cool de llamar a las chiquitas que tienen blogs de moda. Tener un blog de moda consiste, básicamente, en hacerse fotos de ellas mismas en poses de modelo sin ser ellas nada de eso, para luego añadir de qué marca es la falda, los botines, el crop top y la chaqueta de lana. Que suele ser todo de Zara, porque a la egobloggers les encantaría ser Miranda Makaroff y teñirse el pelo de rosa y vivir de cosas tan etéreas como de ser dj, pero la realidad es que son universitarias sin un duro. En Arco se les distingue porque se pasean con su Canon colgada del cuello y hacen fotos a las obras que más les gustan, porque de algo tienen que nutrir su Instagram.

Gente normal que ha ido a Arco como podría haber ido al Ikea o a la sierra. Vamos, como yo. En general suelen ser señoras que pasean en grupo, señalan las cosas con el dedo e insisten en afirmar que este tipo:


tiene que estar vivo porque fíjate que hasta tiene el bigote sudado. Que yo ya le dije a la señora:

- Señora, ¿cómo va a estar vivo?, ¿qué está, disecado?
- No, bonita, será una estatua viviente, como los de Sol.
- Péguele un susto, a ver.
- ¡Buh!
- ¿Ve como no se mueve?
- No se ha asustado porque es un profesional.
- Entonces qué pasa, que ahora en Arco venden a las estatuas vivientes. Y si se lo compra se lo lleva usted a su casa.
- No sé, a lo mejor. Yo es que no entiendo de arte moderno.
- Ni yo. Pero será ilegal comprar personas, ¿no?

No pudimos continuar con el debate porque una egoblogger quería hacer una foto de la figura de cera/estatua viviente y estábamos en medio.

Ojo, que sí que hubo cosas que me gustaron. Como ésta, pertenece a una serie de fotos de un tal Pablo Genovés, a las que yo hubiera llamado, qué se yo, "después de la hecatombe zombie", "Mad Max redux" o "Maremoto en el museo". Pero yo no soy artista moderna, que si eres artista moderno lo que se estilan son los títulos más poéticos como "Precipitados":


Anda que no quedaría bonita esta foto en mi salón. Fardaría ante mis amigos, tal que así:

- ¿Esta foto?, es un Pablo Genovés, ¿que no lo conoces?, yo es que lo descubrí en Arco.

Y vosotros, ¿habéis ido alguna vez a Arco?, ¿o sois más bien como las señoras que piensan que cualquiera de esas cosas las hace mejor su nieto de 5 años?

Y tranquilos, no os insistiré más con que votéis en el 20 blogs pero, por si acaso, ya sabéis dónde está botón...

martes, 18 de febrero de 2014

Los olvidados de los Óscar 2014

En unas semanas se entregan los Óscar y llega el momento de plantearse algunas cuestiones. Ahora, y no el día de la ceremonia, porque estaré muy ocupada viendo la alfombra roja y después de eso estaré durmiendo.

La cuestión fundamental es que todos los premios son injustos. El Planeta el que más (eso es así), pero el Óscar también. Por si eres un alma cándida que se piensa que ha ligado cuando una chica le dice que mejor le des tú su teléfono, que ya te llamará ella, os voy a decir un par de verdades. Los Óscar, como todos los premios, son en realidad un batiburrillo de intereses creados donde las productoras buscan sacar la mayor tajada posible. La importancia del estudio que produce la pelicula, la fecha de estreno, el número de estrellas de moda que aparecen y lo bien que se lo hayan montado para promocionar la película ante el público y ante los académicos (que son los que votan) es lo que decide qué película se lleva el gato al agua. Y luego está eso de que la película sea buena.

¿O acaso han pasado a la historia del cine "Crash" (2005), "una mente maravillosa" (2001), "Shakespeare enamorado" (1998)? Pero si le dieron un porrón de Óscars al pelma de Frodo y sus amigos los hobbits (que le siguen porque están enamorados de él, eso está clarísimo) allá por 2003.

San Valentín se ha creado para animar el consumo de flores, bombones y tarjetas de felicitación y los Óscar para dar un empujón al consumo de cine. Lo mismo que hay nominados que no son para tanto,  también hay películas buenísimas que han sido injustamente tratadas. Porque, ya que nominan a 10, ¡10! filmes como mejor película, ¿no podían haberle hecho un hueco a "Prisioneros"?


¡Cómo! ¿Que no habéis visto "Prisioneros"? ¡Si sale Hugh Jackman! ¡Si tiene un 7,6 en Film Affinity! ¡Si estaba en la cartelera durante la promoción de cine a 3 euros!, ¿cuál es vuestra excusa?, ¿os estaban operando a corazón abierto?

Por eso os adjunto aquí la lista de nominados redux. En rojo he señalado los que deberían ganar, he añadido los que faltan y he tachado los que sobran. Y éste es el resultado:

Mejor película
La gran estafa americana
Capitan Phillips
Dallas Buyers Club
Gravity Prisioneros
Her
Nebraska
Philomena
12 años de esclavitud Blue Jasmine
El lobo de Wall Street

¿"Gravity" mejor película? Mejor director, sí. Puedo hasta entender la nominación de Sandra Bullock pero, ¿mejor película? Venga ya, si es como pasar una tarde en el Planetario, aunque las butacas del planetario son mucho más cómodas que las de cualquier cine.

Mejor director
David O. Russel por La gran estafa americana Denis Villeneuve por Prisioneros
Alfonso Cuadron por Gravity
Alexander Payne por Nebraska
Steve McQueen por 12 años de esclavitud Woody Allen por Blue Jasmine
Martin Scorsese por El lobo de Wall Street

Mejor actriz protagonista
Amy Adams por La gran estafa americana
Cate Blanchett por Blue Jasmine
Sandra Bullock por Gravity
Judi Dench por Philomena
Meryl Streep por Agosto

Si yo fuera académico de los Óscar me negaría a darle ni un solo premio más a Meryl Streep. Por abusona. 

Mejor actriz de reparto
Sally Hawkins por Blue Jasmine
Jennifer Lawrence por La Gran estafa americana
Julia Roberts por Agosto Melissa Leo por Prisioneros
June Squibb por Nebraska
Lupita Nyong'o por Doce años de esclavitud

Qué queréis que os diga, no puedo con Julia bocadebuzón Roberts, me estomaga, ella y su anuncio para perfumes donde corta los hilos de diamante porque ella es libre y espontánea. Además, que yo no le perdono que dejara plantado a Kiefer Sutherland.

June Squibb, esta adorable anciana que tiene pinta de pasar las tardes jugando a la brisca y haciendo encaje de bolillos es una actriz impresionante...


...aunque no le queden los vestidos de alta costura tan bien como a Jennifer Lawrence, esa actriz que se echa un pedo y la nominan.

Mejor actor protagonista
Christian Bale por La gran estafa americana
Bruce Dern por Nebraska
Leonardo DiCaprio por El lobo de Wall Street
Chiwetel Ejiofor por Doce años de esclavitud
Matthew McConaughey por Dallas Buyers Club

Sí, yo quiero que la ceremonia de este año se llene de jubiletas.
Mejor actor de reparto
Barkhad Abdi por Capitan Phillips
Bradley Cooper por La Gran estafa americana Paul Dano por Prisioneros
Michael Fassbender por Doce años de esclavitud
Jonah Hill por El lobo de Wall Street
Jared Leto por Dallas Buyers

¿Es necesario nominar a Bradley Cooper cada vez que se echa un pedo?
Si se lo dieran a Jonah Hill tampoco me parecería mal. 
A Fassbender más que un Óscar yo le daría otra cosa. Le pondría un piso. Le iría a ver los jueves por la tarde. Le compraría flores. Bombones. Michael, yo te voy a tratar como a un rey. Guapo. Hermoso. Ojazos.

Mejor Película de Animación
Los Croods
Gru 2
Ernest & Celestine
Frozen
The Wind Rises
Tengo el corazón dividido entre esto:

Y esto:

No puedo decidirme. Así que premio compartido entre los Croods y Gru 2.

Mejor Guión Original
Eric Warren Singer y David O. Russell por La gran estafa americana Aaron Guzikovski por Prisioneros
Woody Allen por Blue Jasmine
Craig Borten y Melissa Wallack por Dallas Buyers Club
Spike Jonze por Her
Bob Nelson por Nebraska

Más que nada porque Woody tiene muchas figuritas de éstas y hay que repartir y porque Bob Nelson (ese hombre con nombre de cantante country) apenas ha escrito películas, viene de la televisión y se merece un reconocimiento.

Mejor Guión Adaptado
Richard Linklater, Julie Delpy y Ethan Hawke por Before Midnight
Billy Ray por Capitán Phillips
Steve Coogan y Jeff Pope por Philomena
John Ridley por Doce años de esclavitud
Terence Winter por El lobo de Wall Street

Al lobo le sobran sus buenos 20 minutos pero se lo perdonamos.

Mejor Fotografía
The Grandmaster
Gravity
Nebraska
A propósito de Llewyn Davis
Prisioneros

Como mejor documental, aunque no haya visto más que uno de los nominados, lo tengo claro-clarinete: The act of killing, una película dura, horrible, inolvidable, bestial y no sigo adjetivando que voy a parecer uno de esos críticos pedantes.

Y vosotros, ¿qué películas habéis echado de menos en la lista de las nominadas a los Óscar?, ¿cuáles os sobran?, ¿cuál es vuestra porra para la próxima edición? Contadme...

Ah, y no creáis que me olvido de dar la matraca habitual, ¡votadme en los premios 20 blogs!, ¡VOTADME! Sólo hay que hacer clic en el icono de la derecha y seguir las instrucciones.

lunes, 10 de febrero de 2014

Por Dios bendito, que vuelva Eva Hache

Eso mismo debían estar pensando anoche todos los asistentes a la gala de los Goya (aka la Gaya de los Gola, como los llamó una reportera de TVE en pleno ataque de dislexia). Al menos ellas lo pensaban:

Y es que, si una se olvida de los errores de realización, de los chistes facilones y hasta de los discursos eternos, y analiza sólo el guión de la gala, resulta que no estaba tan mal. El que estaba mal era Manel Fuentes. O la locaza que secuestró el cuerpo de Manel porque, ¿este hombre desde cuándo tiene pluma? ¿Y desde cuándo tiene semejante paquete? Es más, estoy convencida de que esa misma gala, con los mismos fallos de realización, los mismos chistes fáciles sobre Wert, pero con Eva Hache, hubiera sido mejor. Eva, vuelve. O tú, o Buenafuente, o Rosa María Sardá. Estoy por hacer un change.org pidiendo que la gala la presente Carlos Areces. Es más, Carlos Areces vestido a lo Blanca Suárez, a lo it girl. Con trasparencias. Lo petaría.

Pero, ¿quién tiene ganas de hacer una crítica lógica y fundamentada sobre la gala? Que es lunes por la mañana, dale a tu cuerpo alegría, Macarena, y veamos modelazos. Hablando de Macarena. Macarena Gómez (que no García, que García iba de princesita y guapísima) brindó uno de los grandes momentos de la alfombra roja al aparecer con su marido, el millonario excéntrico amigo de Andrea Casiraghi, los dos con sus estolas de visón. ¡OLE!:
Si no puedes ser elegante sé extravagante.

La alfombra roja de este año fue variada y colorida. Ya vale de ir todas de luto, que sois actrices, en vosotras eso de que el negro adelgaza no se aplica porque ya estáis todas muy delgadas. Id mejor de verde lechuga, como Carolina Bang y María León.

Verde que te quiero verde. Verde mar, verde lechuga.

El modelo verde de Bang era más verde lechuga romana fresca del mercado, mientras que el de León era un verde lechuga iceberg del Dia, pero pese a su tono de lechuga desvaída, María León iba divina. El traje de Bang recordaba a cualquiera de los modelitos que luce en "Tierra de lobos", que lo mismo es porque lo ha robado del vestuario de la serie.

El azul era otro de los colores de la noche. Lo eligieron casi todas las nominadas a mejor actriz y, ¿será casualidad? Marian Álvarez, la ganadora por "La herida" era la más elegante. Todas pecaban de ir un poco señoronas, un poco María Teresa Campos acudiendo a los premios TP:


Marian Álvarez está que se sale en "La herida". Merecidísimo premio. Ahora, que a la película un par de puntos de giro no le habrían venido mal, eso también os lo digo. Por algo estaba nominada a director revelación y a mejor película, pero no a mejor guión.

Norma Ruiz y María Botto también optaron por imitar el estilo de una celebrity patria. Pero ellas en vez de emular a María Teresa Campos tiraron por Norma Duval. Plumas y pedrería a tope:

Atención a la cara de María Botto posando. La organización de los Goya debería dar unos cuantos talleres sobre cómo posar en el photocall. Éste sería el temario:
1. El photocall, tu amigo. Introducción al noble arte de posar ante las cámaras.
2. Dientes, dientes, que eso es lo que les jode (cómo sonreír aunque no te apetezca una mierda)
3. Lanzamiento de besitos a cámara
4. La pierna Jolie (o cómo enseñar pierna con distinción)
5. La espalda Pataky (o como enseñar tu espalda al aire sin hacerte una contractura al girarte)

Y con la espalda al aire (hay que ver hilo los temas) iban Celia Freijeiro y Dafne Fernández. Celia iba muy mona por delante y excesiva por detrás. Los lazos extragrandes para los paquetes de regalo.

Dafne iba muy recatada por delante, así que la espalda al aire compensaba. Anne Igartiburu, impagable comentarista aka Buruburu (así la llama mi amiga L.) nos recordó que Dafne solía ir enseñando todo su potencial y sí, es cierto, ¿cómo olvidar su aparición en los Goya del año 2004 cuando salía con Fernando Verdasco?

Pero todas estas muchachas iban divinas, espléndidas, estupendísimas, sobre todo si las comparamos con ellas dos:


Miriam Giovanelli ha decidido hacer honor a su nombre de actriz porno para teñirse el pelo de rubio putón. El vestido no estaba tan mal, pero el pelo teñido con aguarrás y la pose arruinaron la estampa final. Miriam, apúntate a mi taller "cómo posar en la alfombra roja y que no te pillen en un renuncio". Te hago descuento.

Nathalie Poza quiso arriesgar, pero el trikini de manga larga no acababa de quedarle bien del todo. Yo creo que no le hubiera quedado bien ni a Nieves Álvarez que sí, estaba ahí. Porque ella es nuestra Heidi Klum y no se pierde un solo evento de estos.

Terele Pávez tampoco iba precisamente sofisticada, pero le perdonamos absolutamente todo porque ella es una grande y puede hacer lo que le venga en gana, hasta ir a los Goya envuelta en una moqueta de su casa. Merecido Goya a actriz de reparto, aunque me hubiera gustado que Rossy de Palma, magnífica en "3 bodas de más" también estuviera nominada.

Nieves iba divina, as usual. Al igual que Paula Echevarría y Juana Acosta, que no para de ir a eventos y a alfombras rojas con la esperanza de que le salga un buen contrato de publicidad y marcarse así un Paula Echevarría (dícese de cuando una actriz se forra con la publicidad y la interpretación pasa a segundo plano). Pero a mí me gustaron especialmente estas tres jóvenas:


La primera, Marta Nieto, aparte de parecerse una jartá a mi amiga R. lucía un vestido que yo robaría ahora mismo si no fuera porque el blanco virginal a mí me haría parecer un fantasma.

La segunda, Ana Fernández, iba elegantísima de granate. Me gustan el maquillaje, los pendientes... hasta ese bolso grande que no pega una mierda pero donde sí caben las llaves, el móvil, los pañuelos de papel y hasta unas bailarinas por si luego te quieres cambiar de calzado.

Y sé que es una apuesta arriesgada, pero me ha gustado el mono de Nadia de Santiago. Un poco Padme Amidala en "La guerra de los clones", sí, pero juvenil y original. Y es que eso hace falta en estos eventos, un poco de originalidad. Por eso soy fan del marido de Macarena Gómez y del de Assumpta Serna:


Y vosotros, lectores de mis entretelas, ¿a quién elegís como la más elegante de la noche?,  ¿y la peor?, ¿estaba Quim Gutiérrez por ahí? Porque no le ví, y eso siempre es una pena... ¿alguien ha visto "Vivir es fácil con los ojos cerrados"?, ¿Manel Fuentes es así o le entró un repentino ataque de pluma?, ¿me habéis votado ya en los premios 20 blogs?, ¿no? Pues ya estáis tardando.