viernes, 8 de junio de 2012

Queda inaugurada la temporada veraniega


Porque ya es verano, no hagáis caso de esa tradición absurda que dice que el verano empieza el 21 de junio.

Paparruchas.

El verano empieza, en Villa Redondilla, cuando pasa alguna de estas cosas:

- Me pido un tinto de verano en una terraza.
- Sustituyo en café con leche del desayuno por un cortado con hielo.
- Pongo el ventilador en el salón.

Y las tres cosas han pasado ya así que, queda inaugurada la temporada veraniega y lo que eso implica en el blog...

¡Post chorra con muchas fotos!
Hace ya un tiempo, también en verano, hice una clasificación de guaperas de las series del momento y esa lista debe ser renovada (avisé que éste era un post chorra, ahora no os hagáis los escandalizados).

En la sección "atormentados", tenemos a esos hombres que necesitan que los salves de sí mismos, porque un domingo por la tarde tonto en lugar de aburrirse como todos y ver una tv movie alemana en Antena 3, les da el bajón y recaen en sus antiguas adicciones. Como Joel Kinnaman, Holder en "The killing", a quien no le vendrían mal unos kilillos más que le quitarían ese aspecto de recién salido de Proyecto Hombre. 
 Tengo un pasado más chungo que la infancia de Drew Barrymore.

Aaron Paul, Jesse Pinkman en "Breaking Bad", también es un tío chungo con pasado, además de un actor como la copa de un pino.  En su contra... que se está quedando calvo. Un drama.

Un paso más allá del atormentado está el tipo "no te convengo nada, nena".  Como Cesare Borgia (François Arnaud) de "Los Borgia", porque entre que él es sacerdote, su familia una panda de mafiosos, tiene un rollo pelín incestuoso con su hermana, y vive en otro siglo, no te conviene, pero para nada. La verdad es que "Los Borgia" es una serie flojilla, por mucho que tenga al gran Neil Jordan detrás. Pero a quién le importa, con vestidos como estos. Qué más me da a mí que Jeremy Irons sea el papa Borgia, yo veo la serie por estética:

Quiero que vuelvan a ponerse de moda los jubones, la gorguera, las camisas acuchilladas, los brocados...

Entre el "perfecto padre de tus hijos" y el "guapifeo", tenemos a esos que no son para nada guapos, como Lucas Neff, de "Raising Hope". Pero su cara de corderito de Norit provoca ganas de arroparlo por las noches, cuidarlo cuando esté resfriado y ver pelis con él tumbada en el sofá, siempre con una manta por encima de las rodillas.

En la sección "tiarrón", póngame cuarto y mitad de Dominic West, pero no con esa pinta de irlandés macarra que me llevaba en "The wire", sino vestido de los 50, como en "The hour". Ahí luce facha de galán de los de antes, al estilo de Dana Andrews en "Laura". Aunque al buscar fotos suyas en San Google que todo lo sabe, todo lo tiene, he descubierto que este hombre, como está tremendo, es de normal en su vida corriente:
Así fue a una entrevista en "The guardian" cuando hizo una versión de Otelo junto a Clarke Peters ( Lester Freamon en "The wire"), ríete tú de los montajes de las naves del Español.

Si nombro “The wire” tengo que hablar de Idris Elba, porque sé que a mis amigas les pone pavas, por no decir que les despierta una bestia que llevan dentro. A mí, la verdad, este tío tan grande me da miedo, parece que te va a devorar como si él fuera una boa constrictor y tú una cría de ratón.

En la antigua clasificación faltaban algunos tipos de guaperas, como el pícaro, ése que es mono a la par que simpático.  El actor de “Castle”, Nathan Fillion, tiene una de esas sonrisas que derriten los polos. Una pena que se esté hinchando de capítulo en capítulo...Los cuarenta no perdonan ni a las estrellas de Jolibú.

Pero si hay un sex symbol esta temporada, hay que buscarlo en el cine. Y no hablo de Ryan Gosling a quien todo el mundo se empeña en encontrar interesantísimo, cuando tiene esa mirada distraída a lo Zoolander. Hablo de él, del hombre con mayúsculas: Michael Fassbender.
Se le ven los ojos verdes hasta en una foto en blanco y negro.

Este hombre es demasiado perfecto. Y sé lo que me digo porque he visto "Shame" y lo suyo es demasié. Es un exceso.  Eso no puede ser bueno. Yo eso que tiene lo veo en vivo en vez de en los Renoir y salgo huyendo. Oye, que podría pasar...

Festival de San Sebastián, pub Bataplán, las tantas de la noche.
Una joven que se ha visto tres películas ese día por eso de aprovechar el pase de prensa que le ha dado una amiga, ahoga sus penas en alcohol. Una peli era la última de Hanecke, la otra la última de Von Trier y la otra de un país de esos que deben andar en algún sitio entre China y la India. La joven se toma tres copazos, uno por película deprimente. El Bataplán vacío, porque es miércoles y en San Sebastián se sale los sábados. Un desconocido se acerca a la barra:
- Whisky on the rocks, please
El camarero usa la táctica que se aprende en el módulo de Hostelería I consistente en no establecer contacto visual con el cliente. A la joven le da penica que el pobre guiri se quede sin su dosis de alcohol, porque seguro que él también viene de ver el último canto a la alegría de vivir de Hanecke, e interviene:
- Un  güisqui con hielo.
El guiri, agradecido, se gira y sonríe a la joven. Ella llega a la conclusión de que las tres copas se le han subido a la cabeza porque, con el foco fucsia del Bataplán sobre él, ese tío es clavadito a Michael Fassbender. Como ya va pedo y su fluidez con el inglés se incrementa cuanto más alcohol corre por sus venas, mujer, que diría Ramoncín, va y suelta:
- Has anybody told you that you're exactly like Michael Fassbender?
Él sonríe, tal que así:
Feliz de estar tan bueno.
La joven se agarra a la barra para no caerse redonda del susto. Hasta las 3 que cierra el Bataplán, porque en San Sebastián todo cierra a las 3, se queda de charleta con Michael que, como buen irlandés, se bebe hasta el agua de las macetas y sin ir al baño ni una sola vez. La joven, internamente, se caga en sus muertos, porque así no le da tiempo a mandar un sms colectivo a todas sus amigas para contarles que "tía, no t lo vas a creer, stoy n 1 bar d SnSn con Michael Fassbender!!!!!". Cuando cierran el bar Michael invita a la joven a tomar un café.
- ¿Un café, a estas horas?, dice ella.
Él se ríe, con la misma cara que puso cuando la joven le preguntó si ya había visitado la bitch de San Sebastián, que es súper cool. Entonces ella, que además de ver pelis de Hanecke en festivales gracias a los pases de prensa de otros, también ha visto muchas comedias románticas de ésas protagonizadas por Kate Hudson, Resee Whiterspoon e incluso las de Sandra Bullock, cae en la cuenta de que tomar un café, en el mundo anglosajón, quiere decir otra cosa.
- I'll have a decaffeinated, dice rápidamente.
Como en las películas románticas de Kate Hudson,  Resee Whiterspoon e incluso las de Sandra Bullock, aquí hacemos una elegante elipsis hasta la habitación del hotel María Cristina de Fassbender. Está la joven entretenidísima leyendo la carta de servicios del hotel y pensando que le apetece cosa mala un sandwich mixto como sólo lo saben preparar en las cafeterías, tostado a la plancha, cuando Michael sale del baño, como Dios le trajo al mundo y la joven dice, en perfecto castellano, dice:
- ¿A dónde vas con eso, Maiquel? 
Que él no entiende nada, pero sí entiende la cara de susto, es más, no le sorprende nada. Explica que le pasa mucho, que es duro ser tan bello, tan famoso y tan bien dotado, pero oye, cosas peores hay en el mundo. Claro, dice ella, ¿te importa que te haga unas fotos, vestido, y se las mande a unas amigas? Es que esto lo cuento y no me creen. Él lo entiende, es un profesional, y se debe a su público.

6 comentarios:

Amiga R. dijo...

Estoy en pie aplaudiendo. Ya cuando eso, comento...

laesti dijo...

Erre, ¿estás de parto?, ¿por eso no has comentado aún?

Carabiru dijo...

Jajajaja buenísimo!!!!

Claudia Hernández dijo...

Qué divertido… y no veo el post nada chorro sino fundamental por esa lista tan enjundiosa que te has currado. Fíjate que nunca me fijé en Mc Nulty como tío bueno, y mira la foto que nos pones… una maravilla de revelación. El morenazo ganster, Stringer, sí, de acuerdo con tus amigas… y me da igual lo grandote que sea.
Pero claro, Maiquelcito es cosa aparte… no sabía que era el de Fish Tank, una de mis pelis predilectas, aunque sí me acordaba del tío de la peli, of course.

Saludos veraniegos
P.D.: También quiero que vuelvan los jubones… y toda la parafernalia.

laesti dijo...

Biru, gracias, gracias.
Claudia, es la magia de la tele, como McNulty no molaba, pero en "The hour", vestido de noble inglés en los 50 el muchacho gana mucho.

Anónimo dijo...

"entró desde el salón con el mismo aspecto atormentado que un turista en marruecos"