martes, 16 de septiembre de 2014

Fargo, el vecino ése que siempre saluda

Es un clásico de esos programas cuya primera mitad se dedica a la crónica negra y la segunda mitad a la crónica social. Una reportera, generalmente intrépida y menor de 35 años, se planta con su micrófono y su cámara en el edificio donde vivía ese hombre que mató a su mujer y a sus tres hijos y a su suegro y pregunta a los vecinos por el asesino:

- ¿Lo conocía usted?
- Sí, no nos podemos creer que hiciera algo así, era muy amable, siempre saludaba.

Algo en el cerebro humano de las vecinas considera lógico que los asesinos no saluden. Las buenas personas saludan, las malas no. Lo hemos visto tantas veces en la televisión que se ha merecido su sitio en una página de Facebook y todo. Es una de esas costumbres arraigadas en la sabiduría popular que no hay por dónde cogerlas. Como esa obsesión de las madres porque vayas siempre con ropa interior limpia y nueva, "por lo que pueda pasar", cuando "por lo que pueda pasar" se refiere a que tengas un accidente y los médicos de urgencias te vean con esas bragas que un día fueron blancas y ahora son amarillas. Quizá esas madres han visto demasiados capítulos de "Anatomía de Grey" y confían en la providencia para que sus hijas tengan un accidente de tráfico y las rescaten un ejército de atractivos médicos muy acostumbrados a hablar de sus sentimientos y a enrollarse con sus pacientes en el cuartito ése que tienen para las guardias.

Pero a mí "Anatomía de Grey" no me interesa nada. Y eso que en no-sé-qué temporada salía él, Kevin Mc Kidd, al que la bata de médico no le sienta tan bien como la coraza que lucía en "Roma". A mí me enganchan las series donde hay o asesinatos o mafia. Por eso en otra vida dirigiré una importante mafia internacional. En esta vida, de momento, me conformo con ver toda serie policíaca que emitan. Y mi nuevo descubrimiento es "Fargo":



Basada en espíritu y estética en la película de los Coen, "Fargo" habla de ese típico vecino de al lado que siempre saluda y al que todos consideran buena persona. Hasta que un día se carga de un martillazo a su mujer.

La América profunda de Fargo es como la España profunda, sólo hay que sustituir la meseta por la nieve y a los guardias civiles por policías de pueblo que no han tenido que disparar nunca su arma porque su trabajo se parece más al de un conductor de máquina quitanieves.

El simpático vecino es la imagen perfecta de la maldad que está ahí, junto a nosotros, y que disimula muy bien porque ya ha aprendido a saludar. En Fargo ese vecino lo interpreta Martin Freeman, un actor al que yo sólo conocía como uno de esos hobbits de esa saga llena de lugares y personajes con nombres rimbombantes. Y una cosa es digo: esos hobbits que persiguen a Frodo por paisajes diversos, lo hacen porque están platónicamente enamorados de él. Sí, para mí "El señor de los anillos", como "Ben-Hur", tiene una explicación homoerótica. Pero bajo el pelucón y el maquillaje de hobbit, resulta que Martin Freeman es un actor como la copa de un pino. En Fargo es vulnerable, miserable, tierno, ridículo y un auténtico hijo de puta. Todo a la vez.

Pero Lester, el personaje de Martin Freeman, es malo porque el mundo le hizo así. En concreto, hay alguien que le coge de la mano y le lleva a ese lado perverso que tenía dormido. Ese alguien es un asesino a sueldo, Lorne Malvo, interpretado por Billy Bob Thornton tras haberse echado un bote entero de Grecian 2000:

Ser hombre y plancharse el flequillo no es bueno. Te convierte en un sicario sin piedad.

Billy Bob no sólo es el ex marido de Angelina Jolie de su época de tipa chunga. También es un actor estupendo. Ya lo había demostrado en "Un plan sencillo", en "Monster's Ball" y en un par de películas de los Coen. Y aquí se luce. Lorne es una especie de fantasma, un tipo cuyo nombre real nadie sabe, la encarnación del mal, que suelta cosas como éstas:

A Lester:
- Tu problema es que has pasado toda la vida creyendo que hay reglas. No las hay. Nosotros antes éramos gorilas.

Al policía de tráfico que osa pararle:
- Voy a subir la ventanilla y luego me voy a ir y tú te vas a ir a tu casa con tu hija. Y cada año que pase vas a mirar su cara y a saber que estás vivo porque elegiste no ir por cierto camino cierta noche. Que elegiste ir hacia la luz en lugar de ir hacia la oscuridad.

Al funcionario de correos que no quiere darle un paquete sin documentación porque es "muy irregular":
- Muy irregular es la vez que me encontré un pie en una tostadora. Esto es simplemente raro.

Pero no os creáis que Fargo es una reflexión pedante y enrevesada sobre el mal. Eso es "True detective". Fargo tiene algo que la hace todavía mejor. Humor. Humor negro, claro, tipo esto:


Hola, soy la madre del asesino de Cuatro Caminos.

Y vosotros, ¿habéis visto ya "Fargo"?, ¿vosotros también creéis que el mejor método para saber si alguien es buena persona o no se basa en si saluda en el ascensor?, ¿Samsagaz, Pippin y el otro que no recuerdo cómo se llamaba están enamorados de Frodo?

9 comentarios:

Blackmount dijo...

no me parece un buen baremo para establecer la maldad de la gente. yo por ejemplo nunca saludo a las vecinas porque soy mas bien muy timido y tiendo a evitar a la gente, pero nunca jamas en la vida he matado ni a una mosca. ni a un protozoario

Juli Gan dijo...

Yo he visto la peli de los Coen, que me suliveyan por lo bien que crean los personajes. Aquí echaron Fa(r)go, sobre el asesinato del alcalde de ese pueblo oscense, con unos personajes graciosísimos. Los vascos se sabía que eran vascos (Aaay, Daniel Dicenta jr.) porque decían "Aupa" y "me cago en dios" cada dos segundos. Y ese picoleto con bufanda y barbica a lo Che Guevara que entendía lo que decían los vascos en ese euskera de Madrid (Que en casa no se oía porque las carcajadas eran más fuertes que el volumen de la tele).

También iba sobre vecinos raros, y es que en los pueblos, ya se sabe....

LaCarola dijo...

Pues a mí lo que más me estremece es cómo los malos desapercibidos según cómo pueden ser guapos sin pretenderlo. Peinados a parte...

laesti dijo...

Blackmount, seguro que a alguna hormiga has matado...

Juli, en los pueblos son muy de liarla por las lindes y cosas de ésas.

Carola, ¿quieres decir que le ves su punto a Billy Bob Thornton?, ¿Grecian 2000 incluido?

calamarin dijo...

Yo hace tiempo que estoy ansioso por verla, todas mis amigas me hablan maravillas, y algunas son de fiar... Pero como siempre prefiero verla doblada (vale mátame ) es que soy muy vago... Pero viendo que por aquí no la estrena ninguna cadena, no me quedará otra que verla con subtítulos.

Sorokin dijo...

Por supuesto, vi la peli de los Coen y he visto el primer capítulo de la serie. Lo que pasa es que lo he interrumpido para ver la cuarta temporada de "the killing". La retomaré acto seguido.
Y lo de los vecicons que saludan debe tener un componente étnico. Todos los japoneses (y japonesas) de mi bloque ostentan amplian sonrisas cuando te ven y lanzan un "banyurr" (que supongo que quiere decir Bon jour) cuando te ven, pero no me creo que sean asesinos desalmados. En cambio, los checos y polacos, no es que no saluden, es que te miran como si fueran a despedazarte. A lo mejor, ellos sí son asesinos, digo yo.

Charly Hell dijo...

Yo tengo muchas ganas de verla. De hecho el otro día vi la peli para refrescar un poco, y el recuerdo que tenía de entonces no era demasiado bueno, pero ahora con perspectiva me ha gustado mucho.
Y así ahora la serie no me pillará tan de sopetón.

Martin es un actorazo como la copa de un pino. Mírate la miniserie Sherlock (3 temporadas de 3 capítulos cada una), donde Martin borda el papel de Watson. Además la serie está de putifá.

Y Kevin Mc Kidd, le recordaba de una de mis películas favoritas, Trainspotting, y cuando hace años empecé a ver Roma y dije "uy, de que me suena este tio..." y coñe, era Tommy!!! (luego también lo vi en Journeyman, una serie de "menos mal".

Anatomía de Grey la abandoné creo que tras la segunda temporada, me estaba pareciendo un pastelón disfrazado de serie de médicos. Se hacía repetitiva y cansina, que si me lio con esta, sin que se entere la otra, pero a la vez estoy con la vecina de mi compañera de trabajo y bla bla bla...

Ya te contaré que tal Fargo.

Un saludo.

Uno dijo...

Tiene una pinta estupenda y esas frases del ex Jolie me encantan.

Un día salía yo de casa de un amigo y en el portal había un montón de periodistas que se abalanzaron sobre mi: - ¿Conoce usted al Sr. Linde?
-No.
-Vive aquí.
-¿Y qué ha hecho?
- Le acaban de nombrar Gobernador del Banco de España.
A lo que debí de haber añadido:
- Qué raro, creo que siempre saluda muy amablemente.

loquemeahorro dijo...

Anda, si me había saltado esta entrada!!

Pues sí, yo creo que el vecino que saluda es, indudablemente un asesino en serie. Oye, si siempre coincide, será por algo....

No me gustó la película de Fargo pero sí soy fan(s) de Martin Freeman, pero por Sherlock (paso de hobbits viajeros).

Respeto al tal Kevin no sé qué, guapo mozo, vive Dios, pero no vería Anatomía de Grey ni por él, ni porque me explicaran por fin, la obsesión de las madres con la ropa interior y los accidentes mezclados.