lunes, 16 de enero de 2012

La moda me está volviendo tonta (editado con ÚLTIMA HORA)

Es así, es un hecho. Todo comenzó como un descubrimiento de páginas extranjeras donde comprar online ropa monísima, primero compré, luego me enganché a las páginas (a ésta, y a ésta sobre todo) y las visitaba sólo para mirar. Luego llegaron las páginas con información sobre mercadillos, después las páginas de moda… y he acabado diciendo cosas como ésta con total naturalidad:
- Uy ese jersey con copos de nieve, es muy “apres ski”
- Eso no es azul marino, ni azul noche, ni cobalto, ni azul eléctrico, es azul klein.
- A mí la tendencia del estampado de estrellas como que no me convence, ¿sabes?
Y claro, es imposible decir nada de esto sin un acento a lo Rick Costa y/o sintiéndote boba.
Pero hoy todo eso da igual porque… ¡ayer fueron los globos de oro! Y gracias al enganche por las páginas de moda ya puedo comentar lo que de verdad mola de las entregas de premios, ¡los modelacos!
No son de cera, son los Brangelina, tan perfectos que a veces dan miedo.
Este año, las habituales han ido tan ideales como siempre: Angelina, Kate Winslet, Milla Kunis… Aunque Charlize Theron se ha pasado con la lazada y las capas en el vestido, que aquello parecía obra de Frank Gehry en vez de ser de Dior, pero es tan guapa y tiene tanta clase, que se lo perdono. Natalie Portman, sin embargo, también es un bellezón, pero tiende a ser más cursi que un dueto entre Álex Ubago y Pablo Alborán. Si tienes cara de niña buena, no te pongas un moño y un vestido rosa fucsia porque pareces un caramelo.
Se dice que para ser bella hay que sufrir, y este año las famosas se lo han tomado al pie de la letra. Que los globos de oro se celebren a las tantas de la mañana de aquí hace que nunca pueda comprobar si las actrices andan, ya que siempre veo la alfombra roja en fotos. Porque, vamos a ver, ¿es posible moverse con modelitos así?
Por favor, si alguien ha visto la ceremonia en directo que me diga si estas actrices andaban o si las llevaban sus asistentes en plan la sillita de la reina hasta su asiento.
Muy en su estilo tía chunga meets emo sufrida, iba Rooney Mara. Un caso de cómo convertir a una actriz muy mona y con cara de ángel en una tía chunga con aire de emo sufrida para que cope portadas y, de paso, haga promoción de su película y oyes, si cae un contrato con Lancome por el camino, mejor que mejor. Pero en trendencias lo explicaron mucho mejor.
¿Y quién iba la más mona de las monas?, ¿quién provocaba ganas de robarle el vestido, el bolso, los zapatos, el cinturón y hasta el tinte de pelo? Pues ella, Emma Stone:

Last, but not least (que es una forma más eficaz y sucinta de decir: por último y no por ello menos importante), las menos de lo menos, las menos elegantes. Directa desde los 90, y con un modelo que imposibilitaba totalmente el ir al baño a hacer pipí y ni digamos ya hacer lo otro: Sarah Michelle Gellar, vamos, Buffy cazavampiros.
Mata vampiros con este modelito, si es que puedes, reina.
Lea Michele, la protagonista de “Glee”, llevaba un vestido de la tendencia Norma Duval en su época parisina, perfecto para actuar en Las Vegas o en el Molino.
agradecida y emocionada solamente puedo decir gracias por venir…
Por supuesto, en esta lista también estarían las habituales: Kelly Osbourne (familia de Ozzy, no de Bertín, la de azul en la foto de grupo de actrices con trajes de corte sirena) o Tilda Swinton. Es más, seguro que invitan a Kelly Osbourne para que haga efecto contraste, que las actrices buenorras aparte de buenorras, también son actrices e inseguras, y ven a Kelly en la alfombra roja y se les sube la autoestima.
Pero la que se lleva el gato al agua es Michelle Williams, con un vestido que no aparece en el catálogo de fiesta de Blanco o Bershka sólo porque es demasiado largo. Para rematar su “outfit” (¿no os he dicho que me estoy volviendo boba con tanta moda?) una diadema de niña buena que me recuerda a Joaquín Reyes imitando a Bjork y diciendo “a veces soy una niña buena, a veces soy una niña mala”.

Y quiero acabar este post resolviendo un misterio que me ha obsesionado durante montones y montones de entregas de premios: ¿por qué invitan a Heidi Klum? Bien, amigos, la invitan las casas de joyas, para que exhiba sus piedrolos. Y ella hace un esfuerzo y busca canguros para sus chorrocientos churumbeles porque cuando toca exhibir una joya así, chica, te tienes que sacrificar. Observad qué belleza de collar:

Todas a una: “ohhhhhhhhhhhhh”.
Y vosotras, también vosotros, ¿a quién consideráis la más elegante?, ¿vosotros también creéis merecidísimos los premios a "Una separación" y a "The artist"?, ¿también echasteis de menos nominaciones para "Breaking Bad" y "The killing"?, ¿qué famosa creéis que llevaba un orinal debajo de su vestido corte sirena para poder hacer pipí durante la ceremonia?
(introducir aquí efecto de sonido de telegrama) Última hora, última horaaa. Desde hoy se puede ver, y por tanto también enlazar, recomendar, criticar, difundir... "Lo último que hago para el Notodo", el corto de cuyas desgracias ya os hablé en otro post. Y, last, but not least, me he olvidado de incluir en la lista de más elegantes de los globos de oro a ÉL. Vale, sí, iba con un traje que medio brillaba, muy al estilo mafia rusa, pero da igual porque es tan hermoso y tienes unos ojos azulverde que se lo perdono todo.

6 comentarios:

loquemeahorro dijo...

A Kate Winslet lo que llevaba le quedaba como muy mal, no?

A mí también me cae bien Charlize Theron, al que le escogió esos zapatos, no.

Buffy: A lo mejor si los vampiros tienen buen gusto, piensa matarlos por shock-antiestético

A Heidi Klum la invitan cuando no tienen suficientes floreros en el salón.

Claudia Hernández dijo...

Bueno, la pareja Brangelina es absolutamente fabulosa, acáso ¿respiran, laguien lo ha comprobado? Aunque en la foto se ve de un hierática que no veas-

El vestido de Kate ni me termina de disgustar ni de gustar, algo raro y bello en la parte superior.

Charliz, como es perfecta podemos perdonarle algún que otro exceso... ese lazo...

Natalie, lo de Alex Ubago es una excelente imagen pero creo que el vestido es hermoso.

La emo Mara, madre mía la has descrito al dedillo.

Y la Stone... la verdad es que sí, apetece robarle todo.

Lamento que Michelle Williams sacara ese modelito tan triste, normalmente me encanta como va.

Y la Heidi Klum, ya lo he dicho, si se vive en Alemania terminas viéndola hasta en la entrega de premios de las sopas Maggi, qué pesada, pero sin duda es un collar hermoso.

Pobre Buffy, es un esperpento increíble ese traje en sí mismo.

¡Hasta los Oscar!

laesti dijo...

Nenas, qué fallo tan garrafal, ¡¡¡me he dejado de la lista de más elegantes a Michael Fassbender! Pero ya he puesto un enlace para que disfrutéis.
Y respecto a Kate Winslet, yo creo que iría perfecta si en lugar de negro y blanco hubiera elegido el blanco y negro. Es decir, blanco zona del pecho, negro zona de la cintura y las caderas. Que eso es de primero de efecto óptico, y no sé cómo no se lo dijo el estilista.

Divina Pagana dijo...

jajajajajajajajajajaj gracias a Claudia he llegado aquí! Mincanta!!!! Que identificadilla me he sentido! Besitos!!!

Claudia Hernández dijo...

Umh, él es guapo, sí, pero el traje le queda muy ceñido, ni que decir del brillo... aún así es lindo, sí.

Por cierto, en la lista de las que iban fatal hay que incluir a la Meryl, el hecho de que el mundo la adore (yo no tanto, es verdad)no quere decir que su vestido con reminiscencias country y que le agregaba unos 4 kilos no sea horroroso, pobre, no sé quién la asesora, lo que sé es que le odia.

laesti dijo...

Divina, ¡bienvenida! y vuelva usted pronto.

Claudia, tienes más razón que un santo, el vestido de Meryl Streep era feíto y esas transparencias en la parte de arriba, que de lejos parecían un estampado del Far West, mortales de necesidad.