jueves, 26 de septiembre de 2013

Finales mierder

Se ha acabado Dexter.


Me gustaría poder decir que estoy de duelo. Que estoy pasando ese proceso de superación de la pérdida cuando se acaba una de esas series que has estado viendo durante meses. Pero no. Porque el final de "Dexter" ha sido una caca de vaca.

La serie de televisión nos había tenido entre fascinados y escandalizados con la historia de un psicópata a quien su padre, policía, había enseñado a matar a través de un código de conducta. Dexter Morgan también trabajaba en la policía y, desde dentro, tenía acceso a los expedientes de los asesinos que mataba y hacía desaparecer en las aguas de la soleada Miami.

Dexter tuvo 5 temporadas magistrales donde exploraba la relación de Dexter con su hermana, su esposa, sus compañeros de trabajo... sus problemas para mantener su doble vida y su necesidad de encontrar a alguien a quien poder contar todos sus secretos. Temporada tras temporada, la menda, sentada en el sofá, pensaba: ¿y qué van a hacer ahora? Y siempre me sorprendían. Hasta que llegó la sexta temporada y se fue todo a freír gárgaras.  Una serie que ha sobrevivido al matrimonio y la separación de la pareja protagonista (hermanos en la serie) y al cáncer del actor protagonista no se merecía acabar así.
Guapos e incestuosos.

Suele suceder en casi todas las series de televisión. Los guionistas ya no saben cómo estirar más el chicle, o dependen de la decisión de la cadena, que todavía no sabe si les van a renovar una temporada más o no o, simplemente, pierden la perspectiva de cuál es la historia que están contando. Es entonces cuando llega el "jumping the shark", ese giro inesperado o absurdo, da igual, lo que sea para renovar una temporada más. En el caso de Dexter su huida hacia delante (traducción libre del jumping the shark) es cuando Deb Morgan, hermana de Dexter, compañera de trabajo en la policía, confidente y eterna víctima de todos los asesinos en serie que van poblando la serie, confiesa que está enamorada de su hermano ¿Era esto necesario?, ¿era coherente con la serie?, ¿era ridículo?, ¿era meterse en camisa de once varas? El caso es que esa temporada marcó un antes y un después y a la serie sólo le quedaba languidecer y morir.

No es el único caso. Qué va. Grandes series han caído víctimas de primeras temporadas demasiado brillantes (Prison Break, Héroes), de finales decepcionantes (Battlestar galactica) o de exceso de temporadas (Mujeres desesperadas, Expediente X). Aunque de todos los finales mierder, el que a mí más dolió fue el de Nip/Tuck. Vale que era una serie excesiva desde el primer momento. Una serie sin miedo a caer en el ridículo porque luego era sublime. A mí (y ahora me voy a poner un poco pedante) me recordaba a los relatos de David Foster Wallace. Los clientes de la clínica de cirugía plástica de los doctores protagonistas eran un repaso a lo más incómodo y extraño de la naturaleza humana: siamesas que no querían separarse, mujeres cañón que habían sido hombres y que querían volver a ser hombres, obesas mórbidas que querían adelgazar para epatar en la fiesta aniversario de su antiguo instituto, capos de la droga que pasaban cocaína en los implantes de silicona de sus amantes... Pero el día en que el hijo díscolo de los dos doctores (engendrado por uno y criado por otro) perdió el norte del todo y se dedicó a robar bancos disfrazado de mimo saltaron el tiburón.

Soy un mimo mazo chungo.

El jumping the shark de las comedias de situación, donde no se permite el incesto ni el crimen, suele consistir en embarazar a la protagonista femenina con un tardanito para que llegue sangre nueva a la serie. Pasó en "Los problemas crecen" y en "El príncipe de Bel Air". Pero ojo, que también tenemos ejemplos de lo contrario. Series que han sabido evolucionar, mantenerse fieles a sí mismas y acabar (como diría Rajoy) como Dios manda. "Buffy cazavampiros" no sólo supo mezclar humor, terror, vampiros y adolescentes sin ser cursi. Es que supo hacerlo durante 7 temporadas, ¡y cada temporada tenía 22 episodios!

Mítico es el final de "The Shield" (atención, SPOILER), cuando su protagonista, policía corrupto que se ha librado de que le pillen en siete temporadas, llega a un acuerdo con asuntos internos: inmunidad a cambio de confesar. Accionan el casete y la trajeada agente escucha, horrorizada, la ristra de crímenes que Vic MacKey ha cometido. Ella le pregunta que si hay algo más. Él responde: "¿cuánta memoria tiene este chisme?"

Os dejo con otro final de ponerte los pelos como escarpias. El de "The wire", un homenaje a la ciudad que ambienta la serie, Baltimore, y que de paso nos cuenta cómo siguen sus vidas los personajes:



Y vosotros, ¿cuál ha sido el peor final de serie que habéis visto?, ¿y el mejor? Y, ¿qué os parece el lavado de cara del blog?, ¿a que ha quedado bonico?

10 comentarios:

calamarin dijo...

Dexter me resulto fascinante las tres primeras temporadas, luego la cosa me dejó de interesar, lo intenté de nuevo con la quinta, pero no... creo que como todo, lo alargan demasiado para exprimirlo al máximo y luego pasa lo que pasa.

Uno dijo...

Intenté ver Dexter pero habiendo vivido durante tanto tiempo "Six feet under" como si fuera la vida de mis vecinos de al lado, no me centraba en el nuevo personaje y lo dejé.
No he visto ninguna otra de las que mencionas. Estoy con "Breaking Bad" y "Mad men" y lo que quiero es que no acaben nunca. El final de "Los Soprano" me dejó desinfladito pero con el tiempo llegué a la conclusión de que era el mejor final posible. De lo que no tuve ninguna duda es de que la serie tenía que acabar ya.

loquemeahorro dijo...

De acuerdo en que la segunda temporada de Prission Break (y no te digo nada la tercera) fueron lamentables y totalmente innecesarias y en que Mujeres desesperadas se iba viniendo abajo según pasaban temporadas.

Médium acabó fatal, las dos últimas temporadas fueron bochornosa, el último capítulo preferí no verlo pero me lo contaron y me daban ganas de llorar.

El final de Awake... ¿por qué, señor, por qué?. Aunque hay mucha gente que le encuentra una explicación metafísica.

Médium aguantó hasta el último día. Loado sea el señor.

¿guapos? Ella sí, pero él...

pd. El blog? Muy bonito, sí señora

Esti dijo...

Calamarín, totally agree.

Uno, a mí Mad men a veces me apasiona y otras me aburre. Pero Breaking Bad la vivo a tope. Como si Walter White y Jesse Pinkman fueran de mi familia.

Loque, yo también me tragué enterita Médium, porque soy así de fiel (a las series). Y le veo su aquel a Dexter, es más, la única vez que vi El Hormiguero es porque le entrevistaban a él...

Sorokin dijo...

Solo vi un par de episodios de Dexter y no me engancharon nada. Me pasó igual con Prison Break, pero me tragué todo "perdidos" y eso si que fue un final merdique. Me enganchó porque me recordaba a "la isla misteriosa" de Julio Verne (y sin duda estaba al principio bastante inspirada por ella, salvadas todas las distancias), así que aguanté, pero vaya final merdique.
Mis series fueron "The Wire", "The West Wing" (se aprende un montón de política USA) , y, ahora estoy totalmenet pillado por Breaking Bad y por "Homeland". Veremos los finales

Amiga R. dijo...

Te ha quedado tope bonico, mari.

Y ahora, a lo que vamos. Yo solo vi la primera temporada en mi etapa caribeña hace mazo años. Me gustó, pero no la seguí. Así que solo puedo decir que lo que cuentas de la hermana enamorada es muy mierder.

Y eso es todo lo que puedo decir al respecto, mari, que mi locura hormonal me ha borrado la memoria y no recuerdo el final de ninguna serie. Excepto el de Verano Azul, con Pancho corriendo detrás del taxi de la pintora. Qué penica, madre.

Amiga R. dijo...

Te ha quedado tope bonico, mari.

Y ahora, a lo que vamos. Yo solo vi la primera temporada en mi etapa caribeña hace mazo años. Me gustó, pero no la seguí. Así que solo puedo decir que lo que cuentas de la hermana enamorada es muy mierder.

Y eso es todo lo que puedo decir al respecto, mari, que mi locura hormonal me ha borrado la memoria y no recuerdo el final de ninguna serie. Excepto el de Verano Azul, con Pancho corriendo detrás del taxi de la pintora. Qué penica, madre.

Sorokin dijo...

Ojiplático, pelihirsútico, gallinacárnico, boquiabiértico. Así me quedé ayer al ver el episodio final de "Breaking Bad". Eso es un final ani-miérdico, magnífico, impactante, sin bajar ni un cilímetro de la tensión que se ha sostenido en los últimos capítulos.

Esti dijo...

Sorokin, asustada he leído tu comentario, pensando que ibas a contar algo del final de Breaking Bad. Me quedan 4 capítulos y los estoy GOZANDO. Es una obra maestra.

Erre, qué bonito que me llenes el blog de comentarios dobles. Sigue así.

Claudia Hernández dijo...

La verdad que qué pena, disfrutaba de Dexter, pero ni me he enterado que ha terminado... la verdad las pocas series que he visto han sido tan buenas que sus finales también lo han sido, inolvidable Six Fit Unders o The wire...
Saludos