lunes, 12 de marzo de 2012

Palabras bonitas

Moza recia

Gua - pa (la pausa es fundamental)

Casi guapa

Qué corta vas

Msmnschrspf, onomatopeya que puede significar cualquiera de estas palabras y que se produce o bien porque al viejo verde le baila la dentadura o bien porque se ha quedado sin ideas y ha dicho lo que le ha dictado el subconsciente, o a lo mejor la zona reptil del cerebro.

Todos estos son ejemplos de palabras que lo parecen, pero no son bonitas. Y menos si te las suelta un señor de 78 años que anda con taca taca y oye mal, pero los ojos y las ganas de piropear las tiene intactas.

Las auténticas palabras bonitas son las especialmente especiales. Porque suenan bien, porque se usan poco y deberían usarse más o simplemente porque suenan a chiste. Como, por ejemplo:

Batiburrillo, es oír esta palabra y tener la imagen mental de un burrito tuneado a lo Batman. Porque si existe el batmóvil, asumo que el batiburrillo será el vehículo que usa Batman para combatir el mal en entornos rurales. Otra opción es que se trate de un burro que te regalan con la compra de 15 kilos de cola cao y que sirve para que los niños tengan su cola cao con espuma. Como la baticao, pero a lo grande.

Zarandajas, hay que revitalizar el vocabulario que suena a antiguo. Si una palabra te suena bien en boca de Terele Pávez cuando hizo “La celestina”, es que hay que recuperarla:

Ojo, no os imaginéis a Penélope Cruz diciendo cualquier palabra que suene a antigua porque ella es muy glamourosa y buena actriz, pero los textos clásicos son su kriptonita.

Mindundi, una palabra que debería dar título a una serie de dibujos, una mezcla entre los Snorkels y los osos amorosos son... ¡los mindundis!

Oxímoron, debería ser un monstruo creado en Mordor, mezcla de orco y ogro, con nariz de cerdo, pelo de jabalí y escamas de dragón en el lomo, pero no, que dice la RAE que oxímoron es "combinación en una misma estructura sintáctica de dos palabras o expresiones de significado opuesto que originan un nuevo sentido; p. ej., un silencio atronador". Y pensar que la lista de figuras retóricas, y todas las capitales del mundo y los huesos del cuerpo humano me los aprendí en algún momento del bachillerato y ahora se han perdido para siempre, como lágrimas en la lluvia.

Luego están las frases hechas, de las que ya he hablado en algún post. No confundir las frases hechas con las de ese extraño ente que es la sabiduría popular, que será popular pero sabia, lo que se dice sabia, pues mira no creo. Porque dice la sabiduría popular (y las madres, sobre todo), que es importante llevar bragas limpias, no "vaya a pasarte algo", y ese algo no se refiere a que te vayas a encontrar a Jon Kortajarena por la calle y, en un alarde de suerte inaudita él resulte que: A. no sea gay y B. quiera ligar contigo.

No. Con el "no vaya a ser que te pase algo" se refieren a que tengas un accidente, y en urgencias los médicos se den cuenta de que llevas bragas color carne y dadas de sí y lo comenten con los otros médicos en la pausa del café. Algo todavía más improbable que el encuentro romántico con Kortajarena porque todos sabemos (por culpa de unas mil series de televisión) que la vida amorosa de los médicos, enfermeros y residentes es apasionante y tienen cosas mejores que hacer que hablar de las bragas sucias de una chica que no hizo caso a su madre. Además, por Dios, que están en urgencias, ¿no habrán visto cosas más espeluznantes que una bragas color carne dadas de sí?

Vales un Potosí. La próxima vez que alguien te avise de que está sonando tu móvil, o te dé suelto para pagar el autobús no digas un soso y manido “gracias”. Di “vales un Potosí”, que suena antiguo y exótico, a cuando teníamos un Imperio donde no se ponía el sol y arrasamos con el oro y la plata del monte Potosí.

Como los chorros del oro, la frase completa sería "estaba el suelo limpio como los chorros del oro, que hasta se podía comer encima de él". Ese empeño por limpiar todo hasta el punto de estar dispuesto a usarlo como vajilla es muy de madre o señora mayor, muy de la que te dice que te pongas ropa interior limpia no vayas a tener un accidente, o algo.

Y vosotros, lectores de este vuestro blog, ¿cuáles son vuestras palabras o frases hechas preferidas?, ¿cuáles créeis deberían usarse más?, ¿y cuáles deberían servir para otra cosa que su significado habitual?

7 comentarios:

Escrito por dijo...

Ay, al leer el comienzo del post he creído que te había dado un ramalazo poetisa y me he decepcionado un poco al darme cuenta de que no.

Pues mira, a mí lo de "los palos del sombrajo" siempre me ha parecido una expresión muy misteriosa. Y así con los años he llegado a la conclusión de que la gente que dice "a mí no se me caen los anillos" es gilipollas. Y ya está: "no hay vuelta de hoja".

G Eléctrico dijo...

Yo mezclo al tuntún porque a mí no se me caen los palos del sombrajo cuando me voy por las ramas de Úbeda.

Angela dijo...

Los palos del sombrajo son muy seductores, aunque "aquí no hay tu tía" y la palabra "baladí", "calambur" y "retruécano" me hacen bastante gracia también.

Muy divertido el post. Quiero una baticao que combata el mal. O algo así.

laesti dijo...

Escri, cuando quieras te escribo un poema. O mejor un haiku, que soy un poco vaga.

Eléctrico, el concepto tuntún es maravilloso.

Angela, ¿calambur?, ¿eso qué es lo que es?

Claudia Hernández dijo...

La verdad uso mucho batiburrillo, y de ahora en adelante me vendrá a la cabeza ese burrito de Batman.
Mis amigos españoles adoran este dicho de mi tierra natal: "Pa'trás ni para coger impulso", que quiere decir "para atrás ni de carrerillas"

Por cierto, lo que sí es un verdadero batiburrillo es el artículo del link del cerebro reptiliano. Es sacado de algún libro de Inteligencia emocional, pero ese dibujito abarca nada más y nada menos que centros básicos del sistema nervioso central. Allí está el sistema límbico, que forma parte del sustrato neural de las emociones, y se cree que el hipotálamo y la amígdala son los centros de dicho sistema.
Así que esa periodista o doctora es "para echarle de comer aparte".
Lo siento, estoy estudiando el tema y me pareció muy fuerrrte.

Saludos

Amiga R. dijo...

A mi mencanta la expresión "que no se lo salta un gitano". Y la utilizo siempre que puedo, aunque no venga a cuento. Y estoy muy a favor de recuperar palabros hermosos caidos en el ostracismo. A saber: zarcillos, brasier, miriñaque, gaveta, ósculo...

Solo por posts como éste vale la pena que no hagan más galas soporíferas de esas que tanto me gusta que comentes. He dicho.

P.d. Churumbel da ya unas patadas que no te quiero ni contar. Ve mirando ya billetes de rallaner para este verano...

laesti dijo...

Claudia, mira que busqué un sitio que no fuera rollo Bucay para el enlace sobre el cerebro, pero me la han colado...

Erre, voy buscando billete barato, pero me pido una época en la que Churumbel ya tenga lorzas y si eso coincide con el concierto que New Order va a dar en Mallorca ya miel sobre hojuelas (toma frase hecha antigua que sólo decían las señoras miriñaque).