jueves, 10 de mayo de 2012

El túnel del tiempo del H&M

Dejad de jugar al Apalabrados en vuestros Smartphones, de apuntaros a cursillos para aprender a hacer cupcakes o de bajaros la última temporada de "The killing". Nada de todo eso existe en realidad, porque no estamos en el 2012, no os engañéis, estamos en 1994.

No lo digo yo, lo dice el H&M:


Look ideal para ir al concierto de Technotronic en la sala Apolo.

Esta foto la hice antes de ayer en el escaparate del H&M de Preciados, momento en el que ha debido abrirse un agujero espacio temporal (en Regreso al futuro se hacía con un coche, en el 2012 los agujeros temporales los hacen los escaparates del H&M) porque también he visto a Jon Secada y a los Inhumanos actuando en la tele. Y cantando "otro día más sin verte" y "me duele la cara de ser tan guapo", ¡pero es que también he visto a Ramón García presentando un concurso! 

Asustada estoy, ¿qué será lo siguiente?, ¿volverán a protagonizar grandes éxitos taquilleros Steve Gutenberg y Kelly MacGillis? ¿Sacarán nuevo disco Nick Kamen o Martika? ¿Volverán a abrir el Sepu?, ¿y el Madrid Rock?

Está claro que todo vuelve, más que nada porque es más fácil reciclar que partir de cero pero, ¿en qué punto da ese salto extraño nuestro cerebro por el que lo que antes era una grandísima horterada de repente se convierte en algo entrañable y encantador?

Nochevieja 2011, casa de unos amigos en un pueblo en el culo del mundo y/o en el quinto pino y/o donde Cristo perdió la zapatilla. Nos ponemos a buscar videos en youtube para hacer una lista con la que bailar por la noche. Y vemos esto:


Y, tras descubrir que todo el mundo se sabía la canción de memoria (no nos acordaremos de la tabla periódica, los afluentes del Ebro o los huesos del cuerpo humano, pero de la letra de "tu piel morena", sí), entramos en una espiral de nostalgia y mal gusto por el que acabamos creando una lista con hits como éste, ésteéste otro.

Sí que es poderosa la nostalgia que es capaz de transformar unas canciones más malas que el karma de Encarna Sánchez en clásicos. Pero quién sabe, puede que cuando seamos unos abuelitos la serie más cool de la tele sea una de agentes publicitarios en los 90 y nos parezcan el colmo de la sofisticación las hombreras, las camisas de leñador y el eurodance. Yo sólo espero que no vuelvan a ponerse de moda las camisas estilo Príncipe de Bel Air, porque hay limites para todo, hasta para la nostalgia.

Y vosotros, ¿qué cosa hortera y sonrojante de los 90 recordáis con cariño?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pública y anónimamente admito que a mí me gustan más los gremlins ahora que de crío. Aunque creo que es de los 80...

laesti dijo...

Anónimo, yo tenía unas zapatillas de Gremlins cuando era pequeña. Ni te cuento qué cara ponían los vecinos cuando me veían bajar la basura con mis zapatillas.

loquemeahorro dijo...

Es verdad que la nostalgia hace que cosas que odiabas en su momento, ahora hasta te gusten.

En mi caso, Spandau Ballet (vale, son de los 80), que me parecían unos horteras y ahora, sigo pensando que son unos horteras, pero no los odio a muerte, y hasta puedo oír una canción suya (más o menos) entera.

Pero "Un día más sin verte", ah, no, por ahí no paso.

Amiga R. dijo...

La nochevieja de 2011 marcó un antes y un después en lo que a recopilación de vídios musicales se refiere, mari.

Dicho lo cual... yo de los noventa echo de menos los chicles boomer. Recuerdo una vez que intenté meterme un kilométrico entero en la boca... Ya no se hacen chicles como los de antes!

También echo de menos unos pantalones pirata que tuve. Pero pirata, pirata. Con cordoncillos en los lados y de un color muy "vacontodo". También es verdad que yo entonces era delgada... Ains... (suspiro)