jueves, 30 de octubre de 2008

Buen rollo y café

Anoche en un programa dedicado a la crisis económica, porque estamos en crisis, por si alguien todavía no se había enterado, se hizo la prueba de ofrecer a gente que iba a la oficina del paro un trabajo de vendimiador por 1500 euros. Con eso pretendían demostrar la perversa teoría de que la crisis no era para tanto porque la gente, en general, declinaba la oferta (sí, el programa era de Antena 3 sólo a ellos se les ocurre insinuar que la gente no trabaja porque no quiere). Al menos ahí les ofrecían un salario, porque ¿qué hubieran hecho si les hubiesen ofertado algo tal que así?: Trabajo de tres días dividido en dos fines de semana, 8 horas mínimo al día, posibilidad de horas extras, se entra a las ocho de la mañana, 1 hora de comida, sólo si se puede, no remunerado. Probablemente entonces los de la cola del paro organizarían un motín contra el periodista, y le perseguirían armados de azadas y antorchas. Pero hay quien acepta esas ofertas. En los cortos se trabaja así. Y gratis, a excepción de los eléctricos, claro está.

La pregunta es: ¿por qué? ¿somos masoquistas?

Los cortometrajes son los becarios del cine. Así, mientras un becario hace fotocopias y trae cafés con la esperanza de que le renueven el contrato y algún día le den responsabilidades, el que trabaja en un cortometraje madruga y curra gratis no sea que en el corto haya alguien que consiga pronto trabajar en una peli y entonces se acuerden de él y le llamen. Pero existe la posibilidad de que el corto sea malo, o peor aún, que sea bueno y no gane ni un solo premio.
Ahora la pregunta es: ¿merece la pena ese esfuerzo?

Yo creo que sí. Con una condición: que haya buen rollo. A cuento de qué madrugar, con lo malo que es eso, y más en plena ola de frío, (hay crisis económica y ola de frío, por si no sabíais) y currar tantas horas seguidas si no hay, al menos, unas cuantas risas. En el rodaje de "mañana" de eso hubo mucho, así que NOS LO PASAMOS EN GRANDE.
A la diversión ayudó que el equipo era más majo que las pesetas, que todo el mundo pedía las cosas con educación, sin gritos, y que siempre había termos llenos de café.

Las actrices en maquillaje, con sus dos buenos cafés.


Además, y quizá porque ya había pasado todo lo pasable antes, apenas hubo imprevistos que retrasaran o putearan el rodaje.

Ah, bueno, sí que los hubo. Pero todos se concentraron en vestuario: la noche anterior al primer día de rodaje, cuando faltaban algunas compras de última hora, robaron la cartera a la chica de vestuario, se abrió por error el grifo del bidé y no sólo se mojó todo el suelo del baño sino también toda la ropa dejada ahí, la noche del sábado al domingo llovió y no pudo secarse la ropa necesaria para el día siguiente, así que hubo que tenderla en los focos:

Los focos no sólo sirven para iluminar.

Ahora sólo queda (léase todo de tirón y sin respirar): el montaje, la postproducción, el etalonaje, pasar la copia a cine, hacer copias de dvd, mandar el corto a festivales y celebrar una fiesta de estreno.

Hasta que todo eso pase no habrá imágenes del corto, así que os dejo con una foto del rodaje la mar de misteriosa. Viéndola, ¿de qué créeis que va el corto? El que más se acerque se lleva... se lleva... se lleva... bueno, me lo voy pensando:

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Has rodado el primer corto porno?
Como hay escena de cama...

la chica de vestuario dijo...

Desde luego yo, además de gafe, debo ser masoquista: ni siquiera tomo café (qué me sienta mal...no sé...)

Angela dijo...

¡Sí que merece la pena! (Más o menos.)

Qué ganas tengo de verlo. Contratulations, doll.

Galahan dijo...

Jo pues yo tengo un nosequé que queseyó de ganitas de hacer uno... que lo recuerdo majo (y eso que te hablo de cortos de facultad, que en fin, ni son cortos ni ná).

Y ya se que va el corto ese de "Mañana".

Es... ¡de un funcionario!

Ulises dijo...

A ver, a ver... es sobre un señor con barba y camiseta verde que tiene un trabajo un poco raro: va casa por casa midiento el deseo sexual de las parejas con un aparatito negro. Y se enamora de la chica que va a apuntando el consumo del gas. ¿A que he acertado? ¿Cual es el premio?

laesti dijo...

Anónimo, hay escena de cama, pero apta para todos los públicos.
Jimena, el café es maravilloso te estás perdiendo un mundo de sabor y energía (espacio patrocinado por Nescafé).
Ángela,mersí bocú.
Gal, buena intentona, pero quien ha acertado de pleno es Ulises. Te voy a comprar 3 kilos de quicos, que sé que te gustan mucho, de premio.

las ruvis dijo...

nosotras creemos que hes un corto de pensar... asin como halegorico i con una pizca de paradoja temporal. ¿no?

¡¡¡¡nos bemos mañana!!!!