lunes, 16 de marzo de 2015

Corrupto el padre, buenorro el hijo

Birtney Spears, que es una visionaria, ya lo decía: "mama i'm in love with a criminal". Y el mundo entero lo entendió el año pasado cuando la foto de este milagro de la naturaleza (porque ser mulato de ojos claros es un milagro de la naturaleza) saltó a las redes.


Que el mozo en cuestión, Jeremy Meeks, fuera un criminal reincidente daba igual. Lo importante es que estaba bueno.

Pues hoy, amigos, amigas, amantes de la estética más allá de la ética, vamos a dedicar este post a otros hombres que son un guilty pleasure. Tienen buen envoltorio, pero por dentro... la cosa se pone fea. Y no porque sean delincuentes como Jeremy, que fijo ha tenido una vida más chunga que la de los niños de la cuarta temporada de The Wire. Hablamos de algo peor que ser un delincuente de poca monta. Hablamos de lo peor que se puede ser en un país que lleva en crisis desde que se muriera Michael Jackson: corrupto.

Como este chavalito al que descubrimos saliendo de visitar en la cárcel a su padre, Luis Bárcenas: Willy Bárcenas.

Que esa cara de niño bueno y esa camisa a cuadros no os engañen. En este video de la revista Vice cuyo peso vale oro, Willy destruye el "pues no está mal el hijo de Bárcenas" en cuanto abre la boca y defiende a su padre con argumentos irrefutables del tipo de "a mi padre lo acusan de hacer lo que hacen todos". 
Pero Willy no sólo es un pijazo madrileño de pura cepa, también tiene su punto bohemio. Por eso estudió cine en los Estados Unidos hasta que se dió cuenta de que no se le daba bien (vio que para dirigir cine hay que madrugar muchísimo) y descubrió su vocación por la música, que se ajusta mejor al rollo bohemio que a él le tira. Se juntó con dos amigos, uno de ellos nieto de Díaz Ferrán y fundaron un grupo de pop al que llamaron Taburete, que suena a banda de la movida, pero para nada. Su público son todos estudiantes de ICADE con ese pelazo tan propio de la Milla de Oro madrileña. Como una vez me dijo vetetúasaberquién, son muchas generaciones comiendo bien, y se nota.

Pero Willy no es nuestro único placer culpable. Les presento a Oleguer Pujol, milagro de la genética:

Oleguer tiene ese aire de intelectual catalán, de tomarse unos vinos en un coqueto bar del Borne con amigos arquitectos después de haber visto la última obra de Lluis Homar en el Teatre Nacional de Catalunya. Pero él es más del rollo Bárcenas, más de heliesquí en lugares inhóspitos, y por eso mismo exclusivos y carísimos. Porque los Pujol son una familia unida que delinque unida y Oleguer tiene 15 cuentas en paraísos fiscales y 90 millones de euros en el extranjero.

Last, but not least, Ramón Espinar, proclamado por Vertele como el contertulio más guapo de la televisión. 

Hijo de Ramón Espinar senior, político socialista y consejero de Bankia durante 7 años. Espinar junior es politólogo (en castellano normal, que estudió Ciencias Políticas) podemita (que me gusta a mí esa expresión que tanto usan en Libertad Digital, y que recuerda a los cenobitas de Hellraiser) y tertuliano en debates varios. El debate sobre si Espinar era el tertuliano político más atractivo se diluyó en cuanto se supo que su padre fue usuario de las tarjetas black de Bankia. Espinar jr ha trabajado como camarero y como teleoperador antes de dar el salto a los medios y da la sensación de que no ha sido ni beneficiario ni cómplice de los hechos de su padre, como bien explica ese grande que es Manuel Jabois en este artículo.

Y vosotros, ¿a qué hijo de corrupto le véis su aquel?, ¿no pensáis que Willy Bárcenas sería la pareja ideal de Tamara Falcó?, ¿actuará "Taburete" algún día en el Sonorama?

Continúo colaborando con Glup Glup, esta vez hablando de las mejores series de los últimos meses.

9 comentarios:

Juli Gan dijo...

Creo que el otro día el tal Ramón Espinar tuvo una bronca en ese bostezante programa sabatino de TeleCIRCO llamado "Un mundo Nuevo", aunque no lo presenta Karina eurovisiva sino Sandra Barneda una antipodemista total que tiene muy malas pulgas, por lo que me han dicho. (Ni loca pierdo yo el tiempo viendo ese truño). El combate de box...digo la tertulia amañada de ese "pograma" telecircense ha hecho subir enteros a este podemista (También creo que mola el nominativo). Bueno, ya tenemos otro buen mozo en política, que no todo va a ser Pedro Sánchez.

loquemeahorro dijo...

Entonces el tal Ramón Espinar no tiene nada que ver con los tejemanejes de su padre ni le defiende diciendo las chorradas que dice el vástago de Bárcenas?

Me imagino a sus padres mirándose a los ojos y diciendo "¿En qué nos equivocamos? ¿Qué hicimos mal para tener un hijo honrado y trabajador??"

Tamara me cae muy bien, no le deseo a Bárcenas Jr cerca.

Y sí, que la genética combinada de Jordi Pujol y Marta Ferrusolla haya dado como resultado un hijo alto y hasta pintón, es claramente un milagro.

Uno dijo...

Bárcenas jr. contando lo malote que puede ser me recuerda a Fran Rivera aburriendo al mundo con sus "locas aventuras" de estudiante en USA. Lo pijo es como lo andaluz o lo catalán una unidad de destino en lo universal. Y si no que se lo digan a Oleguer. A mi si me ponen Olegario también me hago catalanista y lo universal lo pongo destino a Andorra.
Desconocía a Ramón Espinar pero como no se explican muy bien no tengo claro que tal los podemitas y el sexo. La que es meridiana es Britney. Cómo la comprendo.

Esti dijo...

Juli, Espinar gana puntos cada vez que mira mal a Sandra Barneda, a la que tengo muchísima manía y eso que ni siquiera me he leído ese libro de 600 páginas que la muchacha ha escrito.

Loque, yo me imagino una historia más trágica, con divorcio detrás y Espinar senior quemando la tarjeta black con su nueva novia más joven que su hijo.

Uno, a sus pies estoy después de leer eso de "lo piso es como lo andaluz o lo catalán, una unidad de destino en lo universal". Y a Fran Rivera le deseo algo cruel: una calvicie, por ejemplo.

laesti dijo...

Donde dije piso quería decir pijo.

Charly Hell dijo...

A todos estos les daría yo una azada, y tras una breve explicación de qué es y cómo se maneja (seguro que ninguno de ellos ha visto una en su vida) les pondría a cavar olivares como hacía mi padre. Y después les daría con el astil en el lomo hasta que se partiera.
Y con sus progenitores seguiría el mismo procedimiento punto por punto.

Por cierto, el hijo de Bárcenas, no os recuerda a una versión juvenil de Colin Firth?

Calamarin dijo...

El hijo de Barcenas me pone enfermo... Y yo también pienso que debería mantener sus rancias manos lejos de ese mito y ejemplo para la juventud española que es Tamara Falcó, no hay ningún hombre a su altura, espero que definitivamente se de cuenta e ingrese en algún convento al refugio divino de Dios y se case con él como buena monja... Esa sí que sería la boda del año.

el convincente gon dijo...

Yo voy a comentar tu otro artículo, el de las series.

Ya he visto 'Happy Valley' (gracias por el empujón) y me ha gustado mucho, aunque me parece (SPOILER) que a veces se pasan un pelín, solo un pelín, con la heroicidización (toma palabro) de la prota. Vamos, que si la tía hubiese sido más terca todavía y no hubiera pedido perdón todas y cada una de las veces que mete la pata, tampoco habría pasado nada.

'The Affair' la he visto como hipnotizado, pero no hipnotizado por la serie misma, sino más bien como si tuviese grabada una orden posthipnótica para obligarme a verla. No puedo decir que me haya gustado, en algunas partes incluso me he aburrido, pero la he visto entera y a buen ritmo y eso es bastante más de lo que puedo decir de muchas otras series consideradas mejores casi unánimemente.

'Jane The Virgin' empecé a verla pero la he dejado aparcada. Esas tramas de ahora sí, pero ahora no, pero ahora sí otra vez... me cansan un poco.

Sorokin dijo...

La verdad es que no estoy demasiado al tanto de la vida en Madrid, así que no tengo nada que decir sobre esta interesante entrada, pero ¿Sorokin quedarse callado? ¡Ni patrás!, así que iba a hacer un comentario inverso: "macizo el padre, corrupta la hija", pensando en Tony Curtiss y su hija, pero ¡rayos! me había liado, porque la corrupta Claire Underwood de "House of Cards", no es la hija de Tony, como yo creía (Estaréis de acuerdo que se parece a Jamie Lee Curtiss), sino, ni más ni menos que la ex de Sean Penn. Toma ya, lo que aprendo haciendo comentarios insulsos sobre temas que no domino.