jueves, 5 de febrero de 2009

Películas a reivindicar: Ciudadano X

Hay películas que se te pasan. Querías verlas y duraron pocas semanas en cartelera. O estuvieron meses y meses pero lo vas dejando, lo vas dejando... y el día que quieres ir ya no está. O, sencillamente, no se estrenan en cines porque no tienen distribuidor. O porque ni siquiera estaba planeado que se proyectara en cines.

Por esto último, porque no llegó a proyectarse en cines, "Ciudadano X" es una película casi desconocida. Basada en un hecho real, se produjo para la televisión, pero está muy lejos de las películas de mediodía protagonizadas por los actores de "Sensación de vivir". La produce la HBO. Y sus actores son Stephen Rea, Donald Sutherland y Max Von Sydow. Y es buena. Es muy buena.
Ciudadano X cuenta la historia del carnicero de Rostov, un psicópata que mató a más de 50 niños y niñas en los 80, cuando todavía existía la Unión Soviética.



Viktor Burakov, Stephen Rea, es un policía al que el caso le viene grande, un hombrecillo normal, corriente, reservado y poquita cosa. Fetisov es un alto cargo del partido, un burócrata muy ambicioso, pagado de sí mismo y jefe directo de Burakov. En cierto momento de la película Burakov le dice a su superior: "un hombre es aquello por lo que lucha", a lo que Fetisov contesta: "yo no lucho por nada". Burakov: "lo sé".

No tienen nada en común, excepto que los dos desean capturar al psicópata, pero no cuentan ni con los medios tecnológicos y humanos necesarios ni con el apoyo de las instituciones soviéticas que consideran a los psicópatas como un fenómeno producto de la decadencia de Occidente.

Pero ciudadano X no es una película sobre psicópatas, ni siquiera sobre su captura, o sobre la vida en la Rusia soviética, todo eso está, pero su auténtica esencia, lo que la hace especial y conmovedora es que habla de la amistad entre dos hombres opuestos que aprenden a entenderse, luego a complementarse y finalmente a quererse. Tal y como les dice al final de la película, el psiquiatra que hace el perfil del carnicero de Rostov, el doctor Bukhanovsky: "gracias a los dos... que sepan que, juntos, hacen una maravillosa persona". Se necesitan porque el uno tiene aquello de lo que carece el otro. Burakov es un buen policía, intuitivo y con un alto sentido de la justicia, pero inepto en el trato con sus superiores, desconocedor de la maquinaria del partido y torpe en sus relaciones sociales. Fetisov, un hombre de vuelta de todo, sólo preocupado por escalar puestos dentro del partido se contagiará de la obsesión de Burakov por encontrar al asesino y le enseñará a ser astuto y a desenvolverse en la agobiante burocracia que regía el sistema soviético.


Más allá de criticar al sistema soviético o de ilustrar lo malos que son los asesinos de niños, es una película sobre la lucha por hacer lo que uno cree que está bien. Burakov, además, es una persona real, que dedicó 10 años de su vida a buscar a un asesino en la Unión Soviética (que mira que era grande) con unos medios precarios y poca ayuda gubernamental.

Y vosotros, ¿cuáles son vuestras películas de psicópatas favoritas? Y lo digo en plural porque yo sería incapaz de elegir una, y digo tres: "ciudadano X", "el silencio de los corderos" y "M, el vampiro de Dusseldorf", ¿cuál añadís a la lista?

2 comentarios:

Las Ruvis dijo...

"Zeleste no hes un color"

ai que tener mu mala leche para perpetrar semejante atrozidaz... I Linamorgan hes una sicopata, tamos seguritas.


Vueno... i "La Naranja Mecanica" nos enjanta mil.

Angela dijo...

Me quedo con tu lista y añado Seven, que siempre me ha molao. Gran película Ciudadano X, y además super emocionante.