lunes, 13 de febrero de 2012

Querida pretendienta 212,

En primer lugar, perdóname por dirigirme a ti como si fueras un número. Ya me lo dice la psicóloga del penal, que debo ver a las mujeres como seres humanos, no cosificarlas, porque si no, a la mínima, me las cargo, que no es cosa mía, sino por este síndrome que padezco, que ella dice que tengo que ver mi psicopatía como un síndrome, no como una manera de ser. Pero otro día con más confianza ya te contaré las sesiones con Miss O'Shaughnessy.

El caso es que desde que salí en “Crímenes imperfectos” me han estado escribiendo un montón de mujeres. La mayoría son unas gordas de pueblos del medio Oeste, con hijos de varios matrimonios, que trabajan en un diner, llevan uniforme y plaquita con su nombre...


...y que siguen buscando el amor pero ya se han enrollado con todos los hombres de su pueblo y optan por cosas más radicales, como escribirme a mí. Todo esto ellas no lo cuentan en sus cartas, pero me mandan fotos de modelos que salen en la primera página del google cuando buscas “tía buena”, y claro, he deducido que cuando contaban que eran universitarias de 25 años cansadas de la superficialidad de los jugadores de fútbol, era una trola. Lo he deducido porque yo soy un tío muy listo. Que por algo soy psicópata.


Tú perteneces al selecto grupo de las que no han enviado la foto falsa de una modelo. Es más, no has mandado foto, y te digo desde ya que quiero una foto. Que de alguna manera tengo que hacer criba entre las 53 candidatas que no parecéis camareras del medio Oeste. Pero ojo, mándame una foto tuya real, que soy listo y tengo mucho tiempo libre para buscarte por google. No me mientas, que tengo muy poca tolerancia a la frustración y luego me cabreo y Miss O’Shaughnessy se da cuenta y me manda hacer el test de Rorschach otra vez:



Mi padre matando a mi madre. Mi madre matando a mi padre. Mi vecino de Connecticut matando a mi madre. Mi padre matando a mi vecino de Connecticut…


Por supuesto yo le digo a O’Shaughnessy que veo mariposas y abetos, que no soy tonto. Soy muy listo. No sé si te lo había comentado.


Respecto a la vida en el penal, es básicamente un aburrimiento. Me paso el día en la celda menos cuando toca patio, comedor o sesión con la psicóloga. Estoy por apuntarme al coro por hacer algo. Al final las peleas entre la nación aria y los dominicans don’t play se agradecen. A veces los demás les picamos, y decimos a Gunther Von Ribbentrop que Bruce Lee López ha dicho que los arios la tienen pequeña y ala, bronca y espectáculo seguro en el patio. Esto no es ni como “Prison Break”, ni como “Cadena Perpetua” ni como “Brubaker”. Es más como la tercera temporada de “Me llamo Earl”, ¿te gusta “me llamo Earl”?

Espero tu contestación, y tu foto (no te olvides de la foto).


¿Es verdad que en España las mujeres vestís de flamenca y los hombres de matador?, he oído que Barcelona es un pueblecito de pescadores encantador y me encantaría ir a las fallas de Semana Santa, cuando quemáis a los santos.


PD: La tortilla de patatas me gusta con cebolla, tostadita por fuera y tierna por dentro, pero nunca cruda.

4 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Creo que ya sé en qué momento le dio por matar a gente, no fue por el síndrome ni por el asesinato de sus padres, fue porque vio "Misión Imposible 2"

Le ha pasado a mucha gente.

Amiga R. dijo...

Mari... creo que es un partidazo. Le veo un lado tierno muy marcado, pero se empeña en parecer un tío malote porque cree que así se liga más. Por eso mata: es una pose.

¡¡VIVA EL AMOR!!

laesti dijo...

Loque, creo que en el código penal ya está puesto haber visto "Misión imposible 2" como eximente en caso de homicidio.

Erre, me encanta tu teoría de que mata por pose, como quien lleva chupa de cuero y moto, pero claro, eso ya está muy visto y hay que innovar.

Claudia Hernández dijo...

Al menos tenéis una cosa en común, no queréis fotos falsas, que eso es ya un buen comienzo.
Saludis