miércoles, 18 de noviembre de 2015

Si es que reciclar es buenísimo para todo

¿Vosotros recicláis?

Yo, muchísimo. Tengo tres bolsas de colores en la cocina donde separo el cartón y el papel por un lado; los envases por otro; el vidrio por otro. Aparte, el resto de cosas que no se sabe qué son y la basura orgánica. Cuatro bolsas en total. En mi cocina somos multitud. No se puede decir que queden bonito. Es más, ¿habéis visto alguna casa de famoso, de ésas que se enseñan en el Hola, con bolsas para reciclaje?, ¿o siquiera una de las casas de "Quién vive ahí" con algún rastro de que sus habitantes reciclan? Está claro que a la gente con un don para la decoración el medio ambiente les importa un bledo.

¿Os habéis preguntado alguna vez qué es un bledo? Pues es esto, una planta de ésas que no sirven para nada, ni siquiera para hacer bonito.

Y, como a mí me gusta reciclar, he reciclado un tema de un artículo anterior para mi última colaboración con Glup Glup. Hace años ya analicé el misterioso caso de las novias camaleón, ésas que se transforman según sea su novio. Todos tenemos algún amigo/conocido/vecino/familiar con el don para transformar sus gustos y su vida entera con tal de adaptarse a la de su pareja en ese momento.

Pues en Glup Glup no sólo hablo de la novia cameleón por excelencia, nuestra Pé, sino también de un novio camaleón (Brad Pitt) y de los que son todo lo contrario, es decir, que en lugar de adaptarse a sus muy distintas parejas, optan por salir siempre con personas muy parecidas entre sí. Son los que se empeñan en buscar a la misma persona una y otra y otra vez.

Y vosotros, ¿sois novio o novia camaleón?, ¿o sois de los que tenéis muy claro qué os gusta y vais a por ello aunque al final vuestras parejas sean clónicas?

Como siempre, podéis comentar aquí o en Glup Glup.

10 comentarios:

Juli Gan dijo...

Pues yo tenía entendido que el bledo se comía y hasta algún pueblo nativo americano hacía harina. De hecho, la acelga es de la familia, y aunque no goza de la simpatía que tiene la patata, por ejemplo, se come, sobre todo si estás a dieta. Si será familia que los catalanes a la acelga la llaman "bleda", y cuando no te quedan más opciones que hacer dieta, te las comes. De ahí el cuadro-bodegón "la rendición de bleda".

Claudia Hernández dijo...

Entérome lo del bledo... ya voy a leerte, porque no recuerdo ese artículo exactamente. En cuanto novio camaléonica, no, podría decirse que adaptativa, es decir, lo justo de camaléonica como para aprender pero no para dejar de ser.
Saludos

Uno dijo...

Una amiga de la infancia de visita en mi casa al ver ese desastre de bolsas de colores que arruina la decoración me miró entre cabreada y asombrada y me dijo: ¿Reciclas, eh?...¡pero si no tienes hijos, imbécil! (lo de imbécil estaba implícito en la mirada)
Fué una de mis primeras novias y solo era ridiculamente camaleónica cuando se enamoraba. A todos los demás con los que salió nos hacía la vida imposible. No la he conocido ningún novio ecologista.

Un abrazo

deWitt dijo...

Yo como espero salir en el Hola algún día no reciclo, no vaya a ser que me pillen compuesto y con 4 cubos y eso, querida amiga, quedaría mal fatal.

Madreconcarné dijo...

Me hace gracia, porque yo también puse una foto de un bledo en un post. Mejor dicho dos, siguiendo la célebre máxima "dos, si son pequeños".

http://madreconcarne.blogspot.com.es/2015/06/las-otras.html (vete directamente al final, porque para una vez que me enrollo en plan serio, justo es cuando pongo las fotos de los bledos. Caramba, qué coincidencia)

Yo también reciclo y tengo la cocina llena de zarrios por ello. Hemos nasío pa sufrí.
Un saludo.

Estibaliz Burgaleta dijo...

Juli, pues no entiendo cómo no he visto yo algún plato con bledos con la cantidad de programas de cocina que veo. Pero nadie ha esferificado bledos...

Claudia, tú que has estado en miles de restaurantes, ¿has probado los bledos?

Uno, hasta las novias camaleón tienen sus límites. El de tu amiga era la ecología, está claro.

Witt, el día que salgas en el Hola, por Dios bendito, avisa.

Madreconcarné, zarrios hay que decirlo más.

Sorokin dijo...

Me encanta lo del reciclaje. Por otro lado, ya he visto que "laesti" se ha reciclado en Estíbaliz Burgaleta. Eso está bien, hay que predicar con el ejemplo.
Yo creo que ya sabía lo de los bledos, pero ahora que lo dices, las acelgas en francés se llaman "blettes",o sea que por ahí va la cosa. Aunque hay quien las llama "blattes", pero esos deben ser unoh incurtoh en la lengua de Molière y de Jean Paul Belmondo.

Y lo de "zarrios" me lo apunto. Lo pongo entre "cascarrias" y "zurraspas"

Charly Hell dijo...

Que bien. Hoy me podré ir a dormir sabiendo qué es un bledo. Gracias.

Y si, soy de los que reciclan todo lo habido y por haber. Tengo 2 cubos (plasticos y orgánico) y dos espacios donde amontono cartón y vidrio. Aunque pronto tendré que hacer una cocina nueva porque estos dos últimos amenazan con invadirlo todo (la pereza es máxima a la hora de bajarlo).
Ahora que lo dices, creo que tengo un poco de camaleón, aunque más por dejadez que por otra cosa. Si soy un "dejao" y entre eso y no bajar el vidrio, me estoy cubriendo de gloria yo solito en este comentario. Así que mejor lo dejo ya que si no aún me auto-psicoanalizo en un momento y no me aguanto ni a mi mismo.

Saludetes.

el convincente gon dijo...

Yo soy más camaleón que lo contrario, pero no tanto como Penélope. Recuerdo que cuando salía con Nacho Cano iba diciendo en las entrevistas que la industria del lujo le parecía inmoral.

loquemeahorro dijo...

Recuerdo este post, y es un tema que me parece fascinante, aunque sigo teniendo mi propia teoría sobre Brad Pitt que algún día haré pública.

Y si por si acaso no lo dije en su momento, añadiré que el día que vi a Pe con unas gafas "de ver" casi me caigo de espaldas, había oído hablar del poder transformador del amor, pero no pensé que te pudiera dar miopía.

Ah, que nunca me he fijado en si en las cocinas de los famosos hay varios cubos para reciclar, aunque sí en siempre están cocinando pasta o una ensalada.