lunes, 16 de junio de 2014

Penny Dreadful, mucho lirili y poco lerele

¿Qué tienen en común el Papa Francisco, Obama y la nueva serie de Showtime "Penny Dreadful"?

Pues que son un timo.

Como diría la sabiduría popular: mucho lirili y poco lerele.

Y es que cuando Obama fue elegido en las urnas aquello parecía no la llegada de un presidente nuevo, sino el advenimiento del Mesías. No sólo era el primer presidente negro (más bien café con leche) sino un hombre con buena percha, que hablaba bien, que parecía majete y que prometía cosas tan buenas y tan extrañas en los Estates como sanidad pública para todos o el cierre de Guantánamo.

¿Y qué ha hecho Obama, 5 años después? Pues nada de eso. Barack, el presidente con nombre de cantante de grupo de rock, sigue siendo un tipo locuaz, simpático, que habla que da gusto y ni te cuento lo bien que le sientan las camisas. Y ya.

Dos pizzas barbacoa, una cuatro quesos y otra vegetal para Michelle que está a plan. Dirección: la Casablanca.

Más o menos lo mismo podríamos decir del Papa Francisco. Que más allá de la importancia histórica que pueda tener que sea el primer Papa americano y más allá de que sea, como el rey, tope campechano, no ha hecho nada. Mucho hablar de que la pederastia es una cosa feísima, de que el amor es muy bonito incluso si es entre personas del mismo sexo y que el cristianismo consiste en compartir... pero hacer, lo que se dice hacer, no ha hecho nada. Se ha hinchado a dar entrevistas y a tocar a bebés, eso sí. Todo fachada, aunque a Francisco las camisas fijo que no le quedan como a Barack.

Pues "Penny dreadful" es tan decepcionante como estos dos señores.

Sam Mendes produciendo, Juan Antonio Bayona dirigiendo, John Logan escribiendo, Eva Green y Timothy Dalton como protagonistas, Showtime juntándolos a todos... Penny dreadful tiene todo lo necesario para despertar interés en los yonquis de las series que andamos siempre a la búsqueda de mierda de la buena a la que engancharnos. A todo el elenco de nombres famosos hay que sumar un trailer súper molón:


Misterio... Rollo victoriano... Cosas sobrenaturales... 

¿Y?

Y nada.

El piloto no está mal del todo. Se nota mucho que la serie es una mezcla de "From hell" más un poco de "La liga de los hombres extraordinarios" más otro poco del "Drácula" de Coppola. Pero eso no tiene porqué ser un handicap.

"Penny dreadful" cuenta la historia de un hombre que busca rescatar a su hija, secuestrada por vampiros. Para conseguirlo cuenta con la ayuda del personaje de Eva Green, una especie de médium, y del personaje de Josh Hartnett (muy mono con barba), un pistolero. Todo en un Londres tope chungo, donde por las noches actúa Jack el destripador, Victor Frankenstein hace experimentos y aún encima la mitad de la población tiene tisis y escupe sangre. Todo muy mal rollero, pero eso sí, con una fotografía y un vestuario que te mueres.

Diseñadores del mundo, ¿no creen que las mujeres deberíamos vestirnos rollo victoriano, al menos en invierno?:
Eva Green va más chunga en la alfombra roja que cuando sale en una serie de vampiros.

El problema es cuando llega el segundo capítulo y la trama que se había apuntado se frena en seco. Y aparece Dorian Grey, aunque no juega ningún papel en la trama más allá de hacer ojitos a toda fémina que tiene a mano, y el pistolero se enamora de una prostituta con tisis (la de veces que alguien escupe sangre en esta serie es impresionante) y hay mucho misterio, muchas puertas que se cierran, muchos insectos que salen de lugares insospechados, mucho espíritu manifestándose... pero no se sabe muy bien para qué.

Cuando llega el tercer capítulo aquello ya es el acabóse. La trama principal no avanza ni a tiros. Los diálogos se alargan, aparecen flash backs para contarnos historias que ya conocemos (la del monstruo de Frankenstein, sin ir más lejos), la médium sigue siendo poseída por todo tipo de espíritus y el padre que busca a su hija no hace nada por encontrarla. Del cuarto capítulo no os puedo decir nada, porque me planté en el tercero.


Ejercicio de agudeza visual: ¿quién es Bayona y quién Hartnett?

Lo dicho: mucho lirili y poco lerele.

Y vosotros, ¿qué serie/película/libro/personaje de trascendencia mundial os ha decepcionado más?

11 comentarios:

Sara dijo...

Me encanta el modo de enlazar tu crítica con la más candente actualidad.
Un saludo.

Juli Gan dijo...

Pues cada vez sigo menos series, a pesar de que sirven para evadirse de una realidad mucho más terrorífica que las series de asesinos en serie, muertos vivientes y supervivencias varias que pululan por la tele últimamente. Si hasta tenemos un "jomlán" auténtico.

Obama es un "vaaaale, entre mujer y negro, elegimos negro, que no lo es tanto, y encima le cuelgan las pelotas". Y ya está. Ni seguridad social ni gallináceas jóvenes en ácido acético (pollas en vinagre)En el segundo mandato, que no tiene que rendirle cuentas a nadie, porque ya no hay más, se dedica a hacer negocietes con todos los contratistas que sacan tajada de los marines haciendo el hostia por los desiertos de oriente medio. y aquí peace y después glory, gloy, halelujah.

Blackmount dijo...

apoyo la idea de look victoriano para todos. ve alistando el miriñaque y la crinolina

laesti dijo...

Sara, ¡muchas gracias! y bienvenida.

Juli, el Jomlán que están liando en los Estates con el soldado secuestrado es lo más.

Blackmount, si es que hasta la palabra "miriñaque" mola mil.

Charly Hell dijo...

Como yonki de las series, si que tenía buena pinta, si, y de hecho la tenía en pendientes en series.ly pero sin saber nada me daba la impresión de todo muy rimbombante y con taaaantos famosos y no me daba muy buena espina. Y ahora tu me los confirmas. Aunque como buen yonki, se que acabaré recayendo (y más ahora que termino Juego de Tronos, The Shield, Shameless y El Show de Michael J. Fox y necesito material).
A mi Up también me puso un nudo en la garganta, y La tumba de las luciérnagas la tengo pendiente. Yo tampoco pienso verla una segunda vez.

loquemeahorro dijo...

No puedo estar más de acuerdo con lo de Eva Green que es más siniestra al natural que haciendo de bruja como en Sombras Tenebrosas, o vampira, o concejala de urbanismo.

Me da pena que la serie no esté bien, porque le tengo cariño a Timothy Dalton.

Me han decepcionado muchísimas series que empecé a ver con muchas expectativas: Resurection la última, la primera Perdidos, a partir de la segunda temporada.

The Following, Downton Abbey (a partir de la tercera) y muchas más, tantas que no recuerdo ni sus títulos.

No he puesto Flash Forward por no hacer sangre.

laesti dijo...

Charly, cuando veas "La tumba de las luciérnagas", hazlo con un paquete de Kleenex, pero de 12.

Loque, a tu lista añado "Hannibal", "Ray Donovan", "Justified"... sí, amigos, me he hinchado a series buscando mierda de la buena.

Uno dijo...

No es mi "cup of tea" el género de esta Penny.
De las que mas me han decepcionado American Horror Story. La idea me pareció estupenda pero no supieron qué hacer con ella. Solo el personaje de Jessica Lange consiguió que llegara a ver algunos episodios odiando cada uno de ellos. Pero Jessica sola no levantaba aquello.
Qué importante son los actores. Yo por ejemplo no podría ver ni un solo episodio de eso que se anuncia como El chiringuito de Pepe.

Sorokin dijo...

Vaya, pues me has aguado la diversión, porque anadaba yo un poco como huero de series, tras el fulgurante final de Juego de tronos (para mi gusto el mejor capítulo de la cuarta temporada) y el resquemor que te deja que Teresa Lisbon se haya ligado por fin con Patrick Jane, el mentalista, ella, tan Irish, tan comedida. Así que, iba a mirar eso de la Penny esa sin saber de qué iba. Pero, tate, ni me gustan los vampiros ni me gustan los zombies, así que, gracias por avisar

sofia martínez dijo...

Interesante lo que acabo de leer, la verdad no pensé que el contenido de una serie de terror fuera a causar tanta polémica. Definitivamente va por buen camino esta propuesta, a mí me han encantado los primeros episodios.

C.C. dijo...

La estoy viendo ahora (voy por el quinto) y es un truño. Lo de Dorian Grey, en fin... ¿Pa qué? ¿y qué le ven todos?. Y digo "todos". Me planto.