lunes, 29 de junio de 2015

No hay peor palabra que feminazi

Croqueta.

Pocas palabras te transportan de inmediato a un mundo de felicidad como CROQUETA.

Croqueta, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Cro-que-ta.

(Se dice que el primer borrador de "Lolita" de Nabokov era, en realidad, la historia de un profesor gordo con bulimia por culpa de las croquetas de boletus).

Del mismo modo que hay palabras bellísimas, hay otras que te transportan al mal. Es el caso de "feminazi" ¿Hay palabra más fea? Se empezó a usar en los 90, en Estados Unidos, para referirse a las feministas que además eran activistas a favor del aborto. Por supuesto, era un uso peyorativo que partía de la base (en fin) de que estas activistas lo que querían era que se practicasen cuantos más abortos, mejor.

La palabra tardó lo suyo en llegar a la piel de toro, pero una vez que ha llegado, lo ha hecho para quedarse. Y es que, por mucho que Edurne (la de Eurovisión, aquella que cantó "devuélveme el alma en pie, devuélveme el amanecer", sea lo que sea lo que eso signifique) se empeñe, feminista y machista NO son sinónimos.

 Edurne, postulándose como perfecta Ministra de Igualdad en las páginas de Mujer Hoy.

Así que el pueblo, la ciudadanía, Essss-paña necesita una palabra con la que insultar a las feministas "radicales". Y qué mejor que "feminazi" para eso.

¿Y qué es lo que hace una malvada feminista radical?, ¿manifestarse con las tetas al aire porque si se manifestaran vestidas jamás las sacarían en los telediarios? Uh, qué cosa tan tremenda, anárquica y escandalosa, manifestarse en bolas... Si hasta en el Teatro Real ha habido desnudos... ¡e integrales!


Seguro que Edurne piensa que una feminista y una feminazi son, como bien ha explicado en las página de Mujer Hoy, unas tipas muy extremistas que apartan a los hombres (esa minoría castigada en nuestra sociedad: el hombre heterosexual) porque son malos, así, en general. Ajá. Más allá de que ésta sea la típica declaración de "uy pregunta delicada, no te mojes para no quedar mal" que acaba siendo todavía peor, también demuestra algo que piensa una gran parte de la población: que el feminismo es un exceso. Y es que hay ciertas cosas que, a base de repetirse mucho, parece que son ciertas. Como eso de que el truco de belleza de las modelos es dormir 8 horas y ser felices. Pues lo mismo pero con que machismo y feminismo son la misma cosa. Y no. Mirad la RAE, copón, que no cuesta tanto. Machista (de macho, no de hombre, ojo) es el que considera que el hombre es superior a la mujer y actúa en consecuencia, feminista (de femenino) es aquella que cree que hombre y mujer son iguales y actúa en consecuencia.

Éste no es el único concepto que, a base de repetirse cual mantra, hasta algunas mujeres se creen. También está el de "las mujeres tienen un cuerpo más bonito que el hombre". Puede parecer algo inane, sin importancia. El gusto es muy subjetivo, hay gente a la que le gusta esta rotonda, por ejemplo... Pero tiene su trascendencia. Significa que una de las cualidades femeninas es la belleza que, por el hecho de ser mujer, eres más bella. Se te juzga por tanto por tu aspecto y lo que eso conlleva (juventud, resultar agradable, esforzarse por mejorar tu aspecto físico...). ¿Cuántos minutos al día, horas a la semana, días a lo largo del año emplea una mujer en estar "presentable" para ir a la oficina mientras que su compañero de sección se lava la cara y ala, listo?, ¿en cuántos libros el protagonista se enamora de la chica en cuanto la ve, por su belleza? Sabiendo, como sabemos, que la belleza es algo cultural, ¿no habremos aprendido con los siglos que las chicas lo que tenemos que ser es guapas?

El icónico cartel de Guerrilla Girls, que tuvo su exposición en el Matadero hace unos meses.

Pero más allás de las frases-mantra, también hay aspectos más escurridizos, que forman parte de nuestra forma de pensar. Es raro el telediario donde no se habla de una mujer muerta a manos de su pareja. Hay incluso casos en los que la pareja mata a los hijos (de ella o de ambos). Ante una tragedia así uno imaginaría una reacción social en bloque, a favor de la víctima y en contra del criminal.

Pues no.

Siempre hay alguno que mira con sospecha a la mujer que "algo habrá hecho". Quizá, por ejemplo, ha metido ella en su casa a un "noviete" que ha resultado ser un monstruo, ¿culpa de él? Pues no, culpa de ella, por no fijarse:
Carta real como la vida misma, publicada en las páginas de "La opinión de Málaga".

Igual que esas ramas de la homeopatía y la supuesta medicina alternativa que culpan a los enfermos de cáncer de su enfermedad. Como en realidad no sabemos a qué se debe el cáncer y porqué toca a unos y a otros no, culpemos al enfermo. Quizá sea responsabilidad suya por su carácter, porque se ha rendido ante la enfermedad. Culpabilizar a la víctima es algo que sólo se hace en determinadas tragedias: el cáncer, los malos tratos, acoso o abusos sexuales... pero nunca en otros casos. ¿Imagináis que a una víctima de robo se le sometiera a esa misma sospecha? Le decimos: es que a quién se le ocurre pasearse de noche por Aluche, no deberías ir por la Plaza Mayor con una Lonely Planet en la mano, diciendo al mundo que eres guiri, lo tienes merecido por pringado... ¿a que no?

Y vosotros, ¿conocéis alguna palabra más horrible y mal usada que "feminazi"?, ¿y alguna más bella que "croqueta"?

10 comentarios:

Charly Hell dijo...

Esto da para un debate interminable.

Lo dejaré en que palabra más bonita que croqueta es difícil encontrar. Tal vez "empanada" que me salen muy ricas. O "prosopopeya". O "alfajeme".

Y palabras feas... pues se me ocurre "mastuerzo". "Repollo". "Sarah Jessica Parker".

Juli Gan dijo...

Femimazi es un palabro que inventó uno de esos showmans de la tele ¿o era radio? yankee que venera la situación de supremacía masculina, blanca, protestante de la sociadad tal y como la entienden. El igualitarismo feminista se ve con terror porque es el fin de su parcela de poder, y en esto Edurne, tan borrega como somos todos, da un giro mortal con tirabuzón y mezcla cabañas ovinas, como pasa frecuentemente.

En fin, y por cierto, de un tiempo a esta parte las lesbianas se han apropiado del término "croqueta", porque otros adjetivos alusivos al huevo batido o a la masa de harina de cereales se les ha quedado pequeña. Ahora, aparte de bollos y tortillas, son las croquetas un término alusivo tan alimenticio como los anteriores.

laesti dijo...

Charly, pobres repollos, a mí siempre me han parecido muy deliciosos, igual porque de pequeña pensaba que eran como el pollo, pero mejor. Hasta que me enteré que repollo y col eran más o menos lo mismo. Creo que "cardo", por peyorativo y porque está asqueroso, sería una palabra fea estupendísima.

Juli, el menú homosexual cada vez está más completo: tortilla, bollos, croquetas... Eso sí, todo muy calórico. Tengo curiosidad, ¿"croqueta" se usa igual que bollo, en vez de "es bollo", se dice "es croqueta"? Porque si es así, creo que las lesbianas han tomado una decisión sapientísima.

loquemeahorro dijo...

Lo de decir "yo no soy feminista, creo en la igualdad" es una desgracia como otra cualquiera, yo ya ... mira, no sé ni qué decir.

El cuerpo femenino es más bonito, sobre todo si te atraen las mujeres y es el de una modelo de 20 años y medidas perfectas. Porque, digo yo que será casualidad, que los hombres suelen/solían pintar a mujeres atractivas (según su canon de belleza) y ya ves tú también que casualidad, que Francis Bacon, que era homosexual, también pintaba modelos jóvenes y atractivos, hombres, por supuesto.

Y bueno, lo de las víctimas... a ver que voy a respirar hondo, ooooooooom, oooooooooom. Sí también lo he oído, afortunadamente también leí una carta en el periódico, firmada por un hombre, que respecto al caso Nevenka decía:

"A mí me han robado el coche dos veces, y lo he ido a denunciar dos veces a la policía, y nunca me han dicho: ¿Por qué no instalas una alarma? ¿Por qué no lo dejas en un párking?"

Gracias, cuyo nombre no recuerdo por escribir eso, y gracias a ti por escribir esto.




el convincente gon dijo...

Me encanta el feminismo, me parece que ha sido superimportante para la mujer. Bueno, para la humanidad. Pero también creo que el feminismo no está reñido con la feminidad, con la depilación, con el taconazo. Se puede ser feminista y querer estar lo más guapa posible.

Esto no lo ha dicho Edurne (que yo sepa), pero se sigue oyendo en muchas entrevistas también.

Juli Gan dijo...

Por alusiones (Decir esto e imaginarme la voz de Massiel...sin cantar, es todo uno). El término "croqueta" se usa como bollo por lo que leo, oigo y me encuentro por "intenné". Y sí, es tal cual: "Fulanita es croqueta" o "está tan buena que deseo con todas mis fuerzas que lo sea", que también se da en esa gente que dice que le funciona el tal gaydar (Pero yo no me lo creo)

El feminismo está tan poco difundido (Suspiro) que gentes como Edurne creen que es como imponer la dictadura del matriarcado y saca la cizalla para tener una buena tarde de toros cosechando rabos, que no orejas. En fin, "desustanciaos" (Qué bonita palabra de tu tierra, moeta) también tiene que haber.

laesti dijo...

Loque, por supuesto por "cuerpo femenino más hermoso" se entiende en de las muchachas de Victoria's secret, que cómo trabajan las pobres, como esclavas, venga a hacer desfiles y sesiones de fotos para que no haya un teledario sin imágenes de ellas.

Gon, el concepto de feministas como mujeres sin depilar (¿acaso hay mujeres sin depilar por las calles? porque yo una vez vi a una, y creo que era guiri), con ropa del Carrefour y, sí digámoslos claramente, feas, es otro gran clásico.

Juli, todo mejora si te lo imaginas con la voz de Massiel de fondo. O con la voz de COnstantino Romero.

Uno dijo...

No había oido lo de feminazi. Creo que hubo un tiempo en que las feministas eran un poco tremendas y eso no ayudó a su imagen. La agencia donde yo trabajaba estaba en el mismo edificio del recién creado Instituto de la mujer y eran de un beligerante absurdo que las hacía antipáticas. Me refiero a cosas ridículas como darte con la puerta del ascensor en las narices si osabas cederles el paso. Trabajé con ellas, desinteresadamente, en la promoción de la primera guía de los derechos de la mujer y no fué posible encontrar una imagen de mujer que no les pareciera "muy femenina". Acabamos dibujando la línea de un rostro (sin pelo). Les pedí una relación de las preguntas a las que respondía la guía que les parecieran mas interesantes. Todas las que me dieron empezaban por "Y si mi marido"...
¿Y alguna pregunta de tipo laboral que no colabore a vuestra imagen de matahombres?, dije yo. Y vivo para contarlo.
Eran tiempos de estrenar libertades y se exageraba en muchos ámbitos.

Un abrazo

Sorokin dijo...

Bueno, no sé, hace tiempo que le he perdido el pulso a los términos insulto-epitéticos en mi lengua nativa. Ea, qué le vamos a hacer, pero en los ochenta lo más duro es que te llamaran "hortera". En francés, pues quién sabe, Hasta hace escasos días, creía que una maravilla de insulto, propio del capitán Haddock era "bachi-bouzouk", cuando ¡oh, sorpresa! me enteré que el término existe y se refiere a unos bandidos albaneses del siglo XIX.

Claudia Hernández dijo...

Totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho, aunque a mí, las croquetas, casi ni me gustan.
Saludos