lunes, 1 de diciembre de 2014

Zamora, qué hermosa eres

Os desafío.

¿Seríais capaces de localizar Zamora en este mapa?


Eh. Quietos parados. No vale consultarlo en San Google Que Todo Lo Sabe.

Zamora es una de esas provincias que si alguna vez supimos dónde estaba es porque nos lo aprendimos en la EGB (los de la ESO ni siquiera han aprendido la diferencia entre provincia y autonomía). Pero, al igual que con los nombres de los huesos del cuerpo humano, lo hemos olvidado.  Algunos, los más viajados, diréis que habéis estado en Zamora, aunque "sólo de paso", de camino a otro sitio más interesante, probablemente en la playa.

Pero las cosas en Zamora están cambiando. De ser un sitio poco poblado, lleno de viejos, que se confunde con Albacete o Palencia y que siempre aparece en las listas de las ciudades más aburridas a ser el epicentro del crimen.

Porque en Zamora, en un pueblo de 80 habitantes llamado Valdefinjas, se ha detenido al auténtico Walter White. Si yo fuera Vince Gilligan, el creador de Breaking Bad, me iría preparando para una demanda por plagio, porque la vida de este hombre es sospechosamente parecida a la del protagonista de la serie. 


¿Walter White cocinando meta en Albuquerque o Marcial cocinando speed en Zamora?

Marcial (porque si eres de Zamora tienes que llamarte Marcial o, por lo menos, Benigno) empezó su andadura criminal mucho antes de que se estrenara Breaking Bad. Hasta ese momento era considerado un cerebrito, con 6 tesis doctorales y más de 40 trabajos en publicaciones científicas. Trabaja como profesor de química (sí, de química, como Walter White) en la facultad de farmacia de Salamanca. Parece un científico serio hasta que lo detienen en los años 90. Como White, Marcial era un crack en lo suyo y ya en esa época creó, él solito, una nueva droga de diseño, la PMA, que se vendía como rosquillas tanto en Salamanca como (dónde sino) en la costa mediterránea.

Marcial pudo haberlo dejado cuando salió de la cárcel, pero ya no contaba con su trabajo como profesor en la universidad. Le habían expulsado porque son así de tiquismiquis, delinques un poco y te quedas sin tu plaza. Así que Marcial, ambiciosillo él, como Walter, crea ni más ni menos que el mayor laboratorio de drogas sintéticas de la región. Le detienen en el 2003.

Marcial, una vez más, podría haberlo dejado ahí. Pero, como Walter, debió pensar que si tenía un don había que aprovecharlo. Y qué se le va a hacer si tu don es cocinar drogas sintéticas. Así que se trasladó a un pueblo de ésos que sólo está habitado por abuelos: Valdefinjas, en Zamora.

Valdefinjas los fines de semana se pone a tope.

Allí instaló su laboratorio, donde creaba, desde cero, sin precursores importados de Europa del Este (aunque la única droga que consumais sea el Milka Choco Swing, si habéis visto Breaking Bad sabéis qué es un precursor), speed. Contaba con toda una red que distribuía la droga por Valladolid, Salamanca y Zamora. Hasta que, otra vez, le pillaron.

Espero ansiosa el programa especial que (seguro) Equipo de Investigación va a dedicar a Marcial. Y más ansiosa aún espero una nueva edición de aquel "Cuerda de presos" con entrevistas a grandes criminales de ayer, hoy, y siempre. Pero sin Jesús Quintero, que siempre me ha puesto nerviosísima y soy incapaz de verle sin pensar en Millán Salcedo. Mientras tanto, resulta que el único español que ha conseguido robarle la novia a un argentino es de... ¡Zamora!

Algo está pasando en Zamora, deberíamos ir a ver qué. El problema es que no sabemos llegar.

¡Está aquí! ¡Es la provincia pintada de verde! Entre... ¿León? y... ¿Salamanca?, ¿Valladolid?, ¿Ciudad Real?

Y vosotros, ¿pensáis que Marcial le ha quitado el puesto a Ana María Cameno como Walter White patrio?, ¿es Zamora la ciudad de moda?, ¿está tardando José Luis Moreno en organizar su próxima gala "Murcia, qué hermosa eres" en Zamora?, ¿actuarán en esa gala David Civera, Marianico el Corto y el grupo de bailes regionales de Toro?

11 comentarios:

Juli Gan em pc ajeno dijo...

Zamora, el país de los quesos recios de oveja, de las mantas tupidas y de las pipas de girasol. Como estudié 2º de EGB en aquellos años en que estaban cambiando las autonomías, de hecho no existían más que tres o cuatro, y al grito de ¡Café para todos! germinaron como champiñones, aún recuerdo cuando león, Zamora y Salamanca no tenían nada que ver con Castilla la vieja, y esta tenía salida al mar por su provincia de Santander. Cantabria es un nombre del que se han adueñado por la filosa, ya que la sierra de Cantabria se encuentra entre Álava y La Rioja, provincia que, también era "castellanoviejuna" y se llamaba Logroño, con curiosa rima de todos calculable. Un zamorano de pró tendróa que llamarse Vellido Dolfos, como su héroe legendario o Urraca, como su reina, no como el personaje granujiento del cómic. Y si no, que los ministros werzotas enseñen bien cosas que la gente desconoce:http://labasquebondissante.blogspot.com.es/2012/09/la-serie-b-de-la-historia-el-romance.html

loquemeahorro dijo...

Si se llama Benigno, le recomiendoque se haga portero (cuando salga de la cárcel) porque para dedicarse a esa profesión hay que llamarse algo así. Javier, no vale.

pd. Creo que la he situado en Salamanca, bueno... no está tan mal (dijo ella sin mucha ambición).

Uno dijo...

Contarte que una vez desde Zamora crucé a Portugal por un camino de cabras por donde iba mas solo que la una. Me pasé el control español sin verlo. Tuve que despertar al guardia del portugués para que me levantara la barrera y desde allí oí los gritos del guardia español en camiseta de tirantes que desde lejos me recriminaba el despiste. Claro que el portugués en pijama me lanzó un Bah! y un gesto desde la ventana del primer piso de la casita y yo solito me abrí paso.No era una peli de Berlanga. Ni siquiera una serie, era Zamora. Quiero ilustrar con esto lo listo que fué nuestro WW eligiendo Zamora para escapar del control policial.
Un abrazo

Sorokin dijo...

Para mí, lo mejor de Zamora era un restaurante que estaba en la calle Galileo de Madrid y que ostentaba -cómo no, si eran de allá- el descriptivo nombre de "la Zamorana". Allí íbamos los colegas a la hora del lunch cuando un servidor curraba en Madrrrit. Era limpito y tenía una inolvidable tortilla: ni más ni menos que... imagínese: ¡la tortilla zamorana!. Cuantas veces nos ha salvado de morir de inanición. Y luego otra: el vino de Toro, pardiez, el vino de Toro. Y todo eso sin metanfetamina. No te quiero decir lo que sería si además le metes la meta azulita de Heisenberg

laesti dijo...

Juli, "Zamora, país de los quesos recios de oveja" me parece el slogan perfecto. Yo, si hay quesos, me decido a ir un día a Zamora y todo.

Loque, la has colocado al lado y en la comunidad autónoma que toca, ¡eso es puntuar doble!

Uno, qué historia tan hermosa. Qué pena que no estuvieras traficando, qué sé yo, toallas portuguesas.

Sorokin, ¿qué tiene la tortilla zamorana? Me imagino una mezcla entre tortilla de patata y olla podrida, ahí a lo loco.

Uno dijo...

POR ALUSIONES: se ha nombrado aquí a La Zamorana y no puedo por menos que sumarme al homenaje a la tortilla del mítico local. Es que fuí muy jóven en esa barra. Snif (de llorar no de lo otro)

Charly Hell dijo...

Yo si la he situado a la primera. Y creo que se lo debo a mi hermana, que cuando era yo pequeño me hizo un mapa de España de madera bastante grandote y las provincias tenían un remache de metal. A los lados estaban los nombres de las mismas con otro remache y si acertabas a emparejarlos se encendía una lucecita. Pues gracias a las horas que me pasaba ahí juntando los bolis bic con una punta metálica se situar todas las provincias. Ahora sabrán dónde está su ciudad y poco más. De hecho un día preguntando a tres personas super cools ellos, muy modernos y tal situaron mi ciudad a unos 400 km de donde realmente está.

Me quedé patidifuso con la noticia del Breaking Bad español. A qué espera Telecinco para llevarlo a un plató? Tiene más interés esa entrevista que la del pequeño Nicolás, ese.

Y no he estado nunca en Zamora, pero la verdad es que me gustaría conocerla. Lo más cerca ha sido Salamanca. Alguien que vaya por blablacar? XD

Si a ti cada vez que oyes a Quintero te recuerda a Millán Salcedo, a mi la pareja me recuerda a Martes y Trece imitando a dicho Quintero y a Paca de Carmona. Mítico sketch.

Saludos.

calamarin dijo...

Muy a favor de que los profesores de química se busquen la vida dentro del amplio mundo de las drogas sintéticas... Y por favor muy, muy a favor de la Semana Santa de Zamora, tan medieval, tan austera, tan tétrica... De las que dan miedo, como tiene que ser.

laesti dijo...

Uno, ¿pero qué tenía esa tortilla para que fuera tan mítica?, ¿diamantes?

Charly, para mí la esencia de la Navidad (televisivamente hablando) son los Martes y Trece. Paca Carmona es mítica.

Calamarín, di que sí. Las Semanas Santas tienen que dar miedo, como Expediente Warren.

Sorokin dijo...

Bueno, pues vamos a ver, mi recuerdo está más en mis papilas gustativas que en la deconstrucción de tan mítica tortilla. Tenía, desde luego, huevo, patatas, cebolla, lonchitas de jamón, chorizo y algún aditamento más, pero era gloria bendita.

Madreconcarné dijo...

Si no habéis probado el arroz a la zamorana no sois personas ni sois ná.
También puedes ser de Zamora llamándote Urbano o Sebas.
La desmedida afición de los zamoranos por ver las procesiones de Semana Santa comiendo pipas modo industrial, desluce mucho el claroscuro medieval.