lunes, 23 de febrero de 2015

Los Óscar más Ñé

Que sepáis, queridérrimos lectores, que esta entrada la he hecho con sangre, sudor y lágrimas. Anoche me vi la alfombra roja tal que así: la televisión encendida con el 24H de TVE, en el ordenador: twitter abierto, facebook también, las páginas just jared y trendencias para ir buscando fotos y también Yomvi para ver la alfombra roja por gentileza de mis queridérrimos amigos T. y L., que me pasaron su clave. Seis pantallas a la vez, que parecía Nacho Cano en su época de Mecano, cuando tenía un teclado para cada dedo.

Pero antes de diseccionar la alfombra roja permitidme un párrafo, sólo uno, para hablar de cine, que es esa cosa que se premia después del paseo de las estrellas con sus modelazos. Y es que estoy muy indignada por la ausencia de una película que, para mí, ha sido de lo mejor de lo visto el año pasado: "La lego película". Me hubiera gustado verla nominada a mejor guión, por supuesto a mejor película de animación y, visto el nivel de sus competidoras, también a mejor película. Y es que (va, venga, un parrafito más y hablamos de la alfombra roja, lo prometo, de momento os dejo una foto para ir abriendo boca)...:

¿Las nuevas figuras de Madame Tussaud's? ¡No! 

...me he visto un montón de las películas nominadas de este año. Mis favoritas eran "Boyhood" y "The imitation game". "Foxcatcher" es interesante, sobre todo cuando consigues abstraerte de la nariz postiza de Steve Carell y dejas de pensar que es Joaquín Reyes en Muchacha Nui, pero también es lenta y fría, gélida, más que un Corneto. "Whiplash" es como el sargento de hierro pero con un batería de jazz que se tira media película ensayando la misma pieza hasta que te entran ganas de meterle las baquetas por algún orificio de su cuerpo. Y "Birdman". Ay. Qué cosa más insufrible. Con una banda sonora que parece el pesado de Whiplash dándole aún más fuerte a la batería, una cámara que no para quieta y una historia que no es sobre el ego de los actores, no, es sobre el ego de Iñarritu, desde el primer minuto de la película mostrando que es un gran director porque: eh, fíjate, todo lo he hecho con planos secuencia. Así que el palmarés de este año me gusta entre cero y nada.

Y ahora, al tajo de verdad.

Si en los Goya llamó la atención la cantidad de actrices luciendo sepsis (que no sexys) para llamar la atención del público, los directores, y las marcas que busquen caras bonitas, en los Oscars ha llamado la atención la cantidad de vestidos ñé. ¿Qué es ñé?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul, ¡ñé eres tú! Todos somos ñé. Todos tenemos un día ñé. Un día que no estamos en nuestro mejor momento. Como Rosanna Arquette, que lleva en un día ñé desde 1995:

A estas dos fotos las llamaría: "hubo una época en la que yo era más famosa que tú". Porque sí, hubo un momento (lejano ya) en que Patricia era la hermana de Rosanna, y no a la inversa.

Dakota Johnson lleva un vestido anudado a un lado no vaya a caerse y se vean sus encantos, que para eso hay que pagar la entrada e ir al cine a ver "50 sombras de Grey". A su lado está su señora madre: Melanie Griffith, que lleva sin protagonizar una película decente más o menos desde el año en que olvidamos que Rosanna Arquette era actriz.

Pero es que hasta Naomi Watts tiene un día ÑÉ. Como decía mi amigo M. anoche en Facebook: ella estaba en la playa en Malibú tomando el sol y de repente se dijo a sí misma, ¡leche, que empiezan los Óscar! Se puso un vestido encima del bikini, y para allá que se fue:



En cuanto a Lupita Nyong'o... Tengo dudas. Con su vestido de perlas me pasa como con el wombat, que no sé si me gusta o me repele.

También una de esas mujeres que despiertan no admiración, sino envidia de la mala: Jessica Chastain, tuvo un mal día. No tanto un día ÑÉ como un día Terelu Campos. Porque, Jessica, darling, ese vestido lo podría haber llevado Terelu a la boda de su hermana, ésa que salió en la portada del Diez Minutos.






Gwyneth Paltrow animó su vestido con un floripondio que se veía desde el satélite de Google Maps. Y Gina Rodriguez (la chica de azul de la derecha) acabó de arreglar su vestido comprado en los saldos del Primark con un moño con tupé mortal de necesidad. Gina Rodríguez, por si no lo sabéis, es la protagonista de la comedia de la temporada, la serie "Jane the virgin", de la que ya hablaré un día de estos, porque me tiene enganchaíta.

Pero eso será otro día.

Que aún quedan vestidos ÑÉ. De Kelly Osbourne, que es como la Kardashian, que no sé porqué es famosa, pero ahí está siempre, nos lo esperamos. A ver, lleva el pelo lila, elegante no va a ser. Pero de Felicity Jones...:




A Felicity le da igual que no le den el Oscar. O que la gala dure más que un discurso de Fidel Castro, porque debajo del vestido lleva varias revistas, una Xbox y un bocadillo de mortadela.

Tranquilos, que no todo fue ÑÉ. También hubo la necesaria ración de modelitos sepsis. Por supuesto, de la mano de Jennifer López, a la que su estilista esta vez convenció para que luciera un vestido de princesa Disney, con mucho vuelo y mucho tul... y JLo aceptó, siempre y cuando el escote le llegara hasta el ombligo, literalmente:




Margot Robbie no necesita ir especialmente sexy, que eso lo lleva ella de serie. Atención a su manera de posar, como si viniera de un after. Mención aparte, y párrafo aparte, se merece Scarlett Johansson.

A ver, Scarlett. Ese collar del Lefties, bueno, pase. Ese tupé que te hace cabezón, bueno, pase. Pero... ¿qué es eso que llevas en el brazo?, ¿una calcomanía?

Hasta Marion Cotillard y sus ojazos azules y su savoir fair y su je ne sais quoi tuvieron un mal día:



Porque ese vestido/sábana, Marion, es mal. Es más, es ÑÉ.

Lady Gaga fue, para lo que es ella, muy clásica. Hoy no tocaba traje de carne cruda. Una pena, porque siempre se agradece un toque de extravagancia, da igual que venga de Bjork, Helena Bonham Carter, Tilda Swinton o Massiel. Lady Gaga sólo necesitó unos guantes de fregar para asegurarse muchas fotos y, sobre todo, muchos memes.

En cuanto a Lorelei Linklater, los que hayáis visto "Boyhood" sabéis que la película no sólo es una reflexión sobre el paso del tiempo, las relaciones familiares y los lazos entre padres e hijos... también es sobre una gran verdad de la vida: que los niños se estropean cuando llegan a adolescentes. Ahí está Lorelei, en plena fase "déjame que me exprese con mi ropa, mamá".

A estas alturas de post os preguntaréis si es que no hubo NADIE elegante. Quizá apostéis por lo seguro, por Julianne Moore o por Cate Blanchett:


Pero a mí me parecieron un poco zzzzzzzz. Aburridas. Pese a que el collar de Cate debía valer lo que toda la deuda griega.

Sólo me gustaron un poco ellas tres: Rosamund Pike de rojo, Chloé Moretz con un vestido que tenía una gran baza a su favor... ¡bolsillos! y Emma Stone, que va divina hasta cuando luce un vestido color Calipo de limón:

Y vosotros, lectores de mis entretelas, ¿también pensáis que estos Oscars han sido muy ÑÉ?, ¿creéis que Birdman es una caca de paloma o una obra maestra?, ¿pensáis que Boyhood sería perfecta si se hubiera acabado cuando el protagonista cumplía 16?, ¿os indigna la ausencia de La Lego película, sólo representada por su nominación a mejor canción y sus compositoras hipsters?, ¿se está convirtiendo John Travolta en el nuevo Michael Jackson?, ¿la esposa de Benedict Cumberbatch es, en realidad, su hermana?

Como hace mucho que no me dedico al noble arte del autobombo, os informo de que hay una obra en Microteatro escrita por moi. Se representa todos los martes de este mes, hasta el 3 de marzo. A partir de las ocho de la tarde en pases cada media hora, hasta las diez de la noche.

12 comentarios:

Charly Hell dijo...

No podría haber definido mejor la foto de Travolta y Kidman. Parecen dos comerciales de Barbie y ellos son los muestrarios vivientes.

A mi Jessica Chastain se lo perdono todo, incluso ese vestido. Incluso si hubiera llevado un saco de patatas atado a la cintura.

Ahora, Scarlett tenía una cara de estreñida que para qué. A lo mejor fue cuando Travolta le metió el morro.

Julianne Moore si que sabe ir elegante y guapísima siempre.

Y Dakota también iba muy mona.

Naomi Watts parecía que se le había roto el vestido a última hora. Y el de Lupita debía ser como aquellas esterillas de bolas para el asiento del coche. Debería estar mal de la circulación la pobre.

Jennifer Lopez iba tan cantosa como siempre (es de las que confunden "enseñar" con "sexy") y parecía que se estaba derritiendo y desparramando como una vela.
Que aprenda de Margott, que si que iba sexy.

Si, Marion parece que cogió el edredón o la funda del colchón. Y mira que es guapa la jodía, pero esta vez pinchó.

De Cate me gustó el vestido, pero no el collar, que si, que valdrá más que todo el dinero que ganaría yo en 7 vidas, pero parece de juguete del chino.

Y Chloe me gusta mucho, pero parece que el vestido se lo hicieron con el mantel de una mesa camilla o unas cortinas.

Saludos.

Uno dijo...

He llegado hasta ti completamente virgen sin ni siquiera saber quién había ganado. Luego me he ido a ver el palmarés.
Básicamente estoy de acuerdo contigo en cuanto a la alfombra roja. De Lady Gansa lo mas destacable, con todo, no son los guantes de Dartagnana sino que se tatúe la sobaquera. Lo peor del vestido de mi Juliana Moore es que no le favorece. Pero me alegro mucho de su oscar. No pienso ver esa peli tan triste pero se lo merece por tantos otros papeles... Sin ir mas lejos por "Maps to the stars". Me temo sin embargo que terminaré viendo Boyhood que es otro temita que mo me apetece. Ahora bien, me alegro mucho de lo de Birdman porque la disfruté enormemente y siento que no le dieran el premio a mejor actor de reparto a Edward Norton que está muy grande.
¿Se puede saber como se entitula tu mini obra de teatro? No me la pienso a perder. ¿Qué te pusiste para la premiere?

Un abrazo

Sorokin dijo...

Yo, qué quieres que te diga, no me ví los Oscars, que había tenido un domingo muy duro buscando un reaturante por la noche en un pueblito de Flandes (bueno, no tan pueblito, que tiene el aeropuerto al lado), y además, no estaba Charlize Theron. Pero con tu blog, es como si lo hubiera visto. Lo que sí hice es chaparme los premios franceses, los "Cesar", porque son a horas más asequibles e igual de rollos, sin duda, Lo que me dejó chapado es ver a Marion Cotillard vestida de derviche giróvago:
http://www.public.fr/News/Photos/Photos-Cesar-2015-Marion-Cotillard-Guillaume-Canet-Charlize-Theron-Sean-Penn-Tous-les-plus-beaux-duos-de-la-soiree-686580
Todavía no me he recuperado. Tambien fue duro ver a mi amada Charlize enganchada a Sean Penn, que debía estar pedo.
Por lo demás, he sobrevivido

laesti dijo...

Charly, ¡vaya análisis más completo! Me encanta que el vestido de Lupita sea una esterilla de taxista.

Uno, ¿y lo que tiene que doler tatuarse en la sobaquera? Mi mini teatro se titula "señora", te pongo el enlace con los horarios aquí:
http://microteatromadrid.es/senora/

Sorokin, lo de Charlize y Sean Penn es un misterio digno de Cuarto MIlenio, que tú no lo verás por allá, pero es un programa de misterios varios, tantos que el presentador introduce el programa diciendo: "bienvenidos a la nave del misterio".

el convincente gon dijo...

Lorelei Linklater tiene esa mezcla tan adolescente de "pasar mucha vergüenza cuando la gente te mira" + "ir hecha unos zorros".

En la peli hay momentos en que se le notan las ganas de desaparecer detrás de su flequillo tintado.

Isabel Hernandez dijo...

Pero, ¡Dios Santo! ¿Quién es la chica del pelo lila? ¿Como puede ir alguien con ese look a los Oscars y no ser noticia? Acabo de encontrar mi inspiración, quiero ese look para mí...ya he pedido hora en la pelu...no te digo más.

En cuanto a "Boyhood" no sé si soy la más indicada para criticarla porque me quedé dormida cuando el niño tenia 12 ó 14 años (no estoy muy segura) y eso no sé si cuenta como que la he visto o no. Pero te comento, no entiendo donde está lo novedoso de esta peli ¿Es que nadie ha visto "Cuéntame"? Por favor, si no solo nos ha crecido la familia Alcántara, además, todo el barrio con ellos. Y aquí sí hay algo que es para estudio, ¿como es posible que en la serie todo el mundo crezca y se haga mayor, mientras que la abuela está igual que al principio de la serie? Ahí lo dejo... ;)


Isabel Hernandez dijo...

Mira, te dejo un enlace de los "Lego Oscars". No fue nominada para mejor peli pero estuvieron presentes, claro que de otra forma...

http://verne.elpais.com/verne/2015/02/23/articulo/1424680304_872715.html

María dijo...

¡Hola! Me encanta tu blog, paso de vez en cuando, sobre todo cuando hay reseñas de alfombras rojas, me muero de la risa... Suelo hacerlas con mi mejor amiga y luego visitamos tu entrada para ver las coincidencias.

¡Un saludo!

loquemeahorro dijo...

Lupita: mal, lo que le quedan bien son los colores vivos, y además... no sé... que no.

Rosamunde Pilke, que iba fatal en los Globos de Oro, aquí iba genial.

Las demás no me han entusiasmado, pero siempre hay cosas mejores y peores.

Rosanna Arquete parece una tipa que está en una clínica de desintoxicación, fumando compulsivamente mientras dice "Mi tercer ex-marido...".

A su hermana la critican mucho por no seguir hecha un figurín, pero está 100 veces mejor.

Calamarin dijo...

Yo las alfombras rojas ya nos la miro ni siquiera por mi trabajo... Como hace tiempo que dejé de hacer vestidos para pijas que no tienen un céntimo y volví al mundo choni que es realmente el que me da de comer, pues pasó total de ver esos vestido que nadie se pone... Ni siquiera las actrices que los lucen ,que en cuanto termina la ceremonia los devuelven.

laesti dijo...

Gon, Lorelei está teniendo el pavo más largo de la historia. Medio Boyhood de adolescente, y ahí sigue.

Isabel, la chica del pelo lila es Kelly Osbourne, la hija del rockero Izzy Osbourne y celebrity en los USA no sé muy bien porqué, porque ese tono lila lo tienen todas las abuelas.

María, ¡gracias! pasaos y comentad cuando queráis.

Loque, Patricia Arquette es una belleza y defiendo su derecho a estar ternasca, o no quedará nadie en Hollywood para interpretar a amas de casa normales.

Calamarín, ¿es que trabajas para Bershka? Cuéntanos todos los sucios detalles...

Calamarin dijo...

Algo parecido... Pero como decía Marisa Paredes en "Tacones lejanos"..."En mi situación me interesa más trabajar que ser moderna."