jueves, 20 de octubre de 2011

El resplandor 2

Ya he vuelto de Grecia. Qué sensación de deja vu, ¿verdad? Pero es que he ido a Grecia dos veces, una a Nissyros y la semana pasada a Samos. Y no he ido a organizar manifas, ni a ocupar templos en ruinas, ni a acampar en la plaza Sintagma. Los dos viajes han sido parte del MFI, un programa de desarrollo de proyectos para guionistas, directores y productores europeos. Eso, en la teoría. En la práctica, una buena forma de conocer mundo y, de paso, darle un empujón al típico proyecto que tienes en el cajón muerto del asco.

Pero Samos no ha sido la estancia en el pintoresco pueblo blanco y azul con furgonetas de tres ruedas, como fue Nissyros. Estábamos alojados en un hotel resort con cosas tan útiles como un mini golf, un mini market y hasta una mini capilla. El hotel, además de esos complementos tan del gusto del turista medio alemán que ocupa Samos en temporada alta, estaba rodeado por un pueblo falso, con su plaza y su museo del folclore. Todo vacío (las casas, la mini capilla, el mini market, el mini golf, todo), porque la temporada alta ya había acabado. A ese ambiente, llamémosle raro, sumémosle un par de elementos perturbadores: como el hilo musical 24 horas con versiones chill out de clásicos de ayer, hoy y siempre (de “Lady in red” a “Personal Jesus” pasando por “ought to know” de Alanis Morrissette), la lluvia, un par de apagones y estos pasillos sacados de “El resplandor”:


Tuto o muete.


El hotel resort Doryssa es el decorado ideal para rodar “El resplandor 2”, una película sobre un grupo de guionistas encerrados en un hotel en medio de la nada, rodeados por psicópatas. Será una mezcla entre “Asesinato en el Orient Express” y “una casa de locos”, todo ello financiado por el programa Media.


Y es que entre los participantes del MFI había unos cuantos candidatos a psicópata asesino, a saber:


El finlandés, pastor evangelista padre de 6 criaturas que siempre come solo, no saluda y ni siquiera hace contacto visual cuando alguien se lo encuentra en un recinto cerrado como, por ejemplo, el ascensor.


Dimitris. No Dimitris el organizador del MFI tímido, gordito y con aire al enano gruñón de Blancanieves. Tampoco el Dimitris profesor que vino a dar una charla sobre economía narrativa. En teoría, en realidad sobre el uso de la iconografía medieval en “el séptimo sello” o la falta de planos detalle en esa película trepidante que es “Mouchette” :


Zzzzzzzzzzz

Dimitris, el alumno que en lugar de irse a la playa o al internet café mientras esperábamos a ir al aeropuerto, prefirió quedarse solo bebiendo en un bar.

El chipriota, que el primer día en Nyssiros, cuando le tocó su turno de resumir delante de todos en 5 minutos su proyecto, dijo que no quería. Después se enfrentó a su tutor porque criticó su guión y, desde ese momento, sólo recibía tutorías de uno de los profesores invitados. Por si su mala leche no diera suficiente yuyu, además solía vestir ropa militar.

El polaco, uno de mis compañeros de clase. Look bakalaero en los 90, que debe ser lo más de lo más en la Polonia del 2011. Cuando en clase un compañero italiano preguntó si en la época en la que estaba ambientado su guión había restaurantes japoneses en Polonia, tal y como aparecía en una escena, él contestó: ¿y hay agua en Italia? Solía interrumpir la típica conversación de comida sobre “películas sobrevaloradas” o “las mejores series de ahora” diciendo “dejémonos de tonterías que no sirven para nada, recomendadme cada uno una película de vuestro país”. A la vuelta de Nyssiros pasó 15 días de vacaciones, solo, en un motel en Kos, una isla llena de ingleses adolescentes borrachos y de inglesas celebrando despedidas de soltera con uniformes de policía consistentes en culotte y camiseta ceñida donde se leía “nasty police”.

Pese a todo; pese a las tormentas, pese al número de posibles psicópatas por metro cuadrado, pese a la versión chill out de “yesterday”, no tuvimos que lamentar ninguna muerte en Samos. Sí hubo dos personas con dolor de estómago, una con dolor de cuello y otra con dolor de garganta, pero lo mismo la culpa fue del mal tiempo y no de los supuestos psicópatas, que a lo mejor no son tales, sino sólo gente excéntrica, tímidos, asociales o alcohólicos o todo a la vez. Por si acaso, no tengo a ninguno agregado como amigo en facebook.

De vuelta a aquí, “Mañana” se proyecta mi pueblo, en Tudela, este viernes día 21, a las 20.15, como parte de la presentación del festival Opera prima. También se proyectará el cortometraje "Brokeback mountain", de Julio Mazarico.

miércoles, 5 de octubre de 2011

El día C

Amigos/as, si en este vuestro blog ya hicimos una cobertura espectacular del día B, la boda del Guille y la Cata, hoy volvemos al ataque, con la que se está revelando como auténtica boda del siglo. Y no sólo por la edad de la contrayente... ¡¡La boda de Cayetana y Alfonso!!


10.00 Tanto en "Ana Rosa", como en su reverso rubio, "Espejo público" empiezan a hablar de la boda con clásicos refritos de cómo se conocieron los novios y noticias de última hora como que Eugenia, aka "la duquesita" aka "la miniduquesa" no va a ir a la boda de su madre porque tiene varicela. Así contado podría parecer que Eugenia tiene 8 años y su madre 38, pero no...


10.21 La reportera enviada por AR a Sevilla se lo está pasando cañón. Ha encontrado a tres músicos de Alicante que han compuesto un pasodoble en honor a Doña Cayetana y lo tocan en directo. La letra dice cosas como "a la duquesa de Alba le está reinando el amor" o "duquesa, eres linda como una paloma"...


¿A que es linda como una paloma?



...cuando devuelven la conexión AR está conteniendo las lágrimas de la risa como puede.



10.41, momento repaso de invitados. Alfonso Díez aka "el funcionario", ha invitado a 3 de sus 7 hermanos, una tía y una ahijada. La Duquesa ha dejado de invitar a algunas amigas por "falta de espacio", pero sí ha invitado a sus ex nueras, a los jefecillos de la hermandad del Cristo de los gitanos y a los hermanos Rivera. Yo personalmente creo que con quien de verdad querría casarse Cayetana es con los hermanos Rivera. Con los dos. Maxim Huerta, que hoy tiene el gracioso subido, pregunta que quién llevará las arras, que si serán Marujita Díaz y Sara Montiel.


11.00, "Espejo público" aprovecha los ratos muertos para hablar de otros temas, pero también relacionados con la Duquesa, como por ejemplo, los "cogoteros", ladrones especializados en robar las pensiones de los abueletes cuando van a retirarlas al banco.


11.21, en una conexión con Sevilla el reportero habla del catering que se va a servir a la prensa, que incluye varios barriles de cerveza. Ahora entiendo porqué la prensa siempre habla de lo jovial, moderna y colorista que es la Duquesa:



11.23, Rosa Villacastín recuerda una frase de la Duquesa: "que echen de comer a los periodistas". Me imagino a los criados de Dueñas, vestidos con librea, echando trozos de carne cruda a los paparazzi que, agradecidos, escribirán crónicas laudatorias sobre esa mujer independiente y libre que es Cayetana de Alba. Qué medieval todo.


11.34, notición, exclusiva, última hora. En Tele5 desmienten el romance de Jaime Peñafiel con Cayetana de Alba en 1975. El periodista dice que sólo han sido buenos amigos, que ella tuvo el detalle de recibirle una vez en el dormitorio, pero nada más.

11.40, Maxim Huerta al borde de un ataque de risa tonto de esos que no puedes parar y luego te causan flato. Lee que en twiter alguien sugiere que la boda debería ser retransmitida por "Cuarto milenio", y después otro twit dice: "Puede besar a la momia".

12.00, AR comenta que el novio tiene que estar a punto de salir y se oye una voz de fondo, de Maxim Huerta, que dice bajito "igual no quiere". En una espiral del festival del humor Maxim comenta que las casas de apuestas londinenses han hablado de la noche de bodas: 140 a 1 en la apuesta a gatillazo y que todavía nadie ha apostado por polvazo. Añade que ha leído en internet que cortarán la tarta con la espada Excalibur, que se trajo la Duquesa hace años de un viaje por Inglaterra y que, según la agencia Moody's, la calificación para España ha subido un poco porque ya hay algunos, como Alfonso Díez, que han salido de la crisis.

12.14, momento loas a la Duquesa. Una señora que lleva una pamela estratosférica, tipo ésta, dice que "en los ojos de Cayetana de Alba hay historia", que es una mujer que ha vivido "entregada a la belleza" y que "ha ganado con el tiempo".


12.35, el funcionario pasa a recoger a la madrina, Carmen Tello, que oye, lleva un vestido rojo muy mono y ese accesorio tan del siglo XXI que es la mantilla. AR despiden el programa descojonados de la risa porque haber retransmitido una boda que ni siquiera se ha celebrado aún.


12.50, empiezan a llegar invitados, que sólo transmite la 1, con Mariló Montero y un montón de señoras que son "íntimas" amigas de la Duquesa (tan íntimas que no las ha invitado). Todos llegan en coches con las lunas tintadas ¿todos?, ¡no! Aparece Cayetano, con corbata verde a juego con sus ojos y Eva González tope mona con un vestido azul y moño bajo. Una espontánea besa al torero efusivamente y a punto está de forzarle.


14.30, no hay imágenes de la ceremonia (menos mal), pero por fin salen los novios a saludar al populacho. Ella de rosa palo, renqueante, moviendo la boca como si la dentadura no estuviera bien sujeta, saluda con movimientos espasmódicos y... aquí viene lo mejor, la masa enfervorecida le pide que baile unas sevillanas, ¡y las baila! (o algo así).


14.44, el reportero de "Corazón de...", ese programa que hace parecer amarillista al "Hola", califica de "gracioso" el momento en el que la Duquesa se descalza y baila sevillanas. Se echa de menos a Maxim Huerta...


Y con esto, amigos/as, acaba este minuto a minuto. Para saber más detalles sobre esta historia de amor digna de inspirar a Nicholas Sparks, tendremos que esperar: ¿cómo será la noche de bodas?, ¿querrán adoptar a algún niño?, ¿el funcionario también empezará a vestirse con blusones de colorinchis comprados en los mercadillos de Ibiza?