martes, 5 de mayo de 2009

¿Pero se acaba "fama" o qué?

Me han fastidiado. Yo iba a hacer un post sobre el final de Fama y resulta que no se ha acabado. Los directivos de cuatro que, aunque van de enrollados y seguro que llevan gafas de pasta, no dejan de ser directivos, han preferido estirar el programa. ¿Que no tiene sentido estirarlo?, ¿que nadie sabe cuál es la mecánica?, ¿que los nuevos concursantes no son los mejores de las dos últimas ediciones, sino los que ahora andan sin curro? Da igual, mientras Freddy y Giorgi y las marcas de turno sigan patrocinando el programa.

Van a conseguir que me desenganche y eso que soy una politoxicómana de la televisión y cuando me engancho a algo soy más fiel que el perrito Tristón.

Pero, independientemente de la insaciable avaricia de los directivos, la final de "Fama" siguió siendo emocionante y, lo mejor de todo, justa. Algo que nunca sucede en los realities, donde ganan: a. el que más pena da; b. el que está más bueno; o c. el que más pena da y además está bueno.

Aquí podéis ver una coreografía del ganador de "Fama, a bailar". Sergi, un chico más bien normalito de cara, muy tímido, bastante callado, pero un increíble bailarín. Aunque su pareja, Eva, también merecía haber ganado.




La fascinación por el baile es parte de cómo está hecho el ser humano. Ya lo dijo Antonio Canales cuando visitó "Fama" para impartir una masterclass: "el baile es algo orgánico, como mear o cagar". Y la comunidad científica le ha dado la razón. Es algo tan orgánico, tan natural, que hasta lo hacen algunos animales. Otra cosa muy distinta es que tengan buen gusto musical. Es famoso el caso de la cacatúa Snowball, que baila al ritmo de los Backstreet boys.

Está claro que todos sentimos cierta inclinación por el baile, la música o, los más tímidos, sólo por mover la cabeza al ritmo de una canción. Está claro que hay gente genéticamente preparada para ser un gran bailarín, como Sergi. Pero, ¿qué hay en los genes de los bailarines que los hace ser tan horteras? De esto la comunidad científica no ha dicho nada aún. Desde luego esa afición que tienen por los pañuelos palestinos no tiene nombre. El normal. O en morado. En verde. Qué obsesión.

Aquí Marisa, una de las concursantes, luciendo una camiseta de tirantes tan grande que se le ve todo el sujetador. Algo la mar de práctico. Tanto como llevar un cinturón encima de la camiseta. Y, por favor, fijaos en el detalle de las mallas rosas con estampado de leopardo...

A Marisa, como Cindy Lauper, parece que se la caído encima toda la ropa que tenía tendida, así tal cual.

Y vosotros, ¿habéis seguido "Fama"? ¿Quién créeis que era el mejor bailarín? ¿y el peor vestido?

Por cierto, "Bichos raros", aquel corto que hicimos allá por el 2006 aún participa en festivales, este jueves día 7 de mayo se proyectará dentro de la tercera final del Festival Rodinia, en Valladolid, en concreto en el Café Tacuba y a las 22h. Si conocéis a alguien de la zona, hacedselo saber, porque el premio se decide por votación popular.

Y sí, el estreno de "Mañana" es inminente. En el próximo post confirmo fechas.

3 comentarios:

Andrea dijo...

¿Y que me dices de la ropa deportiva brillante? Un dia vi a Marbelys (si te llamas Marbelys tienes que ser un poco hortera, va con el nombre) con un chandal color plata que brillaba.

Angela dijo...

JA JAJAJAJAAJA... Me ha encantado lo de la ropa tendida. Es cierto que andan muy colgados (como la ropa) con las superposiciones. Hoy lo he visto porque trabajaba en casa y Alcover iba monísimo con su gorra ladeada colocada sobre el afro también como caída del cielo. Parecía Ken Bronx.

A mi me ha encantado la coreografía que ha hecho el Sergio éste hoy. Creo que el larguirucho ese ¿Quique? ¿Alex? es muy bueno. Y Vicky también.

A Mery y a Hugo no los puedo ver sin oír los helicópteros de los Charlies.

laesti dijo...

Sergio Alcover puede superponerse todo lo que quiera, incluso la propia cuerda de tender la ropa. Yo se lo perdono todo.