lunes, 5 de mayo de 2014

Cómo paliar (que no superar) una calabaza como una catedral

A una amiga mía le acaban de dar una calabaza de este tamaño:

Para ella y para cualquiera a quien le hayan roto el corazón y luego bailado un zapateado sobre él, recomiendo estos diez sencillos pasos. No os van a cambiar la vida. No os van a ayudar a encontrar a otra media naranja con la misma facilidad que Reese Whiterspoon en cualquiera de sus películas que ponen en la 1 los domingos por la noche. No os van a quitar la tristeza de un plumazo. Pero os van a echar una manita. No hace falta que os gastéis 20 euros en un libro de autoayuda de tapas blandas, esto se lee más rápido, ¡y es gratis!:

Asilvéstrate
Date el gustazo de no depilarte las piernas ni el entrecejo. Ponte esas bragas color carne dadas de sí tan cómodas y que tienen la sensualidad de Pilar Urbano (o esos calzoncillos desgastados con la goma fuera). Quédate dormida en el sofá del salón, preferiblemente viendo Médium, esa serie que repiten de madrugada en Divinity y 7 y donde: A. la protagonista está rellenita, B. su marido le da la razón en todo y C. tienen una hija así de achuchable:


Busca el zen
Que no está ni en las clases de meditación ni en el kundalini yoga. Está en las cosas agradables de la vida, sencillas y monas. Están en aplastarle los mofletes al bebé de tu amiga o en hincharse a comer o a comprar ¿Que dejas la tarjeta de crédito temblando? No importa, hay amnistía de calabazas, puedes hacerlo sin cargo de conciencia.

Di no a los ligues de discoteca
Ni se te ocurra liarte con el primer salido que te haga ojitos. A algunas la libido se nos suicida tras una ruptura, pero si tú sientes una necesidad fisiológica de calor humano, ojo. Estas cosas tienen el mismo efecto que una borrachera de garrafón: una hora de diversión y 24 de sufrimiento.

Di no a hurgar en la herida
Ojear los álbumes de fotos de vuestras últimas vacaciones está tan prohibido como curiosear el facebook de tu ex o escuchar canciones melancólicas tan de abrirse las venas como "sin ti no soy nada" o "all by myself, don't wanna be all by myself anymoooooore". Puestos a escuchar algo, que sea un placer culpable hortera y tontorrón tipo éste:


 
Di sí a los thrillers
Y di no a las comedias románticas. Si ves cualquier película de Sandra Bullock, Reese Whiterspoon, etc piensas: ¿por qué no soy diseñadora de zapatos en Nueva York?, ¿por qué no tengo un vestidor lleno de ropa divina?, ¿por qué no he ligado nunca con alguien la tableta de Matthew McConaghey?, ¿por qué mi vida no es así? Pero si ves un thriller de asesinos psicópatas, mafias italianas o secuestros a niños piensas: menos mal que mi vida no es así.

Evita las frases hechas
"Hay muchos peces en el mar", "esto lo vas a superar", "tú te mereces algo mejor"... Chorradas. Quieres a alguien que no te quiere. Eso es triste y no lo va a cambiar la creencia de que dentro de unos meses a lo mejor encuentras a otro. Ahora estás mal, y es normal que estés mal. Punto pelota.

Haz memoria
Recuerda esas pequeñas cosas de tu ex a las que antes no dabas importancia porque te cegaba el enamoramiento: ¿contaba los chistes por el final?, ¿odiabas a sus amigos/as?, ¿te obligaba a ver el fútbol o temporadas enteras de "Sexo en Nueva York"?, ¿se volvía un loco en cuanto se subía al coche?, ¿roncaba?, ¿tenía alergia a tu gato?, ¿cocinaba de pena?, ¿odiaba a tus amigas/os? 

Monta un pollo
La dignidad, como la sinceridad, está sobrevalorada. Puede que montar una escena sea inadecuado y te haga pasar mucha vergüenza pero, oyes, es una anécdota maravillosa para contar a posteriori a tus amigas. Lanzar un montón de ropa por un cuarto piso, romper platos o tirar un gin tonic (con rodajas de pepino y todo) en la cara de alguien desahoga una barbaridad.

Prohibidos los "y si"
¿Y si se quiere reconciliar?, ¿y si ya está con otra?, ¿y si estaba con otra mientras estaba conmigo?, ¿y si ha salido del armario?, ¿y si está feliz de haberme perdido de vista?, ¿y si ya está con otra, y feliz de haberme perdido de vista y aún encima voy y me los encuentro por la calle? Prohibidos. Todos.

Y last, but not least:

No me seas antigua
Nunca más me volveré a enamorar, ni me casaré, ni tendré hijos, acabaré como la loca de los gatos de los Simpson. Qué estamos, ¿en el siglo XIX? La vida de una soltera no se reduce a bordar mientras mira por la ventana y suspira por Lord Darcy. Aguantamos más de lo que creemos, aguantamos lo que vino y lo que viene, nuestro cuerpo aguanta hasta quince minutos ahorcado:



Y vosotros, ¿habéis montado algún pollo mientras os dejaban?, ¿tenéis técnicas propias para hacer más pasable el duelo?, ¿qué canciones horteras escucháis para poneros tristes, pero no demasiado?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo confieso que tras ser "dejado" vía Whatsapp,cuando lo adecuado habría sido encajar la situación y no ponerme en evidencia a través de reproches, pues monté un pollo tb. vía Whatsapp y tras media botella de orujo.

Siempre fui consciente de estar en una especie de casting en el que era uno más, pero que encima me lo vendiesen como que algo que estaba naciendo no iba a prosperar... pues reventé y reubiqué la realidad en sus justos términos: conocía a otros "candidatos" que me hablaron con pelos y señales de sus encuentros sexuales mientras a mi se me vendía que "aun no estaba preparado" para volver a tener una relación con nadie tras su última traumática ruptura...
La "justificación" se basaba en que dada mi situación no era viable plantear una convivencia plena...

En fin, que lo único que conseguí fue ponerme más en evidencia, y encima quedar "como amigos" (tras lo cual ha intentado incluso colocarme de novio a una de sus amigas)

Uno dijo...

Tienes razón, quizá tirarte a alguien no ayude pero tírate a la carretera, a cualquier carretera acelerar un poquito y cántarte un guilty pleasure de esos a voz en grito. Uno que tenga una letra ad hoc que te suba el ego... Llegas nuevo a esa ciudad desconocida. Dispuesto a comértela (quiero decir a merendártela).
Has estado muy sabia.
Un abrazo

LaCarola dijo...

Solo echo de menos una cosa: el gran "siempre fue un gilipollas" ¿Desde cuándo?! Y si yo empezara meditación justo este jueves... Viva los numeritos.

Juli Gan dijo...

Es como el síndrome de abstinencia de la "drogaína". Pasarás unos días más chung@ que el videojuego de prueba del supermercado (Que todo el mundo manipula con esa alegría que te da el saber que es gratis) pero al final, sobrevivirás. (¿Por qué se me aparecen Gloria Gaynor y Mónica Naranjo?)

Calamarin dijo...

Yo lo tengo muy claro, tirarme a alguien, no al primeo que pase, que tampoco soy "La Polvorones"... Y luego irme en busca de la vidente mas bruja que haya para que le ponga tres velas negras a ese indeseable que se ha atrevido a dejarme.

Esti dijo...

Anónimo, conozco un caso (de segunda mano, lo mismo es una leyenda urbana) de una chica que se enteró de que la dejaban mediante cambio de estado de facebook de: "en una relación" a "soltero". Ahora hay tantos medios y redes para repartir calabazas...

Calamarín, ¿lo de las velas negras funciona o es más una táctica para desahogarse?

Sorokin dijo...

No sé, no tengo nada que aconsejar en este caso (ni en ninguno, vaya). Nunca dejé a ninguna mujer (todas me dejaron a mí) así es que me falta experiencia sobre el asunto.

loquemeahorro dijo...

Qué sabios consejos, lo único que no sé si veo es la de montar un numerito, pero vamos que nunca lo he probado.

Con todo lo demás no puedo estar más de acuerdo: pasa de la gente que dice "un clavo saca otro clavo", o de ver a Ally McBeal suspirando por encontrar a un hombre (eso hacía una amiga, no sé por qué).

Ni se te ocurra tener por ahí las fotos del ínclito/a y mucho menos lo del feisbuk!! Ya lo de andar mandándole mensajitos, está altamente desaconsejado por la OMS.

Y sí, sí, date gustazos y piensa ¿ese tío, iba a ser tan buen marido como Joe Dubois? ¡Seguro que no!

Esti dijo...

Loque, ningún marido puede competir con ese dechado de virtudes que es Joe Dubois.

anónimo veneciano dijo...

En términos psicoanalíticos, debe "recoger" la líbido depositada en la otra persona, para ello debe revisitar lo vivido con la otra persona y dejarla ir.

Algunas propuestas útiles en el proceso:

1. Prostituir recuerdos

2. Evitar las sustituciones: la mancha de la mora verde no quita la morada

3. "distraerse" no es más que un aplazamiento que no evita el proceso

anónimo veneciano dijo...

En términos psicoanalíticos, debe "recoger" la líbido depositada en la otra persona, para ello debe revisitar lo vivido con la otra persona y dejarla ir.

Algunas propuestas útiles en el proceso:

1. Prostituir recuerdos

2. Evitar las sustituciones: la mancha de la mora verde no quita la morada

3. "distraerse" no es más que un aplazamiento que no evita el proceso

anónimo veneciano dijo...

En términos psicoanalíticos, debe "recoger" la líbido depositada en la otra persona, para ello debe revisitar lo vivido con la otra persona y dejarla ir.

Algunas propuestas útiles en el proceso:

1. Prostituir recuerdos

2. Evitar las sustituciones: la mancha de la mora verde no quita la morada

3. "distraerse" no es más que un aplazamiento que no evita el proceso