lunes, 21 de septiembre de 2015

Estrellas sudadas y con el pelo encrespado

Qué sueño que tengo.

Anoche me sacrifiqué por todos vosotros y me quedé hasta las 2 de la mañana viendo la alfombra roja de los premios Emmy. Y viéndola por streaming, con una señal penosa pese a que era la que ofrecía la página de los propios Emmy. No, no tengo Yomvi, me estoy reservando para Netflix. De hecho espero su llegada mientras tacho los días del calendario y me muerdo las uñas.

A lo que iba, el streaming de la alfombra roja. Pese a tanto pixel, la cobertura que se ofrecía tenía su punto. Podías elegir entre varias cámaras: la de las entrevistas, donde ya sabes que el presentador va a preguntar (más a ellas que a ellos) por el diseñador de su vestido y poco más; la de la llegada en coche de los invitados; y la del photocall. Estas tres opciones te permitían ver a las estrellas en movimiento: con sus caras de aburrimiento mientras hacían la cola para entrar en el photocall; con sus problemas para andar cuando el vestido era demasiado estrecho; y con sus sudores... Porque cómo sudaban. Tanto que el entrevistador de "estás fantástica, Heidi, ¿de quién es este vestido?", acabó haciéndose con un ventilador de mano como éste y se lo pasaba a todos los invitados.

Así que no os fiéis de estas fotos, que por supuesto habrán pasado por San Photoshop y creedme, las caras de agobio, los sudores y los brillos en la cara de los actores eran evidentes. Son humanos, ¡son humanos!

Quizá ellas sean un poco menos humanas que el resto.

Entrevistadores de a pie de alfombra roja de los eventos. A vosotros me dirijo. No preguntéis sólo por el diseñador del vestido, preguntad también por el dietista/entrenador/cirujano o quien sea que haga que Jamie Lee Curtis y Christine Baranski tengan una pila de años y sigan así de estupendérrimas. Y ojalá ellas contesten, mientras sonríen a cámara: "es fácil, sangre de recién nacido para desayunar".

Los Emmy de este año han premiado a cascoporro a "Juego de tronos" una serie que yo, después de haber visto la friolera de 3 capítulos, no comparto. Me recuerda a "Roma" en su estructura de: secuencia de complot - secuencia de polvo - secuencia de pelea - desnudo frontal - bla,bla,bla - violación anal - otro complot... y así sucesivamente. "Roma" al menos hablaba de la historia, de Julio César, de Cleopatra, de cómo era la vida y la manera de pensar en aquellos tiempos remotos. "Juego de tronos", pour moi, es una especie de "Señor de los anillos" pero con tetas y culos. Los Emmys no están de acuerdo y la han premiado como mejor drama, mejor guión y mejor actor para Peter Dinlage (aka el enano de los Lannister).

Peter Dinklage podría estar escondido debajo de cualquiera de estos vestidos.

La bella señora de en medio es Lena Headey, una de las actrices de Juego de Tronos. Aquí la veis glamourosa y estupenda pero yo, que la vi en movimiento y esperando al photocall os digo que:
a. ¡sudaba!; b. estaba mascando chicle y c. tiene unos tatuajes enormes y dignos de tronista de MHYV en la espalda.

En cuanto a las otras dos actrices, la de la izquierda es Maggie Gyllenhaal, esa falsa guapa que mañana te la encuentras, qué sé yo, en el Dia haciendo la compra, y  nadie sabe que es actriz de Jolibú. La de la derecha es Elizabeth Moss, aka Peggy en Mad Men. Actriz maravillosa y que no sabía yo que fuera íntima amiga de la Infanta Elena, que le prestó el vestido de capote de torero.

Otra de las series premiadas fue "Olive Kitteridge". Injustamente olvidada en los Globos de Oro, esta vez se llevó el galardón a mejor actriz (Frances MacDormand), mejor actor (Richard Jenkins), mejor actor de reparto (Bill Murray) y mejor mini serie. Por la alfombra roja estaba otra actriz de la serie, nominada, aunque no se llevó el premio: Zoe Kazan. Y cuál fue mi sorpresa al ver que: A. el novio de Zoe es Paul Dano ("Pequeña miss Sunshine", "Prisioneros") y b. ¡¡¡que los dos tienen más de 30 años!!! Pero esta foto, pese al efecto moaré del vestido de Zoe, no les hace justicia. Es mucho mejor verles en su salsa, en Sundance, en Tribeca, en conciertos de grupos que todavía no existen o tomando un café con mocca en Portland.

 En el universo hay satélites más pequeños que la cabeza de Liev Schreiber.

Continuamos con las parejas talentosísimas. A la izquierda, Claire Danes (Homeland) y Hugh Dancy (Hannibal). Él está más guapo cuando lleva el pelo más largo, pero se lo perdono. A la derecha, Naomi Watts y Liev Schreiber. Desde aquí os lanzo un desafío: un sugus de piña para el que sepa cómo se pronuncia Schreiber. ¿Chraiber?, ¿Shaibar?, ¿Cheiber?

El premio a mejor comedia se lo llevó "Veep". Una alegría, aunque sólo sea por dejar de premiar a la sobrevalorada "Modern family", que sí, que está muy bien, pero no hace falta que le den un premio cada año. O a esa comedia que no hace gracia, "Transparent". La diferencia entre comedia y drama es muy discutible, así consideran a "Empire" un drama. Una serie en la que pasan este tipo de cosas, ¿no será más bien una parodia?

La grandiosa Taraji P. Henson (Cookie Lyon en "Empire") estaba nominada como mejor actriz de drama por esta serie y, dominada por su personaje, posó tal que así:

La de la izquierda es Lady Gaga, sí. No se puso su primera opción de la noche: un vestido hecho de tiras de bacon, porque hacía demasiado calor y se iban a freír en directo.

No hay alfombra roja sin vestidos negros, tan socorridos ellos. Y así iban Lady Gaga (que no es que se colara, es que es una de las actrices de "American Horror Story"), Julie Bowen (Modern Family) y Taraji P. Henson.

Además de hacer justicia con "Olive Kitteridge", los Emmy de este año también hicieron justicia con ese actorazo que es Jon Hamm. Le habían nominado hasta el infinito por su papel en "Mad men" y sus colaboraciones en "30 Rock" y, por fin, este año se lo dieron. Jon se arrastró (literalmente) a recogerlo y se marcó un discurso de esos tan típicos de gracias al equipo, a mis compañeros, a la cadena... pero se lo marcó con esa voz que Dios le ha dado y nos parece a todas muy bien todo.

Su hija en la serie, Kieran Shipka, tiene más glamour del que voy a tener yo en toda mi vida. Arriesgó con lo que yo pensaba que era un vestido cuando la vi en una de las entrevistas de la alfombra roja. Ahora la veo de cuerpo entero... ¡y resulta que el vestido es un pantalón! Aún así me gusta mucho, es diferente, al menos no parece del catálogo de Pronovias.

Morena Baccarin (que esta muchacha se llame Morena, es como si yo me llamara Blanca, una redundancia) optó por ponerse un salto de cama muy Joan Collins en "Dinastía".

Y llegamos a lo mejor. Que, por supuesto, es lo peor. Si ir de negro es la manera de asegurarse ir elegante, ir de amarillo Bob Esponja es la manera de asegurarse ir hecha una hortera. A las pruebas me remito:

Heidi Klum cada año que pasa se acerca más a convertirse en la Ana Obregón de Jolibú. Ya sabéis que ella no se pierde una, pero al menos a estos premios tiene sentido que acuda ya que lleva la friolera de 14 temporadas presentando un programa de televisión de moda. La mujer vestida con la bandera de Asturias es la actriz de "Orange is the new black", Danielle Brooks.

¿Y quiénes fueron las más elegantes?

No vais a estar de acuerdo conmigo, pero es que yo ya estoy un poco harta de los vestidos negros y los modelitos de princesa Disney.


Ellie Kemper ("unbreakable Kimmy Schmidt") y January Jones (Mad men) luciendo vestidos que se salen un poco de lo habitual. De hecho, el de January ni siquiera es un vestido. También es cierto que January está mona hasta cuando baja la basura en su mansión de Malibú, pero ella, como todas las estrellas que anoche sudaron como pollos, también es humana. Aquí la prueba, el día que la pillaron marcándose un paseo de la vergüenza.

Y vosotros, lectores de mis entretelas, ¿a quién elegís como más elegante de la noche?, ¿Liev Schreiber se pronuncia como si estornudaras?, ¿reconocíais a las actrices de "Orange is the new black" sin su uniforme naranja?, ¿es "Empire" un drama ambientado en el mundo del hip hop o simplemente un desmadre?, ¿habéis visto "Unbreakable Kimmy Schmidt"?, ¿no?, ¿a qué esperáis?

8 comentarios:

Galahan dijo...

Morena Baccariiiiiiiiiiinnnnn!!!!

Ya, gracias. Era necesario.
Es la sosa más mona del panorama.

Echo en falta a Christina Hendricks en el post, pero me ha encantado la crónica. Podía imaginar los sudores bajando la espalda incómodamente. Jar!

A mí Juego de Tronos me gusta, pero tampoco la veo como para petarlo tan locamente y menos en esta temporada en concreto. Pero yo que sé.
Eso sí, como te decía, dices que es "El señor de los anillos pero con culos y tetas" como si fuera algo malo!! :D
Es la sublimación!!

Uno dijo...

Te perdono, no sin esfuerzo, todos los improperios que diriges a Juego de Tronos. ¿3 capítulos? "You know nothing, Jon Snow", que decía la salvaje.
Echo de menos a Hamm en la alfombra. Irreconocibles las chicas Mad men. Jamie Lee Curtis, la pobre, siempre que la veo me acuerdo de lo monos que eran sus padres. Debe ser horrible vivir con eso.
Sin duda el premio de la alfombra se lo ha llevado Naomi Watts : ese pedazo de -toma nota- Schraiber.

Juli Gan dijo...

Me hago vieja. Me aburrí viendo juego de tronos, primer capítulo; me aburrí viendo sense 8, primer capítulo. No sé que me pasa con las series, pero tengo una época anti muy acusada. Como yo no he visto la gala, te agradezco que nos la describas.

Ah, voto porque Shcreiber se dice "Esxxxraiber" (Pronunciando la ese como si fuéramos Rajoy). ¿Y no se podía apellidar Escribano, que es lo mismo?

el convincente gon dijo...

Yo creo que con 'Juego de Tronos' acabará pasando algo parecido a lo que ha pasado con 'Perdidos': cuando termine y la gente deje de estar enganchada al "qué pasará", irán apareciendo más y más espectadores desencantados de la serie. A mí, de hecho, me parece que tiene un nivel bastante alto de rollo patatero (me aburro con la mayoría de los diálogos) pero la sigo viendo porque sé que periódicamente meten sorpresas y porque quiero saber qué pasa con los personajes.

Por cierto, la abanderada de Asturias me parece una actrizaza enorme, tan grande como la cabeza de Schrieber.

laesti dijo...

Galahan, entiendo tu pasión morena por Morena (dum-dum-chás), con lo guapa que es puede ser sosa y hasta la madre de la adolescente petarda de "Homeland".

Uno, Jon Snow es otro falso guapo (como Maggie Gyllenhaal, porque toda la belleza de la familia se la ha quedado Jake, ay Jake, que me gusta a mí Jake) y es aún más soso que Morena Baccarin. Le podrían dar el premio al actor/trozo de chopped ex aecquo con James Franco.

Juli, a mí me pasa al contrario, ¡ya casi no veo películas!

Gon, la abanderada de Asturias y todas las actrices de Orange is the new black (que había un buen montón en los Emmys de anoche) son lo más. Me encanta ese casting en el que hay de todo: bellezones, chicas normales, tías feas de solemnidad, mujeres mayores... Basta ya de tanto menor de 25 años buenorro.

Claudia Hernández dijo...

No decepcionas, siempre dándolo todo en estos saraos.
1- Jamie Lee C. sigue estando absolutamente fabulosa.
2-No me gusta Juego de Tronos (muy bien has descrito su estructura)
3- ¿Qué le pasó a Naomi Watts?
4- El nombre del marido se pronuncia más o menos: eschraibær (con la r debilitada), es "escritor en alemán".
5- La "niña" de Mad Men es fantástica, me encanta lo que lleva.
6- Heidi, esa que no se pierde una, gracias por traerla, una vez más.
7- Quisiera verme igual de guapa que January Jones, incluso borracha.
8- Totalmente de acuerdo con los vestidos que elegiste.

deWitt dijo...

Como Uno, te perdono todos los improperios a Juego de Tronos. Yo, que como sabes, soy muy de drama en blanco y negro y de drama queen en technicolor, he caído rendido contra todo pronóstico. Compararla con Roma me parece un pelín desproporcionado, pero no te lo tendremos en cuenta dadas tus buenas dotes para la retransmisión de las alfombras rojas.

Casi lloro de emoción al leer que Heidi Klum tenía justificada su asistencia.

Me quedan mil y una series por ver, pero the winter is coming... ;.)

loquemeahorro dijo...

Gracias, de verdad, gracias, lo necesitaba.

Morena cómo-se-apellide es una mujer muy guapa. Actriz, no, pero guapa sí. Así que para qué quiere más en este mundo.

Jaime Lee Curtis me cae estupendamente, si me dijera que bebe sangre de cachorro de oso panda por las mañanas, creo que podría llegar a justificarlo. No sabría explicar por qué.

Scandal no es un drama, como parodia sí podría colar, pero directamente es un culebrón y de lo más delirante. Lo vería si no me pusieran tan nerviosa las dos canciones esas que cantan todo el rato. ¿¿Cómo?? Que son más de dos? ¿De verdad? ¿Son distintas? ¡¡Venga ya!!

Ah, y que creo que soy la única que no sabía cómo se pronunciaba el apellido del marido de Naomi Watts. Para mí es eso que iba a sustituir a Grisom y al final, no.