lunes, 20 de febrero de 2012

Maldito rap

Creo que la de ayer fue de las mejores galas que he visto de los Goya. No sólo porque estoy de acuerdo con casi todos los premios y por esa gran Eva Hache segura, suelta, que se notaba que se lo estaba pasando pipa, sino también por la cantidad de modelazos que se vieron... pero (siempre hay un pero), ¿qué necesidad había de hacer ese rap que quería ser gracioso pero no lo era?

Me recordó este gran momento de "Qué fue de Jorge Sanz":



Y ahora, amigos, si no habéis ido a ver "No habrá paz para los malvados", id. Pero ya vale de hablar de cine. Modo intelectual off, modo mariquita mala on.

Ya llevo unos cuantos posts dedicados al género de la alfombra roja y me he tragado no sólo la ceremonia, sino la llegada de todos los famosos y, nenas, me lo he visto todo. Es lo que tiene estar constipada, que tienes la excusa ideal para quedarte en casa viendo la tele con tu manta. Así que, para organizar tanta información, vayamos por secciones:

Bótox

El mejor amigo de la actriz de cuarenta y tantos, que no quiere pasar la peligrosa barrera que va de interpretar a mujeres independientes, sin hijos y protagonistas de películas a madres de adolescentes en series de televisión, es el bótox. Pero pasarse (o quizá engancharse) es un riesgo. Belén Rueda está ahí, ahí; Melanie Griffith está intentando recuperar algo de la expresividad perdida y Victoria Abril está retocada, pero bastante bien, se parece a sí misma en los 80, época de donde debió sacar el vestido plateado que lucía.

Error
¿A qué me refiero con error? Pues a la chaqueta verde de Daniel Sánchez Arévalo, por ejemplo. O a cosas como que vayas de arriba abajo ideal, pero ideal-ideal-ideal, y luego poses con este aire de "me duele la cara de ser tan guapa". Error.

Idealísimas iban Elena Anaya e Inma Cuesta pero luego metieron la pata. Error esa paloma pegada a una collar de perro que llevaba Elena y el peinado de Inma fastidiaba un poco su aspecto general (o outfit si tenéis el lunes con el fashionista subido). En cuanto a Pilar López de Ayala, dijo en la entrada a la alfombra roja que había pedido ayuda a un estilista para elegir qué ponerse. Pilar, despide a ese estilista.


Entre los mozos, no sólo Sánchez Arévalo metió la pata. Los nuevos cortes de pelo del bellísimo Álex García y de Daniel Brühl no les favorecían demasiado. Aunque a mí esa pinta que tiene Brühl de a veces parezco un niño bueno, a veces tengo pinta de nazi, me gusta, qué queréis que os diga.

Espantos
En toda alfombra roja que se precie siempre hay algunas meteduras de pata clásicas. Embutirse en un vestido que no es de tu talla (o hacerse un Terelu Campos), enseñar más de lo que deberías (o hacer un Paz Vega) o elegir un vestido que te echa años encima, que es lo que hace cualquier estrella Disney que se acerca a los 18 años y quiere dar el salto de la tele al cine. Esto último les ha pasado tanto a Alba García como a Anne Igartiburu:
Pero elegir un traje que te echa años encima no es gran cosa. Hay meteduras de pata peores, o si no, que se lo digan a Ingrid Rubio, que ni ir de la mano de Unax Ugalde (modo cotilla on: ¿son novios estos dos?) la ha salvado de la quema, ¿de qué material está hecho su vestido: polipiel, látex, imitación de cuero?

Siempre hay alguna envuelta para regalo en vez de vestida en condiciones como Leire Martínez, la de la Oreja de Van Gogh (que es novia de Antonio Velázquez, al que vi una vez por la calle y está tremendo, aprovecho para decirlo). Además, ese moño tipo tupé no ayudaba nada. Macarena Gómez llevaba puesta una mosquitera de esas que se usaban en "Memorias de África" y se venden en el Ikea por 10 euros, no tanto para protegerte de los mosquitos como para dar un aire colonial a tu hogar. Last, but not least, Melanie Griffith que iba de madrastra de Blancanieves, con ese cuello a lo Juliette Binoche cuando le dieron el Oscar, más unas flores cosidas al buen tuntún por los bajos de la falda y un bolso dorado muy del estilo de cualquier madrina de boda.


Aciertos
Como que Quim Gutiérrez ha hecho muy bien en dejarse el pelo largo, que oculta sus orejas de soplillo. También muy divinas iban María León y Toni Acosta y, creedme, no iban de negro, iban de azul noche, pero las fotos engañan. Nadia de Santiago (pese a que al entregar el premio a "The artist" se trabó con el apellido del director Hazanavicius), Michelle Jenner y Goya de Toledo también iban monísimas.

El color champagne y los brillos triunfaron por todo lo alto, o que se lo digan a María Valverde y Blanca Suárez, guapérrimas. Salma Hayek, que en general a mí me parece un pelín vulgar, iba elegantísima de color granate:


Incógnitas
¿Por qué Marisa Paredes siempre está tan nerviosa en los Goya?, hasta cuando no es presidenta y sólo tiene que decir cuáles son las nominadas a mejor actriz revelación y está tan nerviosa que sólo dice nominadas a revelación, ¿revelación de qué, Marisa?

¿Por qué tenía cara de acelga constante el ministro de cultura?, ¿por qué el discurso del presidente de la Academia de cine es siempre tan largo?, ¿y si dejan de dar tooodos los años el goya a mejor música a Alberto Iglesias?, ¿por qué todos los galardonados como mejor actor secundario pasan 10 minutos de reloj agradeciendo a toda su familia, conocidos y hasta amigos de las redes sociales?

Y, sobre todo ¿por qué los periodistas son incapaces de hablar de los goya sin decir que son "la fiesta del cine español" o que las estrellas brillan "con luz propia"?

Y la incógnita más gorda de todos, ¿quién fue la más elegante de la noche?

8 comentarios:

Carabiru dijo...

No pude ver la gala, así que estaba esperando como agua de mayo tu crónica.

Has sido más buena que otras veces o sólo es cosa mía que tengo ganas de sangre?? xD

Me gusta mucho el vestido de Salma Hayek, y la de la foto de al lado de Igartiburu... ¿sólo a mí me parece que ese vestido la hace parecer gorda?

Escrito por dijo...

A mí me gustó la que ganó el Goya a mejor diseño de vestuario por Blackthorn, que llevaba una chaqueta abierta por la espalda. Las demás, con sus vestidos de princesitas, me aburren un montón... Y, oh, vaya, no coincidimos en casi nada este año, porque el traje de Elena Anaya me gusta sobre todo y gracias al pajarraco... si no, hubiera sido más de lo mismo.
Me gusta el color del vestido de Salma, pero esas mamas apretujadas y huyendo por arriba, no me parecen elegantes, querida. Aunque yo le daba.

Claudia Hernández dijo...

Ah, la verdad es que no he visto los premios, pero la verdad este año el cine español no tiene mucho de dónde rascar... como casi todos los años.

No he visto la peli que ganó pero me han hablado muy bien de ella.
En cuanto a la mejor actriz, vamos a ver, todas son bastante normalitas en el mejor de los casos, así que no hay nada para tirar cohetes. El de Coronodao, todos coincidían. Es un excelente actor, sin duda.

Lo de Alberto Iglesias es que es simplente un crack, no creo que haya tantos nominados al Oscar como él.

En cuanto a los vestidos, totalmente de acuerdo con tu elección y tus opiniones (me quedo con las ganas de más). La pobre Pilar López A. por más Nina Ricci que fuera debo decir que es uno de los más espantosos junto al de Melanie. El de Leonor Waltling con el estilismo y todo la hacía ver mayor también. Y Lucía Jiménez... qué horror. La Mar Saura estaba muy a lo Angelina, perfecta, igual la Goya Toledo.

SaLudos ¿habrá segunda entrega?

Lidia dijo...

No entiendo lo de Pilar López de Ayala, lo de Belén Rueda, lo de Victoria Abril, lo de Ingrid Rubio, etc... No, no entiendo nada.

De los chicos, también había algunos que era para matarlos.

No creo que sea tan difícil, a lo mejor no vas espectacular, pero de ahí a ir horroroso/a va un paso.
Ah y estoy de acuerdo en el comentario de Escrito.
Besotes

laesti dijo...

Biru, sí, el vestido le engordaba a la moza.

Escri, a Salma le pasa lo que a Christina Hendricks, que con ese pedazo de delantera o se apretuja o rebosa, pero tanta masa no se puede ocultar. Y lo difícil es no parecer choni, y no lo parecía.

Claudia, ¿segunda entrega? que dentro de nada son los Oscar y... ¡los razzies!

Lidia, si todas fueran como Goya Toledo sería un coñazo. Hacen falta las Bimba Bosé, Victoria Abril, Tilda Swinton, Helena Bonham Carter...

loquemeahorro dijo...

Yo algunos trozos de la gala incluido el premio de Elena Anaya y no paraba de pensar "¿Qué le ha anidado a la pobre en el cuello?"

A la Igartiburu le pasa como a Heidi Klum ¿no? Vamos que las invitan por que....

Leonor Waitling, madrina de boda, ha pensado "soy guapísima, todo me queda bien".

La morenita esa de Aguila Coja, horrenda, de pies a cabeza, el pelo, el escote ese, la cara de pavisosa...

Victoria Abril es que ahora trabaja con La Cubana, e iba haciendo una performance, digo yo.

Carabiru dijo...

Estoy en shock, acabo de ver los guantes de la Coixet y no puedo con la vida, los de antes y los de después...

Y Lucía Jiménez, otra a la que el vestido la hacía parecer gorda con avaricia.

El blog de tendencias de yahoo dice que Watling era de las más elegantes, pero estoy horrorizada, ni me gusta el vestido, ni el maquillaje ni el peinado.

Michelle Jenner es de las que más me haya gustado aunque el dichoso color nude no sea para nada de mi agrado.

laesti dijo...

Loque, desde el lado de mi cerebro que reservo a los datos inútiles, te digo que la Igartiburu ha hecho sus cosas de actriz, creo que hizo un cameo en una peli de Star Trek y todo. Vamos, que tiene un carrerón interpretativo casi tan amplio como Paula Vázquez.

Biru, el vestido de la Watling es bonito, pero demasiado tapado, como para alguien mayor que ella. Lo mismo, pero peor, le pasaba a Carolina Bang, que iba de viuda del siglo XIX.