lunes, 21 de enero de 2013

Malos de película II: Edén Pastora

¿Es la cara el espejo del alma?, ¿se puede juzgar a una persona por su aspecto, lo mismo que juzgamos un bote de perfume por su envoltorio?

¿Quién es este abuelete?

A. Un activista contra las armas tras la campaña “un arma por un libro” (llevabas un arma y te daban un libro, a la inversa no valía).
B. Un jubilado experto en construir réplicas exactas de escopetas hechas con jabón.
C. un ex guerrillero enseñando su arma preferida.

¿Lo queréis averiguar? Pues a leeros todo el post, que hay que dosificar la información. Nos vamos de viaje a Nicaragua en los años 60.

La historia del anciano con cara simpática comienza allá por 1966, cuando funda la Unión Nacional Opositora (UNO), que aglutina a cinco partidos políticos muy variados con una sola cosa en común: el odio a Somoza, el dictador. Y es que los Somoza llevan en el poder en Nicaragua desde 1934. En 1967 los de la UNO organizan una manifestación para protestar contra los Somoza. La Guardia Nacional interviene, aquello es una escabechina. La UNO se disuelve.

El anciano de cara simpática, de nombre Edén Atanacio Pastora Gómez, se une entonces al Frente Sandinista. El Frente es marxista leninista, aboga por la lucha armada y no se anda con chiquitas. Edén se casa con Yolanda, la embaraza dos veces y se marcha a entrenar y hacer esas cosas que hacen los dirigentes de las guerrillas, allá en la selva. Pronto Edén lidera el movimiento y empieza a ser conocido por un nombre peliculero y cool a más no poder: el comandante cero.

 El comandante cero saluda a las masas tras el éxito de la Operación Chanchera. Era todo un sex symbol...

En 1978 los sandinistas están listos para su gran golpe, el asalto al Palacio Nacional a la que llaman, así entre amigos, “Operación Chanchera”. Los chanchos (o cerdos) eran los miembros del Congreso Nacional, somocistas todos. Capturan a los congresistas y a varios familiares directos de Somoza. Piden al dictador que libere a 50 presos sandinistas y un rescate millonario o se cargarán  a todos los congresistas. Somoza duda y pregunta a un miembro de su gabinete que conoció en la juventud a Pastora: ¿este hombre es capaz de matar a todos los congresistas? El tipo lo tiene claro: si Edén ha dicho que lo hace, lo hace.

La revolución sandinista triunfa, pero Edén Pastora pronto se enfrenta a Daniel Ortega que preside la nueva Nicaragua con un ejemplo claro en mente: la Cuba de Castro. Pastora renuncia a sus cargos en el gobierno y se marcha a Costa Rica, desde donde realiza algunas acciones militares contra el gobierno sandinista. En Nicaragua se decreta su condena a muerte.

Mientras tanto en los Estates estaban muy nerviosos por el gobierno comunista de Ortega and company. A través de la CIA se financian desde 1981 operaciones militares contra el gobierno sandinista. A esos grupos, de lo más diverso, que solo tenían en común las ganas de derrocar a los sandinistas y el dinero de la CIA, se les conoce como Contra Nicaragüense y eran, básicamente, los somocistas y el grupo liderado por Edén Pastora. Cuando se planteó la posibilidad de que ambos frentes coordinaran sus acciones bélicas contra el enemigo común, el comandante Cero dijo que tu tía. 

En 1984, en medio de una multitudinaria rueda de prensa en la que quería denunciar los manejos de la CIA, Pastora sufre un atentado. Mueren 11 personas y el comandante cero se salva de puritica chiripa. En el 86 Pastora, que es toda una celebrity, que lleva ya ni se sabe cuántos hijos repartidos por toda Sudamérica...
 Cuando la HBO se decida a hacer una miniserie con la vida del comandante cero, contratarán como protagonista al actor Edgar Ramírez, que es su versión 2.0.

...anuncia que deja la lucha armada. Funda una empresa pesquera y en esas anda hasta que salta el escándalo Irangate.

Se descubre que la CIA ha estado vendiendo armas a Irán (en aquella época en guerra contra Irak) y con ese dinero ha comprado armas para la Contra. Todo esto ya está bastante feo de por sí pero, amigos, es que aún hay más. A cambio de apoyo económico a la Contra, los narcotraficantes colombianos obtenían una ruta de venta de cocaína en Estados Unidos facilitada por la propia CIA. Pero este último detalle no se ha sabido hasta hace unos pocos años. En los 80 Reagan había estado llenándose la boca con un rotundo “no negociamos con terroristas”, así que el escándalo fue mayúsculo. Se juzgó a Oliver North y otros responsables pero, con el tiempo, todo se fue suavizando. A unos se les absolvió, a otros se les conmutó la pena, a otros se les perdonó y a otros hasta se les incluyó en el gabinete de George Bush padre.

Pero volvamos a Edén Pastora en 1987. Él acusó directamente a Oliver North de haberle financiado durante un tiempo, y también de ser el cerebro de su atentado. Aunque con ese tema Edén ha dado más vueltas que una veleta y hoy en día dice públicamente que eran los sandinistas quienes prepararon el atentado.

La Contra y el gobierno nicaragüense empiezan un proceso de negociación y en 1990 se celebran elecciones. Pastora vuelve a Nicaragua y a su esposa de siempre, Yolanda, e intenta fundar un partido. Por una formalidad absurda (su doble nacionalidad nicaragüense y costarricense) no puede hacerlo. Ya ronda los 60 años y no tiene un duro. Pero morir pendejamente en una cama no va con el comandante cero, que tiene que liarla aunque sea a pequeña escala. Su antiguo enemigo, Daniel Ortega, le encarga la dirección del dragado del río San Juan, en la frontera con Costa Rica. Al gobierno costarricense no le gusta un pelo que depositen sedimentos en una zona natural protegida y presenta una demanda contra Nicaragua por intromisión en territorio "usando sus fuerzas armadas, comandadas por Edén Pastora".

Como veis, los años 70 en Sudamérica son un auténtico filón, merecen muchas más películas que la II Guerra Mundial porque, amigos, ya hay bastantes pelis sobre ese tema. Empecemos a explorar las dictaduras de Centroamérica, la CIA, las guerrillas y los capos de la droga. Y si os habéis quedado con ganas de más, leed: “El poder del perro”, de Don Winslow y “Asalto alpalacio” de Gabriel García Márquez y visionad esta maravilla de reportaje que En Portada dedicó a Edén Pastora, donde podréis oir de boca del comandante cero cosas como ésta:

Cardenal: Comandante Cero, ¿ya se arregló con Dios?
Edén: Eminencia, yo ya estoy en armonía con Dios.
Cardenal: ¿A cuántos ha matado?
Edén: En este cuarto no acomoda a todos los que he matado. Y en su casa no acomoda a los que he mandado matar. Eminencia, no le vuelva a hacer esa pregunta a un hombre que entiende que Dios hace la justicia a través del brazo. Yo sentía que Dios me ponía un fusil en la mano cuando mataba tigres, cuando mataba serpientes, cuando mataba las víboras que me tocó matar.

Hoy...
- Edén Pastora tiene 76 años y aspecto de abuelete afable. Convive con su primera esposa, la paciente Yolanda. De vez en cuando su nombre vuelve a los medios de su país, por alguna que otra prueba de paternidad, y es que es padre reconocido de 21 hijos, resultado de 4 matrimonios y 6 romances. Aunque como él bien dice aquí: “no soy mujeriego, soy preñador”:



- Daniel Ortega ha vuelto al poder en Nicaragua, en unas elecciones que siguen siendo caóticas y no muy limpias
- Oliver North trabaja como asesor militar para la saga de juegos Call of Duty

La HBO no ha hecho una miniserie sobre este personaje más grande que la vida por una sola razón: la imagen de los Estados Unidos saldría muy perjudicada. Por eso se siguen haciendo películas sobre la II Guerra Mundial y no sobre los años 60-70.

Y yo os pregunto, de toda esta panda de malos de película: Reagan, Oliver North, Daniel Ortega, Edén Pastora, los Somoza... ¿quién es el menos malo? Porque lo que está claro es que todos estaban convencidos de llevar la razón y de que si para eso había que cargarse a alguien, pues oye, se hace.

8 comentarios:

Claudia Hernández dijo...

La verdad que toda la historia de Latinoamérica tiene mucho de qué tirar, pero como bien lo has dicho, los gobiernos de EE UU han estado tan metidos en todos los pasajes oscuros de nuestro continente que sin duda películas al respecto, solo documentales, que sí hay a montón.
Alucino con la fama del compatriota Edgar, que empezó haciendo telenovelas y ahora trabaja con la Bigelow y Soderbergh, nada mal.

Esti dijo...

Claudia, Edgar debería ser declarado patrimonio nacional venezolano. Así te lo digo.

loquemeahorro dijo...

Menuda vida, aunque lo de "soy preñador" casi es lo que me ha dejado más intrigada.

Y así en frivolón, el dal Edgar es como muy "morenito tú qué guay" ¿no?

Ganchitos Amigurumi dijo...

Que bueno el reportaje de En Portada, a ver cuándo saca Pastora su autobiografía. A ver si le dejan un hueco con los tests de paternidad...

Esti dijo...

Os veo a todas muy emocionadas con Edgar Ramírez, ¿será que ya toca un post especial maromazos?

Amiga R dijo...

Cada vez que leo "Eden Pastora" no puedo evitar cantarlo mentalmente con la musiquilla del villancico ese de "A belén pastores". ¿Será grave?

Esti dijo...

Es grave, Erre. Hay que amputar.
Y dime, ¿qué te ha parecido Edgar Ramírez?

Amiga R. dijo...

Edgar Ramirez así, a primera vista, me ha parecido un mozalbete de lo más sano y lo más achuchable. Es bien.