martes, 20 de enero de 2015

El principio de Pitufina

A veces veo la 2. No voy a decir, como el típico ciudadano anónimo al que pillan desprevenido por la calle y quiere quedar bien ante las cámaras, que lo que más me gusta en la televisión son los documentales de animalitos de la 2. Detesto esos documentales. Hasta que inventen el documental-ficción de animales, donde los leones del Serengeti acaben dando lametazos a las gacelas, entonces me lo pensaré.

Hace poco, en Documentos TV, emitieron un documental (sin animales muertos) titulado "Miss Escaparate", donde se reflexionaba sobre la imagen de la mujer que transmiten los medios de comunicación estadounidenses. Periodistas de informativos maquilladas como si fueran reinas del Carnaval de Tenerife, comentarios de mal gusto sobre el aspecto de las candidatas políticas... Vamos, que el papel de la mujer en los medios está supeditado a su físico.

Afortunadamente, eso no pasa aquí.

¡Ja!

Podéis ver "Miss Escaparate" en este enlace de RTVE a la carta.

Está claro que a todos nos gusta la belleza. Y que en alguien que da la cara al público se espera eso que dicen los anuncios de ofertas de trabajo de "buena presencia". Pero una cosa es la buena presencia y otra la dictadura de la juventud, el taconazo y el wonderbra.

Tener poco pecho no es tan importante, con que seas una top model internacional es suficiente.

Analicemos, qué sé yo, por poner un ejemplo, a las presentadoras de la Sexta. ¿Qué harán con ellas cuando cumplan 40 años?, ¿las exterminarán como en La Fuga de Logan? Y no estamos hablando de conductoras de programas espectáculo... hasta las presentadoras de informativos son jóvenes y guapísimas. Curiosamente, ellos no. Saltemos de canal, miremos a los presentadores de las noticias y veremos que ellos pueden ser periodistas con experiencia (Piqueras, Prats...) mientras que sus compañeras de generación han desaparecido de la pantalla como por arte de magia porque... ¿qué fue de Olga Viza?

Lo mismo se aplica al mundo del cine. No es de extrañar que las actrices acaben cayendo en la trampa de la cirugía estética. Ya que no hay papeles para las mujeres de 50 años, ¿por qué no operarse y así aparentar 35 otra década más?

Los 80 son los nuevos 50.

Aunque es normal que apenas haya papeles para mujeres de una cierta edad. Si ni siquiera es fácil encontrar papeles femeninos en el cine. Allá por los años 80 se popularizó el conocido como test de Bechdel que medía la imagen que da el cine de las mujeres. El test consiste en tres simples preguntas:

- ¿Aparecen al menos dos papeles femeninos?
- ¿Estos dos personajes se hablan el uno al otro en algún momento?
- ¿Esa conversación versa sobre algo más que no sea un hombre?

Aplicadlo a cualquiera de las cinco últimas películas que hayáis visto. Veréis que sólo pasan el test las películas denominadas "femeninas", es decir, las comedias románticas, consistentes en una mujer protagonista buscando novio como loca. Aplicad luego el test cambiando "mujeres" por "hombres y veréis que prácticamente cualquier película (comedias románticas incluídas) lo pasan.

Los personajes femeninos existen cuando su personaje sólo puede ser mujer, es decir, cuando es el interés romántico del protagonista o su madre. Para interpretar a un compañero de trabajo, un jefe, un amigo, o un rival... serán todos hombres. Cosa que en la vida real (a no ser que vivas en Irán) no sucede, ya que hay mujeres presentes en todos los sectores de la sociedad. Tratando a las féminas como si, en vez de la mitad de la población, fuéramos una minoría exótica, de la misma forma que sólo aparecerán indios si se trata de una película del Oeste. Y esto no me lo invento yo en un arranque de ingenio, qué va, hasta tiene un nombre: el principio de Pitufina.

Haced memoria y pensad en quiénes son los partenaires masculinos de estas presentadoras en pantalla: ¿pasarían ellos el top de tipazos de Vertele?

El subtexto que hay detrás de esto pone los pelos de punta porque, si la imagen que se da de la mujer en el audiovisual se reduce al de "novia de" o al de "pibón susceptible de aparecer ligera de ropa en el FHM" o una mezcla de ambas, ¿qué mensaje se está dando? ¿Que el deber de una mujer es estar buena?, ¿que se valora más su belleza que su preparación?, ¿que las Cristinas Pedroches del mundo deben aprovechar la juventud y ahorrar antes de desaparecer de los medios para siempre?

Así que luego no es de extrañar ver cosas como ésta en sitios tan aparentemente cool como Jotdown:

 Un montón de hombres hablando de todo tipo de cosas y una sola mujer... hablando de hombres.

Y vosotros, gentes que leéis este vuestro blog, ¿conocíais el test de Bechdel?, ¿y el principio de Pitufina?, ¿habéis visto "Miss escaparate"? ¿a vosotros también os ponía de los nervios "Sé lo que hicisteis el último verano y esos minivestidos con los que las presentadoras no podían ni sentarse sin enseñar medio culo?

Contadme...

11 comentarios:

Juli Gan dijo...

¡Qué bueno! Utilizas una de mis frases favoritas cuando escribo a los empleos que piden años de experiencia y tener menos de 25 años: A ver si es que son una empresa que desecha trabajadores en plan “la fuga de Logan”.

En el caso de las mujeres, aún no estamos tan mal como en EEUU donde te adoctrinan incluso en los telefilmes y series adocenadas. Tienes que estar cañón para pillarte un hombre y que no se te pase el arroz, tener familia numerosa, ser un as en tu profesión y lucir una talla 34.

De las presentadoras españolas, hace poco oí que a la tal Pedroche se le ponía a parir por tener algún kilillo de más pillado jamando uvas en las campanadas de nochevieja. Wtf? ¿A nadie le importa que Pablo Motos sea un enano feo con mal perder? Así nos va, estética “mujeres, hombres y vicetiples”: Cuerrrpazos y cabeza hueca. Tenemos la estética que nos merecemos porque nos encontramos encantad@s con la educación –LOGSE-que nos brindan. Como marranos en barrizal.

el convincente gon dijo...

Tienes toda la razón.

Dicho esto y por no quedarme callado (aunque seguramente estaría más guapo), voy a añadir algunas tonterías (se admiten abucheos):

1. En lo que llevo de vida he oído a más mujeres despreciar la belleza de otras mujeres ("JLO en persona y sin maquillar no vale nada") que a hombres despreciar la belleza de otros hombres.

2. ¿No es un poco sospechoso el número de veces que Laura Ponte aparece citada por otras mujeres como una de las mujeres más bellas de España? ¿JLO sin maquillar no vale nada y Laura Ponte sí? ¿No sería igualmente sospechoso que los chicos nos pusiésemos a decir que nuestro ideal de belleza masculina es, qué se yo, Eddie Redmayne ("tiene taaanto estilo...")?

3. Ana Rosa ¿qué edad tiene? ¿Eva Hache es guapa? ¿Paz Padilla es buena presentadora?

Uno dijo...

No solo eso sino que ahora además los hombres están acaparando papeles que ellas tenían en exclusiva: azafatos y objetos de deseo. Esas series llenas de tios buenos que se desnudan sin venir a qué como nuevas Agatas Lys de la escena, esos colegios llenos de cachas...
Se podría decir que están contribuyendo a la igualdad por el intrusismo.
Está claro que para arreglar esto no podéis contar con los chicos.

loquemeahorro dijo...

Solo puedo decir AMÉN.

Sí, yo conozco ese test y el principio de Pitufina, y sí, me pone nerviosa ver que desde El Informal hasta Sé lo que hicistéis, pasando por Zapeando, en todos, todos esos programas supuestamente "actuales" siguen repitiendo el mismo patrón que la revista de Juanito Navarro: hombre gracioso + tía buena.

Me parece que no necesito ver ese documental, es más, que si van a hacer una segunda parte, puedo ser la guionista.

Estoy asquedada de ver cómo van las cosas en este aspecto y solo me anima ver que no soy la única.

pd. Muy bueno lo de La Fuga de Logan.

laesti dijo...

Juli, antes de la LOGSE ya estuvieron las Mama Chicho y las chicas Chin-Chin. Creo que no sólo es una cuestión de educación, sino cultural. A las propias mujeres no nos extraña que nuestra imagen pública sea tan estereotipada, porque lo vemos desde siempre.

Gon, el machaque por el físico está mal venga de hombres o venga de mujeres. Pero es curioso que todos esos ejemplos que nombras (Ana Rosa, Paz Padilla...) presenten programas cuyo público mayoritario son las mujeres mayores de 50 años. El caso de Eva Hache es sangrante. En la Sexta la anunciaron como "la única presentadora fea de este canal" en una promo.

Uno, ¡cierto! En lugar de cosificar menos a las mujeres, ahora se tiende a cosificar también a los hombres, sobre todo a los más jóvenes.

Loque, efectivamente es todo muy Juanito Navarro. Y si ves la televisión italiana, ni te cuento.

Charly Hell dijo...

Es lamentable esa cosificación de la mujer en televisión pero tenemos lo que nos merecemos y lo que queremos realmente. Y la prueba es el éxito tan grande que tienen programas como MHYV, Salvame, corazones variados... y aunque luego preguntes a la gente siempre te responderá con un "uy, yo no veo eso nunca, bueno... alguna vez haciendo zapping...".
Y la cadenas como entidades mercantiles con ánimo de lucro que son, dan lo que se pide.
Y con las mujeres y los hombres en pantalla sucede lo mismo. ¿De qué se habló en las campanadas? Del vestido de Cristina Pedroche, la cual ha manifestado recientemente "que si no enseño ahora, cuando voy a enseñar?". Ella misma se retrata. Y era hablar de eso, o de la capa de Ramón García. Muy buen ejemplo el de las chicas y los "señores" de informativos. Parece que sólo vamos a prestar atención si no las cuenta un señor serio o una chica mona. ¿De verdad? Lo malo de esto es que hay presentadoras bastante buenas, pero que como estén buenas pierden su credibilidad al grito de "a saber qué habrá hecho esa para estar ahí".
Tenemos lo que nos merecemos.

Sorokin dijo...

Muy interesante. No voy a ponerme a estudiar el tema en profundidad porque no veo la tele española. Entre las cadenas que yo veo habitualmente, la RTBF (belga francófona), sí que usa presentadoras aparentes y limpitas. En ell Canal+ francés, el monstruo mediático es Yean Barthès en "le Petit Journal". En Euronews, en cambio, han eliminado el problema simplemente quitando a los presentadores.
Pero, hablando de series, me estoy empifrando ahora "Downton Abbey", que me tiene absorto y que no cumple el pricipio de Pitufina. El monstruo es Maggy Smith, que hace el papelón de su vida (y mira que ha hecho muchos).

Calamarin dijo...

Mira de verdad es muy triste... Y cuando leo cosas como está doy gracias de nuevo por haber nacido con un cuerpo de hombre (aunque en mi interior lleve a toda una señora de Serrano)

laesti dijo...

CHarly, totalmente cierto, los directivos ponen a jamonas en minifalda porque sube la audiencia. Esto es así.
Sorokin, yo quiero vivir en Downton Abbey. No en la serie, ¡¡¡en la casa!!!
Calamarin, ¿y quién no lleva dentro de sí a una señora de Serrano? si acabo de decir que me encantaría vivir en la casa de Downton Abbey...

Juli Gan dijo...

Hola, tocaya, por alusiones :D http://labasquebondissante.blogspot.com.es/2014/06/los-surcos-del-azar.html

laesti dijo...

Jajajaja, y además yo había leído ese post y lo había comentado... Estoy abuela.