lunes, 14 de enero de 2013

El vestido negro, pero no soso

Dejémonos de los preámbulos de todos los años. En este post no vamos a hablar de los premiados, ni de las películas, ni de cuáles eran nuestros preferidos ¿Porque no he visto la mayoría de películas galardonadas? Sí, también, pero el motivo es que aquí hemos venido a hablar de modelacos. Modo Fotogramas off. Modo Cuore on:

Rachel Weisz acudió a la gala acompañada de un mafioso ruso. Ah no, que es Daniel Craig.

Pero antes de hablar de actrices nominadas, diseñadores de alta costura y glamour a cascopirro, ediquemos un párrafo a esas actrices que van a las alfombras rojas con la esperanza de que alguien importante la vea y diga anda, si sigue viva, no se ha vuelto a su pueblo en Omaha ni está en un centro de desintoxicación, la voy a llamar para darle un papelito. Es el caso de Alyssa Milano, niña prodigio en los 80, sex symbol en la época de “Embrujadas” y ahora bastante ha conseguido con que le pasen una invitación para la gala, pero no tiene contactos con grandes diseñadores y el vestido se lo ha comprado en el Wallmart de su barrio.
Con esta tela que brilla se hacen los disfraces de payaso que venden en "Fiestas Paco".

Y ahora sí, vayamos a por el glamour del bueno.
Guapérrimas estaban tanto Claire Danes como Naomi Watts. Una de rojo y ya está, la otra de rojo oscuro o burdeos o oxblood si dedicas tu vida a leer blogs de moda y vas notando como pierdes neuronas día tras día:

Jessica Alba iba muy mona, aunque no sé porqué se trajo el plumero mágico quitapelusas Duster de casa.

El negro suele ser el color que domina en las alfombras rojas: es elegante, adelgaza, sienta bien a cualquier edad y, cuando eres una actriz de renombre, no tienes porqué preocuparte porque tu gato blanco que pesa casi 6 kilos te llena la ropa negra de pelos. Para eso las actrices tienen a sus asistentes personales.

Julianne Moore aparecerá en todas las listas de las más elegantes con un winer en cuanto a alfombras rojas: el blanco y negro. También Nicole Kidman, de Macqueen, un vestido diferente que le sentaba divino, si no fuera porque ha vuelto a visitar a su doctor Troy particular y vuelve a tener esa piel lustrosa, tirante como de extraterrestre. Megan Fox, esa prestigiosa actriz cuyo papel más complejo ha sido en un videoclip de Eminem, va al mismo médico que Nicole Kidman.


También sexy y guapa, de negro, pero no sosa, iba Kate Hudson. De ella siempre se puede decir aquello de "qué mona va esta chica" como la pija de “Aquí no hay quien viva”. Kristen Wiig también de negro, con aberturas en sitios donde yo jamás sería capaz de llevar una abertura. Me refiero a la tripa, mal pensados.

Pero no todas las que optaron por im vestido negro, pero no soso, acertaron. Ahí tenemos a Sara Hyland (Modern Family), una criatura que debe rondar los 16 años, vestida de señorona. Al lado de Julianna Margulies  parece que les han cambiado las cuerpos como en “de tal astilla tal palo”, ese hit de los 80.

Un fiestorro de este calibre saca a la niña de 7 años que todas llevamos dentro. Tules, gasas y vestidos de princesita se repiten.  Amy Adams es una actriz impresionante pero hacedme caso, fiaos de mi palabra y no ocupéis 3 horas de vuestra vida en “The master”, ocupadlas en algo más útil: haced una limpieza a fondo de la cocina, ved un par de capítulos de “Accused” o id a las rebajas del Corte Inglés: 


Amanda Seyfried debería estar en mi lista de gente matable: además de tener pelo Pantene, ojos azules, piel de porcelana, va y sabe cantar y todo. 

En toda alfombra roja hay detalles que se repiten año tras año, sin faltar nunca, como Heidi Klum. Todas las ediciones alguna actriz aparece con un vestido estilo "que se me sale la teta". Esta vez han sido Jennifer Lawrence y su escote raruno y Jessica Chastain y ese andar recta como si fuera Cate Blanchett para que no se doble la tela del pechamen y se le vea tó, cuando ella es una actriz nominada y no va a enseñar las tetas como una actriz de segunda, de ésas que mueren al principio de películas como Viernes 13 octava parte.

Obsérvese el detalle de la señora detrás de Jessica Chastain, ella también piensa que ese vestido no es buena idea. Aunque la chaqueta de pelo de peluche de la señora tampoco lo es.
También es típico encontrarse con esas actrices que el “menos es más” se lo pasan por el forro. Es el caso de Eva Longoria y ese tupé con el que esperaba llegar al 1.70:


Pero Longoria y Halle Berry no fueron las únicas que han estado ensayando en el espejo hasta perfeccionar la técnica de "Muestra de pierna ante fotógrafo en photocall I". Ahí estaban Rosie Huntington y, cómo no, Heidi Klum.

En el grupo de las que piensan que menos es menos y más siempre es más, tenemos a Julianne Hough, que tiene apellido de estornudo y se puso todo lo que tenía a mano encima. En la foto la distiguiréis porque de su vestido salía más luz que de muchas ciudades africanas. El vestido de Lucy Liu contenía dentro todo el jardín botánico de cualquier capital del mundo.

Sienna Miller fue una pionera en su momento. Era una de esas actrices famosa por salir en las páginas de moda de las revistas, pero de la que nadie recordaba ninguna película. A día de hoy que ese puesto de actriz/it girl/imagen de todo tipo de marcas está más reñido que ser redactor en Cute Overload. Sienna quiere recuperar el trono de it girl y quiere ir de moderna y original (ese nicho de mercado de it girl bohemia ahora lo tiene Michelle Williams). Por querer ir de original ha acabado eligiendo un vestido que sabía nadie más iba a llevar. Se trata de uno inspirado en Marisol en la época de “Tómbola”.

Emily Blunt suele ser muy elegante y tiene esa clase natural de las estrellas de antes, pero aquí se pasó un poco. Eso sí, para la gala anual de premios de Bollywood iba ideal. Jennifer López en su estilo, embutida como un chorizo morcón, muy guapa y muy excesiva. Sustituid Jennifer López por Sofía Vergara y podéis leer exactamente la misma frase. Y todo el mundo dirá que Anne Hathaway iba muy elegante, pero qué queréis que os diga, yo la veo un poco pavisosa.

Hablemos ahora de los hombres de la gala.
Ah no, que es Kathryn Bigelow.

Anoche me vi la llegada de los famosos al evento, vía streaming gracias a E! online y al chivatazo previo de mi amiga A. Así que me vi esas entrevistas previas pensadas, básicamente, para que el actor diga de qué diseñador va vestido, y poco más. Dentro de ese poco más, Jon Hamm dijo que dirigía algunos capítulos de Mad Men pero que no escribía, que tenía problemas para escribir un mail, cómo iba a escribir un capítulo de Mad men. Entre eso y que su novia es una chica bastante normal, Hamm ya tiene toda mi simpatía. También Denzel Washington y Hugh Jackman tienen esposas normales, a las que ves que en las alfombras rojas harían lo que harías tú: luchar por no caerte de los tacones.


He dicho que no iba a hablar de los premios, pero sólo una cosita: ¿Es "Girls" una comedia?

Vosotros qué opináis, ¿Girls se merece el premio a mejor comedia, por encima de Big Bang Theory?, ¿quién os gustó más en la alfombra roja?, ¿quién menos?, ¿quién es el médico de Nicole Kidman?, ¿lo comparte con Megan Fox?

9 comentarios:

Carabiru dijo...

¿Es cosa mía o a Rachel Weisz le sobra la transparencia de abajo?

Me encantó la espalda del vestido de Julianne Moore, aunque de primeras de frente me pareció un poco soseras.

Sara Hyland padece el síndrome de "no os equivoquéis, aunque interpreto a una adolescente soy una mujer de 22 años", y empeñada en demostrarlo, se viste de señora... o eso o (viendo el peinado) ha tomado de modelo a seguir a Sofía Vergara (sin tener ella ni la altura ni el tipazo).

Anne Hathaway iba pavisosa total.

Me parece que Jennifer López está abusando lo de las transparencias/encajes/¿a que parece que no llevo ná? tanto que cualquier día aparece con un vestido normal y no nos damos cuenta de que es ella. Eso sí, le quedaba divinamente.

Gracias por el resumen!

Angela dijo...

Kate Hudson iba muy bien y me gustó mucho el vestido de la morenita enjuta de Downton. No me gustaron nada Kaley Cuoco, Halle Berry ni las que pones de espantajas.

Esti dijo...

Biru, no es cosa tuya, a Rachel Weisz le sobraba la parte de abajo o bien venía de un funeral.

Ang, la morenita enjuta (Michelle Dockery) iba divina, pero la pobre tiene un gran problema, que es que la comparamos con cómo va en Dowton Abbey y sale perdiendo.

Claudia Hernández dijo...

Lo que más me llamó la atención ha sido la prevalencia de "pierna Angelina", no sabía que marcaba tanta tendencia, al menos la mitad, Heidi incluida, practicaron la pose y copiaron la raja.

Bueno, Sofía Vergara le vale lo que a JLo, pero es un poco más horterilla porque ama más una lentejuela que ninguna.

Anne Hathaway… muy soso, sin duda, muy mal.

Las dos de rojo me encantan… La Kristen Wiig me parece interesante pero peca de soso también.

Me ha gustado esa tendencia a los cinturones, mola.

Sin duda la transparencia de abajo de Rachel W. le sobra, aunque arriba me parece mono mono.

Sienna Miller, qué espanto po Dios, noooo, pobre.
El de la J. Lawrence me ha encantado, incluso con el escote raro, se ve fabulosa.

Viendo el vestido de la Chastain, el cual has descrito muy bien, el de Rosario Dawson y Lucy Liu… el azul clarito sin duda no es un color para galas de nada…

Esperaba con ansias tu post ¿a quién le importa los nominados, las pelis, etc.?
Feliz 2013

Amiga R. dijo...

Debo decir que me da mucho miedo Nicolquidman con esa cara de figura de cera. Pero del museo de Madrid, que ninguna se parece al original pero te lo recuerda vagamente...

Odio a la mujer de Jiullacman.

No entiendo que hace Jeidiclum en todos los eventos. Se debe gastar un pastón en niñeras.

Ahora vuelvo...

Ganchitos Amigurumi dijo...

Y cómo iba Lena Dunham, eh? Vale que la moza no tiene un tipín precisamente, pero parecía la tía Trini, la del pueblo.
Y yo tampoco creo que "Girls" sea comedia. Debería haber ganado Big Bang Theory en esa categoría.

loquemeahorro dijo...

Gracias por esta entrada, soy feliz, y odio un poco menos a la humanidad, gracias a los vestiditos y sobre todo, tus sabios comentarios.

Te juro Carabiru, que yo iba a decir también que la chiquita de Modern Family iba disfrazada de Sofía Vergara. Y eso solo le queda bien a S. Vergara.

Vale, no le queda bien, pero como está tan buena, no importa.

Sin embargo, a Jennifer López no la veo ya guapa, sino ridícula, cada vez más en plan "Eh, que todavía estoy buena", esa sí que cree que más es más, en concreto, a más años, más escote/ceñido/mal gusto.

El vestido de Lucy Liu dónde se lo habrá comprado? Lo digo porque en el Living in London creo que están buscando tapicería nueva.

pd. ¿Dónde ponen Girls? Os recuerdo que hace un par de años decían que "Breaking Bad" era una comedia.

Esti dijo...

Claudia, esa pasión de JLo y Vergara por ir petadas y brillando creo que es para mantener su rollo latina racial sexy, que si no no les salen papeles, ni les contrata L'Oreal para conquistar al mercado latino.

Ganchi, estoy contigo. Es más, mi tía Trini tiene mucho más gusto a la hora de elegir vestido en las celebraciones de postín que Lena Dunham.

Loque, me parto con lo de Living in London. Efectivamente, Lucy Liu llevaba puesto un mantel de tomar el té. "Girls" es de la HBO, yo me la bajé. Es una especie de Sexo en NY con jovencitas donde de las 4 solo 2 están superbuenas, hay menos comedia y la prota es todavía más repelente que Carrie.

Carabiru dijo...

loquemeahorro, me gusta ver que no soy la única en tener esa teoría acerca de Sara Hyland.

Y lo de Living in London me ha requetencantado, xD