miércoles, 21 de octubre de 2009

El extraño caso de la novia camaleón

Podría ser el título de la próxima película de Tim Burton o de Terry Gilliam, pero no lo es (que yo sepa).

La novia camaleón es una mujer que se transforma, no según el ambiente que le rodee, si no según el novio que tenga.

Conozco el caso de la ex cuñada de un amigo mío que primero fue novia de un cantautor. No daré iniciales ni pistas, diré sólo que era un cantautor de manual, de esos que les gustaría haber nacido en la transición, podría haber sido éste, o éste, o éste, o éste otro. Durante esa época esta chica, laexcuñadadeunamigomío, era muy de izquierdas, no se perdía una fiesta del PCE y vestía jerseys de lana y palestinos (esto fue hace años, cuando los palestinos sólo eran en blanco y negro y no patrimonio de los bailarines de Fama).

Pero luego laexcuñadadeunamigomío cambió de novio y empezó a salir con un violoncelista surfero y fiestero. En esa época conoció Ibiza, Formentera y Tarifa y vivió la vida loca hasta que lo dejaron y encontró a su siguiente novio, ahora marido, un chico del Opus, con quien se casó y ahora tienen varios hijos (como 4 o 5).

Hay otro ejemplo famoso, el caso de Penélope Cruz. Pe, oficialmente, ha salido con: Nacho Cano, Gigi Sarasola, Tom Cruise, Matthew McConaghey y Javier Bardem. ¿Qué tienen en común todos ellos excepto Pe? ¿y excepto ser seres humanos del sexo masculino? Nada en absoluto. Es más, los juntas a todos en una habitación y no sé qué sería más probable, que no se dirigieran la palabra o que se liaran a guantazos.

A Pe le podemos perdonar que estuviera con Nacho Cano. Era joven, inexperta y estaba por pulir. A las fotos me remito:

Pero lo de Gigi Sarasola es imperdonable e inexplicable. Alguien que es jinete, se llama Gigi y se apellida Sarasola no puede ser más grana padano.

¿Dónde me has dicho que estaba la proa?

En esa época Pe ya ha hecho un par de cursos de automaquillaje y recoge los Goya con modelazos, pero quien le va a enseñar de verdad cómo ser glamourosa y le va a dar los contactos de los mejores personal shoppers, estilistas, peluqueros y toda esa troupe que acompaña a una estrella para que de verdad sea una estrella y no simplemente un actor que trabaja mucho, es Tom Cruise:


Con modelo rojo pasión con wonderbra incluido para que se note que Pe es muy latina y por tanto puede hacer cualquier papel de mexicana/chilena/argentina o racial en general.

De Tom y la iglesia de la Cienciología pasó a otro actor con fama de ligón de playa, apellido impronunciable y abdominales de infarto:
Y, por último, llega Javier Bardem, al que es más fácil imaginar buscando bronca en un bar a las 4 de la mañana que en una alfombra roja; manifestándose por los niños de Palestina que meditando; en un concierto de Manu Chao que en “hoy no me puedo levantar”.

Expertos en lectura de labios afirman que Javier Bardem decía "la última era garrafón, fijo"

¿Tiene alguna explicación este caos? ¿Es más recomendable la variedad anárquica de la novia camaleón que enamorarse siempre del mismo patrón como hace casi toda la población? (ops, un pareado) ¿conocéis a más novias/os camaleones?

8 comentarios:

La Rebe dijo...

Pues no macuerdo ahora mismo de ninguna novia camaleón, que seguro que las hay. Pero me viene a la cabeza un novio camaleón: Brad Pitt. Cuando estaba con Juliette Lewis, se peinaban la misma onda y ponían morritos al posar (vease aquí: http://doc.noticias24.com/0712/d08brad.jpg). Luego, con Gwyneth Paltrow compartía tinte, raya al lado y colores en el vestir (http://www.watcherswatch.com/pics/bradpitt_gwynethpaltrow.gif). Con la Aniston se dejó el pelo largo y se hizo más hippie (http://www.infobae.com/adjuntos/imagenes/59/0135902B.jpg). Y ya llegamos a la Jolie. Aquí se ha vuelto padre, grunge y loquedigamiseñora (http://celebritiesonyachts.files.wordpress.com/2008/12/angelina-brad-and-shiloh.jpg). Lo que no podemos negarle es que en todas sus versiones está de toma pan y moja...

(Mencanta el vídeo de Granapadano, podios. Qué hartura de reir!)

loquemeahorro dijo...

Completamente de acuerdo contigo, pero en el caso de Pe, es adaptación al medio, como las cucarachas. Y perdón por la comparación. Lo siento, cucarachas.

Por cierto ¿la has visto con gafa-pasta? las lleva cuando sale por ahí con su novio alternativo-hipi-pijo-cazurril.

Yo sí he conocido a chicas que si tenían un novio motero, se hacían moteras, y si era parroquiano, pues parroquianas (vale, no conozco a nadie que haya tenido un novio parroquiano, pero como ejemplo es bueno)

La Rebe, yo también he pensado más de una vez que pasar de la destroy J.Lewis a la princesita G.P. era un poco rarito... aunque no me había percado de sus cambios de look pertinentes. Bueno, del último sí.

pd. perdón por el rollo

F. dijo...

No seas tan dura con Pe. Yo entendí perfectamente lo de Gigi. Las chicas de barrio tenemos que demostrarnos a nosotras mismas que si queremos podemos salir con un pijo.
Lo que sí que se me escapa es lo de Tom Cruise: ¿qué necesidad hay de salir con un gay? Los estilistas los podía haber buscado en The yellow pages también.

laesti dijo...

Rebe, no sé qué me fascina más, si el camaleonismo de Brad o el don que tenía Juliette Lewis para llevar a todos sus novios al lado oscuro.
Loque, las gafapasta de Pe seguro que son consejo de su personal shopper porque ahora en L.A. (léase elei) está muy de moda el look empollón de clase.
F., igual soy la única, pero yo creo que Tom Cruise es hetero. Y aunque fuera gay, sigue siendo mejor opción que Gigi Sarasola.

La Rebe dijo...

Lo que sería genial, Esti, es que se liaran Brad Pitt y Pe. No es tan difícil, dada la afición de ambos a liarse con los actores con los que trabajan. Me los imagino a los dos ahí, desconcertados, sin saber como vestirse o peinarse o en qué creer o qué pedir en un restaurante... Les daría vueltas la cabeza, les saldría humo por las orejas y harían ruidito de cafetera. Como si lo viera...

El Señor de las Moscas dijo...

Oiga oiga, magnífico chiringo el suyo, yo también me voy a plantear hacerme lector habitual.

Como ejemplo de otra novia camaleón, así a vote pronto me se ocurre Elsa Pataky, otra que tal baila, que pasó de look choni-poligonesco con Fonsi Nieto -ya previamente trabajado en Al Salir de Clase, cuando tenía dos cejas como dos derrapes de Vespino y se parecía a sí misma- al mundo bohemio-bohémico con el francés aquél, y de ahí carambola al glamour destado y el entusiasmo con haberse conocido de la mano del la nariz que se supone que es guapo, y no me preguntes por qué. O Madonna, hasta que descubrimos que en realidad la camaleonesca es su verdadera identidad -amén de la mamarracha-.

Me volveré a pasar por aquí.

Emilio dijo...

JAJAJAJAJA!! Qué buena crónica social.

laesti dijo...

Rebe, si Brad y Pe se lían sucederá una tragedia interestelar, un eclipse universal, nos caerá un meteorito encima y pereceremos como especie.
Señor, muy bien traído lo de la Pataky, aunque creo que su transformación se debe más al cirujano que a sí misma.
Emilio, ¡bienvenido!