viernes, 22 de enero de 2010

Gente molona III: Robert Downey Jr

Hay muchos motivos para que Robert Downey Jr forme parte del ya selecto grupo de "gentes molonas" junto a Concha Velasco o David Broncano.

Porque es un gran actor:



Porque tiene esto.
Porque todos aquellos que han tenido éxito, que luego caen en picado y después remontan se han ganado a pulso la simpatía y el respeto de los demás. Aunque para eso de tocar fondo y remontar, nadie como Britney Spears.
O porque es ingenioso.

Admito públicamente que los graciosillos me pierden. Hay quien piensa que hay talento natural, fascinante y atrayente en los músicos o los actores (es el famoso efecto escenario o efecto "Fele Martínez"), que en mi caso se dirige hacia los graciosillos y los bailarines.

No sé si Robert Downey Jr sabe bailar, pero sí que sabe hacer chistes:

Madrid. 12 de la mañana. Rueda de prensa del equipo de "Sherlock Holmes". Ojeras y bostezos. Robert Downey Jr lo aclara: "No le preguntéis mucho a Guy Ritchie, que ha pasado una noche muy dura". Los paparazzi que siguieron la noche anterior al equipo de la película saben que han hecho el itinerario típico de estrella de Hollywood de visita en Madrid, a saber: Casa Lucio- tablao-hotel Ritz. Precisamente Robert Downey Jr se retiró pronto, pero Jude Law y Guy Ritchie no, así que ahí va otra indirecta: "Estamos planeando una posible secuencia de flamenco para la segunda parte".

Es fácil ser gracioso a costa de los otros, sobre todo si los otros tienen resaca y no puede competir contigo. Lo difícil es ser gracioso a costa de uno mismo y de los propios demonios.

Misma rueda de prensa. Un rato después. Guy Ritchie ya se ha pedido un ibuprofeno y Jude Law un alka seltzer. Un periodista pregunta a Robert Downey Jr por qué su personaje de Sherlock Holmes no hace uso de la "cocaína al 7 por ciento", tal y como ocurre en alguna de los relatos de Conan Doyle. Respuesta de Downey: "¡Ah! Yo no bajaba nunca de ese porcentaje"

Y tanto que no bajaba. Si lo suyo era mezclar.

En 1980, cuando sólo tenía 15 años ya había estado en un centro de rehabilitación. Después empieza su carrera de actor, participa en "Saturday Night Live" y se hace famosísimo por "Chaplin" y luego llegan los 90, el grunge y las camisas de leñador de cuadros y arrestan a Downey por conducción temeraria. Registran su coche y encuentran: marihuana, cocaína, heroína y crack. Paga la fianza correspondiente pero, antes de la fecha del juicio, vuelven a detenerle cuando, por error, intenta entrar en casa de su vecina. Había bebido tanto que se desmaya, necesita atención sanitaria, y que alguien le diga dónde está su casa.

Y así durante cinco años de clínicas de rehabilitación, juicios, huídas de clínicas, y estancias en prisión. No deja de trabajar, pero sí que pierde papeles y su personaje en "Ally Mac Beal" lo que, además, influye en el precipitado final de la serie.

Pero todo tiene un final feliz. Después de intentarlo unas chorrocientas veces, por fin logra pasar un tiempo en una clínica de desintoxicación. Deja las drogas. Todas. Conoce a una chica super mona y además productora de campanillas y se casan en una boda malva:



Es un superviviente, es simpático y talentoso, pero tiene muy mal gusto. Nadie es perfecto.

"Mañana" se proyecta el día 26 en Cortomieres (Asturias), a las 16.00 horas en el Auditorio.

5 comentarios:

Amiga R. dijo...

Yo soy super de Roberdaunillunior. Con perdón de Colinfarrel. Y tienes razón en todo lo que has dicho, querida. No se puede ser más molón.

Y aprovecho la ocasión para certificar que a tí un gracioso te pierde, hija. Pero en este caso está justificado.

¡¡Queremos más!!

Emilio dijo...

A mí tb me gustan los supervivientes. Excepto la niña esa de E.T. Q ahora no recuerdo como se llama.

loquemeahorro dijo...

Una vez oí que su propio padre le había metido "en el mundo de la droga", que si es verdad, con que no se haya hecho asesino en serie, ya es admirable.

Una amiga me mandó una cosa que vió en un blog de labores, una le había hecho una funda de ganchillo al Óscar de R.D., y este le había devuelto una foto con él posando con el Óscar con la funda, muy sonriente.
Genial.

laesti dijo...

R., tú tienes un corazón muy grande en el que caben Colín, Rober, Sergioalcover y Benji.
Emilio, ¡a ver cuándo actualizas tu blog!
Loque, lo de la funda de ganchillo es supertierno, aunque si yo fuera Robert Downey y veo que mis fans me hacen fundas de ganchillo para el Óscar lo mismo contrato seguridad privada.

Lobita Nocturna dijo...

¡Genial! Yo también le tengo cierto cariño a los que tienen humor pesado y mordaz. Es que soy igualita, jajaja.
¿Mal gusto? ¿Sobre qué? Bah, no importa, es genial. Sí que sí.