miércoles, 22 de agosto de 2012

Yo no plagio, yo reciclo


Qué duro es actualizar durante una ola de calor. Con cada racha de aire africano noto cómo se derrite una neurona. 

Así que, lectores que seguís en la playa y a los que odio con todo mi corazón por ello, voy a reeditar aquel post sobre las 10prendas del anti fondo de armario. Llámalo reeditar, llámalo plagiar, llámalo reciclar.
La moda, en su afán por ofrecer novedades con las que tentarnos desde los escaparates, que es pasar por el Pull&Bear y oír a sirenas diciendo “cóóómprame, soy una falda asimétrica de gasa que tu armario no tiene, soy lo último, me quieres, me deseas, soy barata, cómprame”, se renueva cada 3 meses. Y eso ofrece muchas cosas que criticar porque, amigas, se supone que todo esto es tendencia. Pero también es espantoso:
  • El flúor. Ir vestida del mismo tono que un triángulo de señalización no es bonito, por mucho que se empeñen.
     ¡Mis ojos! ¡¡¡¡Mis ojoooos!!!!!

  • Las plataformas. Si para llevar un zapato necesitas haber sido zancudo en las fiestas de tu pueblo, malo. Quien los diseñó no vive en la zona histórica de Madrid.
  • Los 90. H&M parece tener una cruzada personal por revitalizar algo que, hasta en su momento, era espantoso. Ir vestida como la cantante de “ritmo, ritmo de la nocheeeee” es mal. Espero que, al menos, no recuperen esa otra tendencia tan de los 90, tan Shannen Doherty en “Sensación de vivir”, de ponerse camiseta blanca debajo de los vestidos de tirantes.

  • Los tops que enseñan ombligo. Algo sólo apto para muchachas con el tipo de una jugadora de volley playa, no puede ser bueno. Ni a Diane Kruger le queda bien.

  • El peplum. A veces pienso que los diseñadores son todos como Karl Lagerfeld, es decir, ex gordos con rabia contenida hacia las mujeres normales y más todavía a las mujeres gordas (probablemente su madre era una alemana con patorras, tetamen y un tono de voz sospechosamente parecido al de la madre de Norman Bates y de Howard Wolovitz). Por eso se dedican a crear modas que sólo las altas y delgadísimas pueden lucir, para que el resto de mujeres se sientan gordas y así vengarse contra el género femenino en general y su madre castradora en particular. Es una teoría.

  •  El top lencero, es taaan Terelu Campos que se autoelimina solo. En realidad, cualquier cosa que se haya puesto Terelu Campos en cualquier momento de su vida está dentro de esta lista.

    Zapatillas de estar por casa para la calle. Ojo, que si estuvieran de moda las zapatillas de casa normales, o incluso las cantosas...: 
     Siempre recordaré con amor mis zapatillas de Gimzo, el gremlin bueno. En internet sólo he encontrado estas, pero las mías tenían pelo largo y todo.

    ...yo encantada. No, lo que es cool es llevar zapatillas de estar no por casa, sino por Dowton Abbey. Zapatillas del estilo “Carson, tomaremos el coñac en la biblioteca” y, si tienen un escudo bordado o las venden los hijos de la gran Naty, mejor.

  • Las camisetas con flecos. Cuando ves una prenda y tienes un flash back al estilo del de “Ratatouille” que te lleva a los veranos en la piscina de tu pueblo cuando volvías a casa con los ojos rojos por culpa del cloro, mal asunto ¿Cómo es posible que se ponga de moda, para los adultos, algo que antes llevaban los niños?, ¿qué será lo próximo, que los adultos luzcamos zapatillas Lelly Kelly?

  • El barroco ha vuelto, y eso no significa que vuelvan a la moda los brocados, las enaguas y los miriñaques estilo menina de Velázquez. Que vuelva el barroco significa copiar el estilo de la efigie de la Virgen de tu pueblo, la que sacan de paseo en las fiestas.
    La Virgen de Regla según Dolce & Gabbana.
     

  • El gótico también ha vuelto, y eso no significa que vuelvan a la moda las lechuguillas, los jubones y las camisas acuchilladas. Tim Burton ha hecho mucho daño. Según Gucci y Givenchy tenemos que parecer la hermana chunga de Rooney Mara:  

Y vosotros, amados lectores de este blog que seguís en Madrid (a los que estáis de vacaciones os odio, ya lo he dicho antes), ¿qué moda de este año os parece que debería prohibirse?

8 comentarios:

Cristina Raso Boluda dijo...

ohhhhhhhh tendría que prohibirse el escote palabra de honor!!!! Además de que siempre queda mal y es horroroso es incómodo!!!!!
Estoy contigo con las plataformas y el fluor...
Por cierto, en Barcelona la calor es agobiante, los que se hayan venido aquí de vacaciones se tendrán que joder ;-)

loquemeahorro dijo...

Las súper plataformas deberían estar prohibidas por el Ministerio de Sanidad, que van a provocar más lesiones que hacer deportes de riesgo.

El fluor, pues sí, mejor para cambiar la rueda del coche. Y sigo odiando mucho el leopardo, que no sé si está de moda o qué, pero no dejo de verlo.

He intentado ver el top lencero de Terelu, pero al pulsar el enlace me sale una pantalla que pone en letras muy grandes

FORBIDEN

No podría estar más de acuerdo

Claudia Hernández dijo...

Jaja, cómo me gustan estas entradas. Totalmente de acuerdo, aunque no pude abrir algunos links que nos dejas para ver más claramente de qué se trata algunas modas-

Estoy muy de acuerdo con tu lista, y me uno a "Lo que me ahorro" con el tema leopardo, es que no puedo con este tipo de estampados.

Yo agregaría, las medias panty color carne, que intentan camuflarse torpemente con la piel, las usé en los 80, lo juro, ahora las veo (acá en el sur de Alemania muchas chicas las usan en el Oktoberfest) y me dan arcadas.

Tu teoría de Karl Lagerfeld es abrumadoramente lúcida, me la quedo.

laesti dijo...

Cris, el palabra de honor, además, da mucho estrés, todo el rato pendiente de que no sea vea tó.
Loque, yo también odio mucho el leopardo. Y el camuflaje. Y son como las galas de José Luis Moreno, que siempre vuelven.
Claudia, las medias color carne son lo peor, aunque hay otras carne y que además brillan que todavía son más peor. "Más peor" es una expresión que voy a patentar.

Claudia Hernández dijo...

Jaja, iba a nombrarlas, espantosas, esas que brillan, también la usé en los 80, lo acepto, pero eso es lo que tiene la adolescencia.
El camuflaje, sí, un horror también.

Carabiru dijo...

Lo de las zapatillas de abuelo pijo me parece una aberración absoluta, que le hagan evaluaciones psicológicas a todo el que se las compre!

Y los colores flúor... en días de sol radiante son tan peligrosos que podrían deslumbrar al "conductor" de la Estación Espacial Internacional.

Yo este verano he flipado bastante con la combinación minishorts (tan mini que casi están en negativo) y botas con calcetines. En verano. HACE CALOR POR DIOS.

Angela dijo...

Estoy contigo que el Peplum es una chorrada. Había leído este post pero hasta que no me he ojeado la instyle no puedo decir que hay dos modas que me parecen profundamente estúpidas; los zapatos como de mafioso-que-va-de-boda-así-con-cordones y las sneakers de tobillo alto. Te ponen cinco páginas de modelitos, ¿pero a ver, con qué combino yo unas deportivas tan cantosas para ir a la oficina? ¿Con mi chandal de lycra? Ni Eva Nasarre.

Otra cosa rabiosamente estúpida es la moda de cortar vaqueros y convertirlos en shorts con los bolsillos colgando por debajo del borde. Te dan ganas de decir "pareces una desgraciada, maja".

Ahora, confieso que yo utilizo medias de color carne en entretiempo porque mis piernas son blanco flúor y no se qué es peor...

Claudia Hernández dijo...

Laesti, ayer vi a una chica que me hizo recordar algo que he dejado pasar y es imperdonable: los tacones blancos.
Sí, eso solo los pueden llevar las novias que se casan vestidas de blanco, no hay más alternativa. Ni que sean de la marca que sea... qué horror.