jueves, 27 de diciembre de 2012

El 2012 en imágenes

Llamadme vaga.

- Vaga.

A ver, que es una forma de hablar.

- Es que vas por ahí provocando.

Ay, de verdad, qué público tan puñetero tengo. Ya me gustaría a mí tener una audiencia rendida a mis pies, pelota, que besara el suelo que piso, al estilo de los fans de Miguel Bosé. Sí, he visto el especial de Nochebuena de Miguel Bosé para la 1, con Miguel Bosé vestido de payaso Micolor y cortes entre canción y canción en los que los amigos famosos de Bosé le hacían tal masaje que solo podía ser comparado con los masajes con final feliz.
Os pongo un ejemplo.

- Qué manera de alargar un post.

Te quieres callar.

A ver. Por dónde iba. Ah, sí, Miguel Bosé en Nochebuena. Y sus palmeros fans respondiendo a preguntas como: ¿cuál es el poeta preferido de Miguel?, ¿su ciudad?, ¿qué personaje histórico querría conocer? Y Boris Izaguirre, Mercedes Milá y otros cuantos más, todos enamorados de Bosé como una adolescente pava está enamorada de Taylor Lautner, respondiendo cosas como "Miguel es muy culto, seguro que le gusta un poeta que ni conocemos". Todo para que el cultísimo Miguel suelte que el personaje histórico al que querría conocer es el Rey Arturo. Que es un personaje mitológico, by the way.

A ver. Por dónde iba. Ah, sí, llamadme vaga, pero...

- Vaga.

Y dale. Llamadme vaga, pero voy a hacer el típico post resumen del año. Eso sí, paso de la típica lista de libros, películas, series y demás. Mi resumen (o es que no habéis leído el título) es de imágenes. Y, en un alarde de originalidad, entre ellas no está el Ecce Homo de Borja, del que estoy más harta que del anuncio de Campofrío. Este no es un resumen de noticias, ni es un ranking de popularidad, ni un compendio de anécdotas simpáticas son, simplemente, las imágenes que se me han quedado grabadas este año.

Como ella:
Shim a Lan, la tiradora de esgrima que durante varias horas ocupó la pista, llorando como una magdalena por una injusta decisión arbitral que la dejó fuera de la lucha por las medallas. Y ahí se quedó, en estado de shock, con el público jaleándola, hasta que lograron convencerla para que se fuera. La imagen de la frustración, y de la injusticia, porque las olimpiadas, como todo en la vida, no siempre son justas.

Y hablando de injusticia (es que hilo temas que es un primor).

- Porque tú lo digas.

Esto también es muy injusto:


Baby Rihanna

Porque no se puede ser un bombón y una super estrella de adulta y, además, haber sido un bebé de anuncio. Hay que repartir un poco, hombrepordios.

Pero no todo van a ser imágenes de deprimirse. El 25 de septiembre, mientras en el Congreso los diputados votaban cosas importantísimas,  y en el exterior se montaba la de San Quintín, un camarero de los de toda la vida (de los que sirven en los bares de viejo y en las cafeterías tradicionales tipo Nebraska, de esos) se enfrentaba a los antidisturbios por albergar en su cafetería a los jóvenes que huían de las porras.

Pero la imagen del camarero de la cafetería Prado en plan La libertad guía al pueblo no es la que más me llegó. La que me pareció entrañable a más no poder fue la del día siguiente. Y la semana siguiente. Cuando la gente se pasaba por la cafetería Prado a hacerse fotos con el camarero y, de paso, darle las gracias.
Durante el verano, como todos los veranos, hubo montones de incendios y ahora, en invierno, como todos los inviernos, nos olvidamos. Pero han pasado cosas como ésta:

Y no he elegido la foto más impactante, que la hay, con cadáveres de animales en medio de bosques quemados que vete a saber si algún día se repoblarán o si se recalificarán para construir chalets adosados en ellos.

 - ¿Y el Ecce Homo no lo pones?

Pues no.

Por cierto, "Lo último que hago para el Notodo" ha ganado su primer premio. Una mención especial en el festival Menudo Cine de San Juan de la Rambla.

¡Yuju!

lunes, 17 de diciembre de 2012

Lo que dicen mis amigos

Ahora que estoy dando clases de guión (esto es lo que se llama un autobombo sutil), repito como un loro esas cosas que los profesores nos han contado trimestre tras trimestre, como aquello de caracterizar a un personaje mediante su manera de hablar.

Por ejemplo, oyes a alguien decir "mejor pillamos un pelas a pachas y así llegas a tu keli en un pliqui". Y ya sabes dos cosas respecto a esa persona: 1, es de Madrid, 2, tiene más de 30 años. E incluso añadiría una tercera, es uno de esos treintañeros que se aferra a su juventud con más desesperación que Ana Obregón.


A mí las expresiones locales me chiflan. Y cuanto más absurdas, mejor. Afortunadamente, cuento con unos amigos que son un profundo pozo de sabiduría. Así tengo unos cuantos que viven en el Miami español, Marbella, y desde ahí sacan perlas como éstas:

- Capillita, si los pijos son un gran conjunto, del que los señoritos andaluces son un subconjunto, dentro del subconjunto de los señoritos andaluces tenemos a los capillitas. Así que no todos los pijos son capillitas pero sí todos los capillitas son pijos. Con un extra: les vuelve locos la Semana Santa

- Pureta, otra expresión made in Costa del Sol que me fascina. Viejo, hombre mayor, anticuado, en general se usa peyorativamente. Cuando un colega te dice que salir no, que mejor una cenita tranquila en su casa, entonces se le acusa de ser un pureta. Si mi explicación no os lo ha dejado lo suficientemente claro, mirad en el lugar donde está la información de Internet, ¿google?, ¿wikipedia? No, hombre no, foro coches.

- Lujo marbellita, la mejor manera de describir esa mezcla de dorado, vestidos ceñidos, estampados a lo Versace, tacones y extensiones que tanto gustan a las novias de mafiosos rusos que se pasean por Puerto Banús.

- Ésa es un rábano encendido. Esta frase hecha tan gráfica, de origen desconocido, viene a ser una mezcla de conceptos: "escocida", "borde", "fea"... Se lo oí decir a una amiga describiendo a la novia de un colega. El subtexto (otro concepto de guión que introduzco así, como quien no quiere la cosa) vendría a ser: tu novia me cae mal.

- Tardanico. Expresión de la Ribera Navarra, sutil como somos todos los de ahí. El tardanico es el resultado de una madre con premenopausia que se confía y piensa que ya no tiene que tomar la píldora y, nueve meses después, ella que ya tenía a los hijos colocados y fuera de casa, ¡zasca! Tardanico para ella. En guión (¿he dicho ya que es que estoy dando clases en el Hotel Kafka?) el tardanico es muy útil para intentar levantar la vigésimo séptima temporada de una serie familiar. Véase el caso de "El príncipe de Bel Air" o "Los problemas crecen".

- Prestoso. Expresión made in Asturias encantadora y campestre a partes iguales. Prestoso se usa en lugar de monada, ideal, estupendo, cool, chic, divino, de moda, fenomenal y absolutamente cualquier adjetivo que indique que un sitio/persona/situación mola. Junto con la palabra paisano (que sustituye a chico, tío, tú, él, ése, hombre, señor, anciano, vecino...) forma el vocabulario principal de cualquier asturiano de pro.
En Oviedo, Ewan Mc Gregor sería un paisano prestoso.

- Loca del coño. El clan de las Villanueva, el matriarcado que rige la familia de mi amiga F. son las dueñas del copyright de esta expresión tan almodovariana. Porque todas las mujeres de las películas de Almodóvar son unas locas del coño: celosas, obsesivas, desatadas... "Loca del coño" es una manera moderna y evidente de definir el "furor uterino" de Concha Velasco en las obras teatrales de Antonio Gala o de clavar lo que es Ylenia, la de "Gandía Shore".

Y vosotros, ¿qué expresiones de las que oís decir a vuestros amigos preferís? Compartidlas, no seáis acaparadores...

martes, 11 de diciembre de 2012

El zen a través del cortometraje


Hace un par de años estuve de vacaciones en Japón. Creo que no lo he comentado nunca antes en este blog, pero sí amigos, he estado en Japón. Entre las muchísimas cosas de Japón que vi, y no entendí, como los planos del metro, estaban los jardines zen. Jardines de piedrecitas, que ya me contarás tú qué tiene de jardín un sitio lleno de guijarros.

Pero lo más misterioso de los jardines zen o karesansui es que se supone que sirven para meditar. ¿Porque da gustito darle al rastrillo y dibujar olitas sobre los guijarros?, ¿porque puedes quedarte dormida contando piedras como quien cuenta ovejas? Pues no. La filosofía budista/taoísta/oriental así en general va al revés de la nuestra. Donde nosotros vemos un jarrón y pensamos que lo importante es la superficie del jarrón, su forma, sus colorines, su tamaño... los japoneses ven lo que delimita el vacío. El vacío es lo que mola. En la música lo que se escucha son las pausas y los silencios. Los mapas japoneses no nombran las calles, que son simples espacios vacíos entre las calles, lo que numeran son los edificios.

Todo esto explica porqué me perdí tantas veces en el viaje a Japón, y también porqué me he quedado dormida en todas las películas de Ozu que he visto. 

Pero el zen no sólo está en los jardines de piedrecitas. También está en los festivales de cortos. En cuanto los pases superan la hora y en vez de ver 5 o 6 cortos, visionas diez, doce o incluso más, entonces, entras en el Nirvana. Estás tan aburrida que ya te dan igual ocho de ochenta, podrías estar ahí viendo cortos toda la vida. La querencia de los festivales por el documental y los cortometrajes largos, de 20 minutos, ayuda a que el aburrimiento llegue a la siguiente fase. En el último festival al que he ido, el Magma, tenían mucho interés por los cortos sobre ancianas en el mundo rural: ancianas que hacen carbón al estilo antiguo en Polonia, ancianas que crían vacas en Francia, ancianas islandesas que tienen Parkinson y sus maridos intentan curarlas con las plantas que cultivan en su jardín... Todo súper trepidante.

Entre tanto corto también hubo cosas buenas, ojo. Como el que era mi favorito en la sección documental, un corto überadorable sobre un equipo de futbito infantil que jamás ha marcado gol:

O mi preferido en animación, la vida en un parque de caravanas en forma de gatitos, conejitos y ositos "Bertie Crisp", no está colgado en internet, pero os podéis hacer una idea con su trailer.

Aunque mi preferido de los chopocientos cortos que me llegué a ver es éste, exhibido fuera de concurso, dentro de una selección de los mejores cortos del Festival de Leeds.

Pero el jurado de Magma prefiere otro tipo de cine. Son de los que piensan que los cortos tienen que durar casi media hora. Que el drama es el mejor género para el cortometraje. Y mejor todavía, el video arte. Vamos, que no premiaron ni a uno solo de los cortos que me gustaron. Es más, es que el que se llevó el premio gordo era, sencillamente, incomprensible.

Os reto a que veáis, entero, el cortometraje ganador. Yo fui incapaz.

Menos mal que Sicilia estaba ahí para hacer que se te olviden todos los cortos coñazo que se producen en la Unión Europea.
Italia es el país más bonito del mundo. Esto es así. O si no, que se lo digan a esta pareja que estaba haciendo su álbum de bodas en un escenario de lujo: en Taormina.
Ella iba muy discreta.

Dale al zoom y verás:
La excursión a Taormina fue, en sí misma, toda una aventura. Una lucha titánica contra los horarios de autobuses y trenes, que no estaban actualizados ni en la oficina de turismo. Contra el transporte público siciliano, siempre con retrasos. Y contra decisiones urbanísticas extrañas, como que la vechia estación de tren de Acireale esté mucho mejor situada que la nueva, más lejos y, lo mejor de todo, con tramos sin iluminación.

Pero parte de la diversión en Italia está en su punto caótico. Hasta los organizadores del Magma, que eran más majos que las pesetas, nos dieron su toque surrealista. Nos convocan el sábado por la mañana, a las 9.30 (sí, a las 9.30 un sábado por la mañana) para llevarnos de excursión. Yo di por hecho que iríamos en autobús, pero qué va. En los coches de la gente de organización nos llevan a ver Acicastello, desde cuyo castillo se ven los islotes que son las rocas que Polifemo tiró contra Ulises, y la costa:
Sí, la costa siciliana parece un jardín zen, está llena de piedras.

Subir y bajar por este campo de piedrolos fue tan agotador que ya tuve permiso moral para hincharme a comer.

Y es que en Sicilia se come a lo bruto. La fruta sólo existe en forma de mazapán:
Me he quedado con las ganas de ver Sicilia en condiciones. Con un coche en alquiler, con un morenazo sacado de un anuncio de Dolce & Gabbana ocupándose de conducirlo y yo en plan copiloto, con el pelo recogido con un pañuelo que ondea al viento.

martes, 4 de diciembre de 2012

Teletransporte ya

Estimado señor Ministro,
le escribo a usted en primer lugar para que vea que soy una chica educada. No sé pelar una naranja con cuchillo y tenedor, pero le aseguro que jamás en la vida he escupido en la calle, ni me he colado en la cola de la caja del supermercado. Por eso, antes de lanzarme a esas plataformas que me tienen ocupada todo el santo día firmando iniciativas, he pensado que debía escribirle a usted.

Ya sé que están metiendo tijera por todas partes y más aún en la ciencia. Y yo lo entiendo, señor Ministro, si la ciencia es un peñazo, que seguro que usted también dejó las mates de segundo de BUP para septiembre. Y además, ¿para qué sirve? Que investiguen los países nórdicos que tienen tradición y nosotros mejor hacemos aquello para lo que siempre hemos estado dotados: el sector servicios,  lo que viene siendo camarero en garito que sirve garrafón, monitor de aerogym en un hotel o cocinero de paellas con guisantes y gambas. Pero esto que le voy a sugerir, señor Ministro (vea que pongo su cargo en mayúscula y todo) nos puede convertir en un país serio, mejor aún, en un país rico.

Señor Ministro, ha llegado el momento de que inventemos nosotros el teletransporte. Diga a todos los científicos que tenga en nómina que se dejen de zarandajas, que se olviden del cáncer, el SIDA o las energías renovables. TE-LE-TRANS-POR-TE.

Le voy a contar mi triste historia para que compruebe hasta qué punto nuestra sociedad está necesitada del teletransporte.

Todo comienza en Acireale, un pueblo de Sicilia a unos 30 kilómetros de Catania y unos 200 de Palermo. Un pueblo italiano como Dios y las películas de Vittorio Gassman mandan: con sus iglesias barrocas:

su pizza:


sus estampas típicamente italianas: 



Y un transporte público tan caótico, pero tanto, que ni en la oficina de turismo son capaces de darte unos horarios de autobús que se ajusten a la realidad. Otro día, y si le interesa mi iniciativa y quedamos para tomar un café, le cuento qué hacía yo en Acireale. Pero el caso es que yo quería volver a mi casa. Ya sabía, por el viaje de ida, que eso iban a ser unas doce horas de viaje, divididas tal que así:

- 08.00, recogida en la piazza San Dominico para que nos lleven en coche a la estación de autobuses de Catania.
- 08.30, llegada a la estación de autobuses, algunas vueltas para encontrar la oficina en la que comprar el billete y otras tantas vueltas para encontrar el andén.
- 09.00, salida del autobús Catania-Palermo. Dos horas y cuarto de viaje sin película ni nada. Con lo típico y pintoresco que hubiera sido que pusieran una película de Alvaro Vitali.
- 11.15, llegada a la estación de autobuses de Palermo. Tras un capuccino y un bollo relleno de jamón y mozzarella, vamos a coger el autobús al aeropuerto de Palermo, que sale a las 12.30 y tarda unos 40 minutos en llegar al aeropuerto.
- 14.00, tras más de una hora en el autobús, gentileza de un "incidente" (léase inchidente) en un túnel, llegamos al aeropuerto de Palermo.
- 15.00, embarque en el vuelo de Vueling destino a Barcelona. En el avión, no hay hueco para mi maleta de mano, ni para las maletas de medio avión. Las azafatas nos las facturan a mano. Yo aviso a la azafata que yo cojo otro avión después a Madrid, que si va a haber algún problema... La azafata me dice que no me preocupe, que me da tiempo de sobra.
- 17.15, llegamos a Barcelona. En mi billete a Madrid pone que a las 18.15 sale el avión y tengo menos de una hora. Echo a correr.
- 17.20, corro por el aeropuerto.
- 17.25, llego a la zona de recogida de equipajes.
- 17.30, empiezan a salir maletas. La mía no sale.
- 17.40, se para la cinta, corro a la oficina de reclamaciones. La señorita de las reclamaciones me explica que suele pasar con el equipaje de mano que acaba facturándose desde el avión que se queda el último. Me recomienda que "apure un poco" que no tardará en salir. Por si acaso, toma nota de cómo es mi maleta, de mis datos y mi teléfono móvil.
- 17.45, la cinta sigue quieta.
- 17.50, la cinta sigue quieta.
- 17.55, no puedo apurar más y salgo corriendo.
- 18.00, tengo que volver a pasar por el arco de seguridad. Por supuesto, hay cola. Le cuento a la chica que pide el billete y el dni que pierdo el vuelo, me dice que se lo diga al guardia civil del arco y me dejará colarme. Lo hago.
- 18.02, pito en el arco de seguridad. Me tengo que quitar las botas, me las quito.
- 18.04, descalza, con el bolso y el abrigo en una mano y las botas en otra, corro hacia la puerta de embarque de mi vuelo.
- 18.09, llego hacia la puerta de embarque y veo que ni siquiera han abierto aún, pero tampoco anuncian retraso. Vuelvo a mirar mi billete para comprobar que la hora de salida del avión eran las 18.45, y las 18.15 la hora en que se empezaba el embarque.
- 18.14, mientras pienso en lo boba que soy caigo en la cuenta de otra cosa más. Tanto el portátil como el cargador del móvil están en la maleta, ¿llegará sano y salvo el portátil?, ¿cómo me van a localizar los del reparto de equipaje si mi móvil ya no tiene batería?, ¿cómo no se me ocurrió sacar el portátil y el cargador de la maleta cuando me dijeron que tenía que facturar?
- 18.45, despega el avión.
- 20.00, llegamos a Madrid.
- 20.10, cojo el metro. A punto estoy de quedarme dormida en el vagón, como los japoneses en el metro de Tokyo. Me consuelo pensando que los viajes debían ser mucho peores en la Edad Media, cuando se hacían los viajes por caminos a lomos de un burro.
- 21.00, llego a casa.

Como ve, señor Ministro, el teletransporte es una necesidad de nuestro tiempo.

Y vosotros, ¿a que firmaríais por esta petición a favor del teletransporte en Avaaz, Change o Actuable?

Postdata: el portátil llegó sano y salvo y los de Iberia/Vueling trajeron a casa el equipaje a la hora que dijeron y hasta me llamaron esa misma tarde para comprobar que todo había ido bien.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Tu vuo fa l'italiano

Pues va a ser que no soy blogger profesional. Tendré que conformarme con seguir como hasta ahora: actualizar el blog de forma más o menos regular, sin contraprestación económica de por medio y con los comentarios de los habituales.

La competición de Terra de Bloggers resultó ser una batalla pero de verdad. Y yo que pensaba que eran los de Terra intentando darse aires épicos al explicar las reglas del concurso... Pero no, fue verdaderamente una batalla que ni la de Enrique V. 24 horas dando el coñazo la barrila a amigos, conocidos, amigos de amigos y hasta a conocidos de amigos, venga a decir gilipolleces cosas en twitter, venga a responder cualquier chorrada comentario de los amigos... Pero no soy lo suficientemente popular en twitter. No soy la jefa de animadoras. Ojo, que tampoco soy miembro del club de ajedrez, durante más de la mitad del concurso estuve entre los 20 primeros. Incluso, durante una hora (agotadora) llegué al puesto 18. Pero a la mañana siguiente me derrumbé. Mis amigos o no madrugan o no se conectan a twitter por las mañanas, y quedé fuera de los 20 primeros. Este sábado sólo los diez primeros se enfrentan en un reto presencial ¿Será un Grand Prix de bloggers?, ¿les harán pruebas tipo el temible rosco de Pasapalabra?, ¿tendrán que desfilar con traje regional, traje de baño y traje de noche? No lo sé, y no estaré aquí para verlo porque... ¡me voy a Italia!



El mundo de los cortometrajes siempre ha sido muy surrealista y, como muestra de ello, han seleccionado "Lo último que hago para el Notodo" en el  Festival Magma , que se celebra en una pequeña ciudad de Sicilia: Acireale.

Un corto rodado en casa, autoproducido, que ni siguiera pasó la criba de los finalistas en el Notodofilmfest... se va de viaje a un festival internacional y, aquí viene lo más surrealista de todo, ¡pagan parte del viaje! Y yo, que estuve años comprándome la hidratante de coco del Yves Rocher porque daban cosas gratis, horrorosas, sí, pero gratis, allá que voy. Dicen que "te quiero", "libertad" o "esperanza" son las palabras más hermosas del vocabulario ¡JA! La mejor palabra del castellano moderno es "gratis".

Además, ¿hay algún país más bonito que Italia? Puede que sí pero, reformularé la pregunta, ¿hay algún país más bonito y comunicado por vuelos baratos low cost con Madrid?, ¿y donde, además, te entienden a la primera? Ya conozco Roma, Nápoles... y ahora toca Sicilia. Donde espero ver la ración habitual de ruinas por todas partes, comida espectacular, transporte público caótico y pueblitos ideales dignos de salir en cualquier anuncio de perfume de Dolce & Gabbana.

Vale, quizá mi concepto de Italia esté un pelín idealizado:



Renato Carosone canta, en dialecto napolitano, a esos horterillas que en los años 50 imitaban en todo el estilo de los americanos:

Tú quieres hacerte el americano, americano, americano...
escúchame, ¿crees que merece la pena?
Quieres ir a la moda,
pero si bebes "whisky and soda"
luego te sientes mareado.
Bailas rock and roll,
juegas al beisbol...
pero el dinero para los Camel,
¿quién te lo da? ¿El bolsito de mamá?

Tú quieres hacer el americano, americano, americano...
¡pero naciste en Italia!

A mí me pasa algo parecido a los napolitanos horterillas de los 50. Ellos querían parecerse a los galanes de Hollywood y yo quiero parecerme a las protagonistas de los anuncios de pasta italiana. Me veo paseando por el pueblo siciliano, con mi vestido de flores ondeando al viento. Pena que sea invierno y el jersey de cuello vuelto, las botas y el abrigo forrado con borreguito me estropeen el look.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Trabajar como blogger, ¿misión imposible?

Yo es que estoy muy loca.

Pese a que me he encontrado cosas como ésta:

O como ésta:

Y quién podría olvidar esta otra:
Pese a todo eso, aún pienso que podría ganarme un dinerillo como blogger.

Obsérvese que digo dinerillo, ni paga, ni tampoco sueldo. Dinerillo. Una cosa media, un ni fú ni fá,  un ni pa ti ni pa mí, porque entiendo que los blogs no generan tanto dinero como para que te paguen un sueldo decente por trabajar en ellos. Pero tampoco se trata de trabajar varias horas al día para acabar consiguiendo algo a la altura de la paga de la abuela.  Porque si pagan un dólar por artículo (un dólar equivale a 0.78 euros), y escribes dos artículos diarios, de lunes a viernes, el pago mensual asciende a... 40 dólares, es decir, la friolera de 31,2 euros. Vamos, que tienes una abuela pero que muy agarrada.

Entonces trabajar como blogger y recibir por ello un pago medianamente digno, ¿es más difícil aún que aquello que hacía Tom Cruise de agarrarse con una sola mano de un barranco, mientras su pelo Pantene ondeaba al viento?, ¿es una misión imposible?


Pues oye, a lo mejor no.

Terra ha organizado un concurso para seleccionar a 4 bloggers, 4, para que se ocupen durante el 2013 de cada una de estas secciones: entretenimiento, tendencias, actualidad y deportes.

Y la menda lerenda aspira a ocuparse de la sección de entretenimiento.

Pero no os creáis que esto es un paseito tranquilo bajo el sol de media mañana. Para nada. Esto es más bien una lucha encarnizada con ciertas dosis de surrealismo. Una especie de Humor amarillo que, en lugar de ser televisado, se va a retransmitir vía twitter. Y es que, de los 400 preseleccionados sólo 10 pasarán a la siguiente fase y a esos 10 se les elige a lo largo del día 21 de noviembre, este miércoles.


La "batalla" (cuánta épica, esto parece "El señor de los anillos") empezará este miércoles a las 12 del mediodía, en twitter, y durará 24 horas. El ganador será aquel que consiga más retuits del hashtag de #terradebloggers más el hashtag personal, que no nos proporcionarán hasta el mismo día 21.

¿Os ha quedado claro?, ¿no? Pues dadle al play:



En definitiva, y esto va para esos amigos/conocidos/lectores/seguidores del blog que piensan que hashtag es un grupo de heavy sueco, esto es lo que hay que hacer:

- Abrirse un perfil de twitter.
- Seguirme en twitter, que soy estipuntobpunto
- Retuitear los mensajes que tengan tanto el hashtag #terradebloggers como mi hasthag personal durante el día 21 de noviembre.

Entre todos aprovecharemos, no sólo para retuitear mensajes chorras de ánimo, sino para debatir sobre qué temas os gustaría que tratara la sección de entretenimiento de Terra, ésa en la que trabajaré durante el 2013 si los hados de internet así lo quieren.

De todos vosotros depende que no sea una misión imposible.

martes, 13 de noviembre de 2012

Steve Jobs, caca


Dice la sabiduría popular (esa misma que afirma que te tienes poner ropa interior limpia a diario, no por higiene, tampoco por si ligas, por “si tienes un accidente”) que los famosos se mueren de tres en tres. Esto es tan verdad, pero tan verdad, que hasta hay grupos de facebook que lo debaten:

Pero lo que la sabiduría popular (esa misma que afirma que hay que sacar la ropa de verano después del 10 de junio) no nos dice, es que los electrodomésticos también mueren de tres en tres. ¿Obsolescencia programada?, ¿rebelión de las máquinas como en “Yo, robot”, pero sin Will Smith?, ¿ley de Murphy?, ¿mal de ojo de alguien que te quiere mal y se ha pasado por la santería La Milagrosa? No sé, pero durante los últimos 6 meses he tenido que cambiar de frigorífico, llevar al servicio técnico tanto la cámara de fotos digital como el portátil y ahora tendré que comprarme también una televisión.

Como la cámara de fotos sí que la arreglaron en el servicio técnico, mi único consuelo es que ya he cumplido los tres electrodomésticos estropeados. He llegado a mi cupo y ya no se pueden estropear ni la lavadora, ni el horno o el móvil. 
 
Pero, de todas estas tragedias cotidianas, la que me ha tocado la patata es cuando mi portátil, sin caída de por medio, ni derramamiento de líquido sobre teclado, ni virus, ni troyano, decidió colgarse. Recurro al amigo informático que todos debemos tener, me pierdo por esa zona de Madrid donde todas las calles son General algo...:
 Ejercicio de agudeza visual. Busque en este mapa las calles: General Cabrera, General Yagüe, General Ramírez de Madrid, General Perón, General Varela y General Margallo.
 
...llego al servicio técnico de Apple, donde te hacen pagar hasta por el diagnóstico... Todo para que, en un giro dramático final que ni en "Campeón", no puedan recuperar mi disco duro. Por no dar, ni me dan una explicación de qué puñetas ha pasado.

Si eres una persona normal, de las que leen "50 sombras de Grey" y ven "La voz", con tu disco duro sólo pierdes las fotos de tus últimas vacaciones, ésas que haces ver a todas las visitas los domingos por la tarde. 

Si eres un guionista, pierdes todos los documentos en los que has trabajado cuando estás "entre proyectos". Estar "entre proyectos", al igual que expresiones como "hacer de vientre", "necesitar un tiempo" o "problemas de tránsito intestinal", es un eufemismo. Lo que sea para no decir que estás en paro, algo que suena tan mal como cagar, romper con alguien o tener diarrea. 

Los guionistas nunca estamos parados, estamos "entre proyectos". Así que cuando tu mac decide que ha llegado el momento de dejarte en la estacada, hace que todos esos proyectos a medias, esos que nunca enviaste a ninguna productora, a ningún concurso, a ningún amigo, y que, por tanto, no puedes recuperar buscándolos en la red, desaparezcan. Todas esas horas de trabajo se van a "hacer de vientre".

Pasado el duelo por todos esos proyectos nonatos, viene el cabreo ¿No decían que los mac eran fiables?, ¿que nunca se colgaban?, ¿que Steve Jobs era un visionario, un genio, que había revolucionado el mundo con su oratoria y jerseys de cuello de cisne? Pues te digo una cosa, mi PC, con todos su ataques de virus, sus troyanos y sus antivirus sin actualizar, jamás dañó el disco duro. 

Así que, a partir de ahora, tengo una misión. Bueno, tengo otra más. Voy a desenmascarar a Apple, esa empresa que, como Melendi, va de guay sin serlo. Y vosotros, ¿a quién o qué mandaríais a hacer de vientre?

sábado, 3 de noviembre de 2012

El clan de los gordos, "the wire" en la Cañada Real.


El otro día (ese espacio de tiempo que puede ser antes de ayer o hace tres años) publiqué un post sobre Breaking Bad que, en realidad, de lo que hablaba era del caso de la reina de la droga española, Ana María Cameno.

Pues, amigos, ahora ya es oficial: estoy enganchada a la crónica policial.  Y si el caso de la reina de la cocaína, la que quería montar el mayor laboratorio de la droga en un pueblo de nombre entrañable (Villanueva de Perales) me tenía fascinada, ahora he descubierto otra musa en el mundo del hampa. Y pedazo musa, porque es todo un clan que vale su peso en oro. Y nunca mejor dicho. 



La historia del clan de los gordos merece ser contada. Y no en forma de best seller de tapas blandas y portada hortera. En forma de serie de culto. Aquí hay material para un "The wire" patrio, y contamos con todos los elementos necesarios: 

Un lugar, si en "The wire" era Baltimore y las barriadas donde se pasa droga, aquí tenemos la Cañada Real. 

Una estética propia: gorras, camisetas XL, ropa deportiva, zapatillas y estilo hip hop para los negrazos de Baltimore. En la Cañada lo que se estila es vestir de blanco, las cadenas de oro y todo lo que brille así, en general.

Un vocabulario propio, si en "The wire" no podías hacer eso de verte un capítulo sin subtítulos ni nada, por eso de mejorar el listening, porque parecía que hablaban en otro idioma que no era el inglés, algo parecido pasa dentro del clan de los Gordos, con su propio lenguaje: 
Machaca, encargado de vigilar las entradas a la zona donde se vende droga a cambio de una dosis gratis. Dan el agua si ven peligro.
Dar el agua, dar el aviso. Las contraseñas que usaban era: Popeye, si venía la policía y Olivia, si pasaba el peligro.  
Kundas, coches particulares que hacen la ruta del centro de Madrid a la Cañada, muchas veces el conductor es un churdero que hace la ruta a cambio de droga. 
Churdero, adicto. 
Estupas, los policías de estupefacientes. 
Polvo/Coca/Farlopa/Farla/Nieve/perico/colombiana/yeyo/milonga..., cocaína.
Caballo/sugar/chute/papelina/dama blanca/Brown Sugar/Jaco/Potro/White Lady/Reina, heroína.

Como en todo negocio serio, los gordos tenían su lista de precios a la vista de sus clientes.

Y, por supuesto, tenemos a los grandes protagonistas de la trama que no pueden faltar en ninguna historia mafiosa que se precie, a saber:

Una familia unida. Porque, como todos los que hemos visto la trilogía del Padrino bien sabemos, la familia criminal que delinque unida permanece unida. Juan José y Adela son el matrimonio núcleo del clan de los gordos. Muy familiares, tanto que les incautaron un colgante con el cordón umbilical de uno de sus hijos bañado en oro. El padre de ella, Antonio Motos, es el padrino de esta historia, quien inició el negocio de la venta de droga allá por los 80.

El heredero, "el bola", el único que no ha sido apresado por la policía en ninguna de todas las redadas hechas en los búnkeres del clan. Es uno de los ocho hijos de Juan José y Adela, y protagonista de casi todos los videos de bodas del clan colgados en youtube. El que estaba destinado a heredar el imperio. Y, además, el único que no estaba gordo de todo el clan de los gordos.

El abogado, Carlos Tejeda, ha dicho que sus clientes son inocentes de todos los delitos y que
"son unos luchadores contra una sociedad opresiva”. Convencido de que todo el dinero amasado por el clan de los gordos se debe a la venta ambulante:


Qué artística esta incautación. Los billetes tan bien colocados, ordenados por colores, con los símbolos de la policía nacional de fondo y ese bastón gitano en medio, ¿nunca os habéis preguntado quién se encarga de organizar estos "bodegones"?

En "Vaya semanita" sí se lo preguntaron:




Pero lo que me enamora del clan de los gordos, lo que los convierte en todo un filón audiovisual, es cómo se lo montan cuando quieren irse de fiesta. Cumpleaños, bodas, bautizos... da igual, ahí invitan a todo el barrio y a artistas de nivel como a Canelita o el Farru. ¿Os gustaría verlo? No hay problema, si hay videos a cascoporro en youtube. Con ustedes, Ángel y Carol en su boda:




Pero si os habéis quedado con ganas de más estilismos imposibles sólo hay que teclear "clan de los gordos" en youtube y listo, a documentarse para crear la serie que se convertirá en la versión cañí de "The wire". Y si queréis más datos sobre cómo crear un imperio del menudeo de droga, eso sí, con música grandilocuente de fondo, echad un vistazo al reportaje que dedicaron al clan de los gordos en Equipo de investigación.

Y vosotros, ¿también estáis enganchados a la crónica negra patria?

viernes, 26 de octubre de 2012

Conozca a la gente a través de su perfil de facebook


En la universidad, hace unos 3 o 4 años aproximadamente, en las trepidantes clases de sociología (pero nunca tan trepidantes como epistemología de la comunicación o teoría del discurso) nos decían que una misma persona adopta diferentes características y comportamientos según su rol social.

Os pongo un ejemplo. Pongamos, qué sé yo, el caso de Bertín Osborne. Es padre, abuelo y marido. Pero también galán, cantante de rancheras, presentador de programas de culto en la televisión y hasta actor en comedias teatrales:
Ríete tú de los mellizos bollulleros de "Quién quiere casarse con mi hijo".

Esto nos pasa a todos. Basta ver a ese padre de familia, formal, que se vuelve un bestia parda en cuanto se sube a su coche. No solo el efecto atasco en la M-30 saca una faceta desconocida de cada uno. Facebook también. Qué decepción descubrir que ese chico que te gustaba allá por el instituto (hace 7 u 8 años) es uno de esos que escribe en facebook con faltas de ortografía. Pero esos, como los que usan facebook para ligar y renuevan su foto de perfil buscando esa imagen ideal que provoque muchos me gusta y hasta alguna invitación para quedar, son inofensivos. Estos que vienen ahora, no son inofensivos:

El indignado. No es del 15M, ni de Democracia Real Ya o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, porque a él no le indigna la crisis. Le indigna la totalidad de la existencia:

Desde tonterías a temas políticos:
 Y todo con mucha mala baba y mucho insulto bajuno. Porque llamar a cualquiera retrasado, bonito, lo que se dice bonito, no es:
La mala leche le posee de tal manera que hasta escribe cavar con b:
El obvio. Si hace buen día pondrá en su estado: “qué buen día hace”. Si tiene que coger un tren: “al tren”, cuando esté dentro: “en el tren”, si hay retraso "todavía en el tren" y cuando salga: “ya en marcha”. Todo muy trepidante. Casi como una clase de epistemología en la universidad.

El filosófico, o quejica. Pone en su estado frases sacadas de libros de Paulo Coelho o Jorge Bucay. Es ese tipo de personas que hace unos años te mandaba correos única y exclusivamente para que que vieras un photoshop de gatitos con el tema "amistad es...". Y en el fondo busca que cuando está de bajona muchos le den ánimo con un gran gesto como es darle a la tecla del "me gusta".

El del autobombo. Como Francisco Umbral, él está aquí para hablar de su libro. En su muro no hay sitio para otra cosa que su última obra de teatro, esa revista gratuita con la que colabora o ese crowdfounding en el que solo pide 5000 euritos de nada para su próximo corto.

Pasados unos meses, el del autobombo ve que ya nadie megustea su estado: "Preparando mi nuevo proyecto". Pero, en lugar de pensar que quizá está insistiendo de más, piensa que está insistiendo de menos. Entonces, se cuela en muros ajenos para colgar el trailer de su corto, ése que, además, solo conseguirá un premio, el del público, y en su pueblo natal.
Y vosotros, ¿qué faceta oculta de vuestros amigos y conocidos habéis descubierto a través de facebook? O, peor aún, ¿os habéis visto reconocidos en alguno de estos ejemplares?
Hasta ante noticias interesantes el indignado se indigna.

NdelT (que no es nota del traductor, pero queda todo mucho más profesional así): todos estos estados de facebook son reales como la vida misma, sólo he cambiado los nombres, para evitar un ataque loco de trolls.

viernes, 19 de octubre de 2012

Actores como copas de pino


Los Emmy se entregaron ya hace un par de semanas y en ese momento, sumida en el frenesí de la alfombra roja, dije que ya hablaría otro día de las series nominadas. Hay que ver cómo pasa el tiempo, que yo todavía no he dicho ni mú sobre las series premiadas. 
 
Pues ha llegado el día. 

Aquí tenéis la lista de los nominados que nos importan. Pasando olímpicamente de las miniseries y las tv movies y los programas que aquí ni se han emitido ni se emitirán:

En negrita tenéis a mi preferido de la categoría y en cursiva al que ganó el Emmy. Y si veis que coinciden negrita y cursiva, sois chicos listos, cierto, efectivamente, en ese caso han coincidido mi favorito y el premiado.

MEJOR DRAMA
Boardwalk Empire 
Breaking Bad
Downton Abbey
Game of Thrones
 
Homeland
Mad Men

MEJOR ACTRIZ DRAMA
Kathy Bates, Harry’s Law
Glenn Close, Damages
Claire Danes, Homeland
Michelle Dockery, Downton Abbey
Julianna Margulies, The Good Wife
Elisabeth Moss, Mad Men
MEJOR ACTOR DRAMA
Hugh Bonneville, Downton Abbey
Steve Buscemi, Boardwalk Empire
Bryan Cranston, Breaking Bad
Michael C. Hall, Dexter
Jon Hamm, Mad Men
Damian Lewis, Homeland
MEJOR ACTOR DE REPARTO EN DRAMA
Aaron Paul, Breaking Bad
Giancarlo Esposito, Breaking Bad
Brendan Coyle, Downton Abbey
Jim Carter, Downton Abbey
Peter Dinklage, Game of Thrones
Jared Harris, Mad Men
MEJOR ACTRIZ DE REPARTO EN DRAMA
Anna Gunn, Breaking Bad
Maggie Smith, Downton Abbey
Joanne Froggatt, Downton Abbey
Archie Panjabi, The Good Wife
Christine Baranski, The Good Wife
Christina Hendricks, Mad Men
MEJOR COMEDIA
The Big Bang Theory
Curb Your Enthusiasm
Girls (¿comedia?, ¿seguro?)
Modern Family
30 Rock
Veep
MEJOR ACTRIZ DE COMEDIA
Zoey Deschanel, New Girl (¿en serio? ¡¡¡Venga ya!!!)
Lena Dunham, Girls
Edie Falco, Nurse Jackie
Tina Fey, 30 Rock
Julia Louis-Dreyfus, Veep
Melissa McCarthy, Mike & Molly
Amy Poehler, Parks and Recreation
MEJOR ACTOR DE COMEDIA
Alec Baldwin, 30 Rock
Don Cheadle, House of Lies
Louis CK, Louie
Jon Cryer, Two and a Half Men
Larry David, Curb Your Enthusiasm
Jim Parsons, The Big Bang Theory
MEJOR ACTOR DE REPARTO EN COMEDIA
Ed O’Neill, Modern Family
Jesse Tyler Ferguson, Modern Family
Ty Burrell, Modern Family
Eric Stonestreet, Modern Family
Max Greenfield, New Girl
Bill Hader, Saturday Night Live
MEJOR ACTRIZ DE REPARTO EN COMEDIA
Mayim Bialik, The Big Bang Theory
Kathryn Joosten, Desperate Housewives
Julie Bowen, Modern Family
Sofia Vergara, Modern Family
Merritt Wever, Nurse Jackie
Kristen Wiig, Saturday Night Live


Más allá de que a mí, personalmente, “Modern family” no me parece para tanto, es una buena serie, sí, pero no como para ganar a mejor comedia todos los años, los Emmy suelen ser unos premios justos. Normal, la época dorada de las series lo pone fácil. Es más, hay ciertas categorías en las que lo más justo sería que premiaran vía sorteo u orden alfabético. Porque todos lo merecen.

Ahí tenemos a Jim Parsons, que es el moderno Buster Keaton. Algún productor ejecutivo de campanillas debería ofrecerle una serie muda estilo Mr. Bean. A la vista está que la clavaría:



El sentido de ritmo y la simpatía innata de Julia Louis Dreyfuss en “Veep” deberían estudiarse en las escuelas de interpretación. Menos "eres un río, fluye" y más aprender a manejarse en la comedia. Julia Louis Dreyfuss convierte a una Esperanza Aguirre de la política estadounidense en alguien que te cae bien.

¿Dejaste el inglés allá por segundo de BUP? Aquí una traducción de la escena:
- El presidente sabe lo incómoda que me siento con la gente gorda ¿Quieres saber el secreto de adelgazar? Pues cerrar la bocaza, ¿han probado eso? Coño, que no es física nuclear. ¿Soy nutricionista? No, no lo soy. Pero sí sé una cosa, deja de comer y muévete. 
- "Muévete" sería un buen eslogan para esta campaña.
- Ay Dios, es debilidad, eso es lo que es. Pura y simple debilidad. Un poco de autocontrol, hombre. ¿Tu te masturbas en el metro, eh, Amy? No, claro que no. ¿Cagas en la calle, Amy? Pues claro que no. Porque te controlas. Y ahora tengo que decir "soy la vicepresidenta de los Estados Unidos, deja esa magdalena", ¿es ése mi trabajo? ¡Coño!
- ¿Ha tenido usted alguna vez problemas de peso?
- Sí, los tuve. 

Por cierto, "Veep" es una serie pero que muy recomendable, mi descubrimiento de la temporada.

No nos olvidemos de Jon Hamm, que puede ser un tipo misterioso, triunfador y seguro de sí, la encarnación perfecta del macho alfa, en Mad Men. O el típico ligón crápula y encefalograma plano en Bridesmaids.

Aunque para transformaciones increíbles, olvidáos de Robert De Niro hinchándose a comer Big Macs XL para "Toro salvaje". No hace falta tanto, raparse y dejarse perilla es suficiente. Aquí Bryan Cranston, el antes conocido como padre de Malcolm, ese hombre superado por las responsabilidades familiares y de la vida adulta, entrañable y friki como él solo: 

Se rapa el pelo y se convierte en el Heisenberg, capo de la metanfetamina en el sur de Estados Unidos:

Y a vosotros, ¿cuál de estos actores sobrenaturales os deja con la boca todavía más abierta?

martes, 9 de octubre de 2012

Filosofía tróspida


Tras muchos años de coger el metro y cotillear las portadas de los libros de los sentados al lado, he elaborado una complejísima estadística, según la cual un 30% de la población que lee en el vagón de metro escoge "Los pilares de la Tierra", otro 30% "La sombra del viento", 20% revistas del corazón y el otro 20% un mix entre libros de autoayuda, el teórico de la autoescuela y novelas rosas, muchas de ellas con Fabio en la portada:  


De toda la morralla que se ve en un trayecto La Latina-Barajas, lo que menos entiendo es la pasión por la autoayuda ¿Para qué malgastar 20 euros en un libro de tapas blandas que colocarás detrás de otros para que no parezca que lees autoayuda? Un best seller no te va a ayudar a conocer al otro sexo, triunfar en la vida o encontrar el amor. Si buscas respuestas sencillas y fáciles, es mucho mejor otro método: ver “Quién quiere casarse con mi hijo”.  

Para aquellos que no tenéis tele o no veis realities porque lo que os llena son los ciclos de cine de países del tercer mundo en La Casa Encendida, sólo os diré una cosa: un programa en el que suena la banda sonora de “The crying game” antes de que sepamos que una de las pretendientas es transexual se merece algo de respeto.

Además, en el mejor reality/programa de humor que ha habido en la televisión (con permiso de “Confianza ciega”) sueltan verdades como templos sobre todos los aspectos de la existencia. Sus protagonistas: un vendedor ambulante experto en que le hagan la cobra, un ex mister Albacete, un escupefuegos, unos mellizos de Bollullos de la Frontera y un estilista y adoptado, tienen mucho que enseñar. Dejad "cómo ganar amigos e influir sobre las personas" y aprended con estas píldoras de sabiduría que han salido por la boca de los tróspidos:

Sobre las relaciones humanas
- A nivel sentimientos es difícil controlarse
- Se conquista más si no te dejas que si te deja
- Me da bajón que se juzgue por mi apariencia (el drama de Brad Pitt, Charlize Theron y una pretendienta del escupefuegos)
- Me gustan las mujeres que a primera vista dices “qué estúpida” y luego dices “joder”.


Reflexiones sobre lo divino y lo humano
- El mariqueo y la modernidad nunca han estado reñidos, que yo sepa (Pedriño, estilista y adoptado, dixit).
- Las mujeres que se llamen como quieran, pero los coches... Mercedes.
- A una niña educá no le gusta el guarreo
- No me gustan todas mamá, sólo las guapas 
- Un diente roto me puede dar morbo. Una escayola, una muleta... (Pedriño, once more, with feeling).

Sobre la conquista
- Te acuestas con un Barça y te despiertas con un Logroñés (versión de Isidoro, el vendedor ambulante, de aquello que decía Rita Hayworth: los hombres se acuestan con Gilda y se despiertan conmigo).
- Si yo le pongo caliente a una chica que está al lao mía, yo no tengo la culpa
- Soy muy versátil para el sexo en todos los sentidos
- Los “trucos de hombre” para ligar del empresario y ex mister Albacete consisten mirar fijamente a una muchacha y decirle: Sabes que... (pausa dramática) me gustas...
Introspección y conocimiento de uno mismo
- Yo aporto más que un peluche, en todos los sentidos
- Soy muy light... defectos así gordos, no (esto me lo apunto para decirlo en la próxima entrevista de trabajo)
- Para mí, la familia es muy importante, ¿y para ti?  Y la candidata al amor de ex Mister Albacete responde: Impoluto.

Claves de comunicación, o cómo decir cosas delicadas con total sutileza
- No hubo terminación alguna (para decir que no follaron)
- Es muy denso, muy intenso, como el café (eufemismo para llamar pelma y negro a un cubano)
- Físicamente sois casi todas muy guapas.

¿Os he convencido ya para que veáis "Quién quiere casarse con mi hijo"?, ¿qué créeis que quería decir la pretendienta con aquello de "impoluto"?, ¿alguna vez habéis leído un libro de autoayuda?

martes, 2 de octubre de 2012

Desidia, su lechuguita



Yo compro en el Dia.
Sí, ya sé que lo cool es ir al Mercadona, comprar productos Hacendado y las cremas del Deliplus. O, si ya eres el colmo de lo cool, ir al mercado. O, todavía mejor, ser de una cooperativa de cultivo ecológico.
Pues yo no.
Yo compro en el Dia. Me pilla al lado de casa, es barato, hay lo que buscas, y a veces, menos cosas aún, y eso, a los de naturaleza golosa, nos viene muy bien. Y ya no da grima, como sigue dando el Lidl, porque han quitado las cajas de cartón de los pasillos y las cajeras se tiñen las raíces.
Pero a veces encuentras cosas que no esperas en esos mismos pasillos. El otro día (ese concepto que puede significar tanto ayer como hace 3 años) vi a dos personas hablando de la prima de riesgo, en la esquina entre congelados y la sección de pasta y arroces.
Hasta ahí ha llegado la crisis económica. A que ahora cualquiera discute sobre términos tan de MBA en económicas como la prima de riesgo, los fondos de riesgo, la especulación, el rescate bancario... como si fuera un experto.

Se habla mucho de la crisis. Demasiado. Y también se hacen asambleas, manifestaciones, caceroladas. Pero pocas veces se resuelve una pregunta que a mí me han hecho un par de veces: ¿todo esto sirve para algo?

Porque si hay manifestaciones siempre se puede decir que los que acuden son una minoría.
Porque los políticos en el poder no quieren (o pueden, o saben cómo) cambiar las cosas, pero tampoco renunciar a su poder.
Porque los políticos que antes estaban en el poder tampoco quisieron (o pudieron, o supieron cómo) cambiar las cosas.

Entonces... ¿qué? Porque eso de que a la revolución, que hay que liarla, que hay que hacerse escuchar y cambiar el sistema suena taaaan a okupa adolescente con rastas en el pelo. No suena serio.
La mejor opción, entonces, es quedarse en casa. Sentadita en el sofá, viendo "La voz" o "Tu cara me suena" y cambiando de canal cuando lleguen las noticias. Y luego, en el bar, con los amigos, ya nos cagamos en todo, nos desahogamos y listo.

La desidia es, al final, lo que nos separa de la acción, de dar un golpe en la mesa y forzar que ocurran las cosas que deberían pasar. No vamos a las manifestaciones que deberíamos ir, no somos voluntarios donde deberíamos serlo por los mismos motivos que el señor del anuncio de Linea Directa:

Y al final no vamos a ninguna manifestación porque qué pereza, porque uy qué calor hace, buf, que habrá mucha gente y me agobio, además, seguro que hay batucadas, que las detesto, ¿y si hay follón?, ¿y si me pega un antidisturbio? Y qué decir de las asambleas, que duran tres horas y hay que sentarse en el suelo, y qué coñazo ese momento sugerencias donde siempre hay alguna chica con camiseta de tirantes y sin sujetador que quiere organizar un día de cantautores.

El 15M tiene muchas cosas que cambiar. No es consciente del daño que hacen a su imagen los cantautores. Es como organizar sesiones de la tuna o de mimos, no atraen a nadie, más bien repelen. Meterá la pata y pecará de ingenuo, de aburrido, de lento... pero, al menos, lo intenta. Y en sus concentraciones se ven desde un tirado con una camiseta de Sociedad Alkohólika y los dientes amarillos que intenta ligar contigo, hasta amas de casa interesadas en saber qué día y a qué hora son las asambleas de su barrio, porque ella internet no lo usa.

Puede que el 25 S, el 29S, el 16J, el 15M... sólo sirvan para agotar el número de combinaciones de letras y números y, de paso, también a la gente. Puede que la táctica gubernamental consista en eso precisamente, en esperar a que la gente se canse. Y puede que hasta les funcione. Pero salir a la calle siempre será mejor que quedarse en casa viendo la tele.

A no ser, claro, que emitan "Quién quiere casarse con mi hijo".

Pero el 13 de octubre es sábado, y hay un cacerolada mundial para reclamar el no pago de la deuda. Porque si la marca España es tan importante y somos como una empresa, entonces, declarémonos en suspensión de pagos. Ellos se explican mejor, y en castellano, aquí.

Y vosotros, ¿os puede la desidia o sois gentes de acción?


lunes, 24 de septiembre de 2012

Que me gusta a mí una transparencia

Un amigo sensato me dijo una vez que lo malo de vivir solo es que te mal acostumbras. Si los platos están sucios, pues que estén sucios. Si nunca has limpiado el horno, ya lo limpiarás. A eso hay que añadirle lo que me dijo otro amigo también sapientísimo, "lo malo de vivir solo es que te asilvestras". Eso significa, para ellos, que no se afeitan nunca. Para nosotras, que en invierno no nos depilamos. Si al asilvestramiento y el mal acostumbramiento sumamos el paro y que no hay que madrugar, y añadimos que puedes ver la llegada a la alfombra roja de los Emmys a través de Emmy.com el resultado es que aquí estoy, a las 03.00 escribiendo la ya clásica crónica de los modelazos.

Porque, amigas (amigos, no os hagáis los duros como si no os interesara la moda, que tengo fotos de Christina Hendricks) me he visto la llegada de casi todos los actores televisivos y, los que se me han escapado (porque hay que ir al baño de vez en cuando) los he cazado vía just jared, un clásico en lo que fotos de eventos yanquis se refiere.

De los premios ya, si eso, hablamos otro día. Aunque está claro que el amarillo, allá en los Estates, no da mala suerte. De amarillo iban Julie Bowen (mejor actriz de comedia por Modern Family), Claire Danes (mejor actriz de drama por "Homeland") y Julianne Moore. Pero no hablamos de ese amarillo que podríamos llamar color hueso, champagne o vainilla. No. Hablamos de amarillo mostaza, amarillo piolín, amarillo que me deslumbras y necesito unas gafas de sol:
¡Mis ojos! ¡¡¡¡Mis ojooooosss!!!!!
Además de amarillo cantoso, en esta edición de los Emmy también hubo algunos grandes clásicos de toda alfombra roja. Como esas actrices que han pensado que pagar a un estilista es un gasto tontísimo y acaban vestidas cual madrina que va a una boda en Vicálvaro. Como Julia Ormond ("Mad men") o Archie Panjabi ("The good wife").
El caso de Julianna Margulies ("The good wife") es la demostración del daño que hizo aquella escena en "Lo que el viento se llevó", cuando Escarlata O'Hara se hace un modelazo con las cortinas de Tara. Y es que aprovechar el tapizado de un sofá para hacerse un traje no es buena idea.

Tampoco es buena idea ir de fashionista, it girl o fashion victim sin ser tú nada de eso. En un claro ejemplo de lo sabio que es el refranero español cuando dice Manolete, si no sabes torear, pa que te metes, aquí vemos a 3 actrices que no son Charlize Theron, empeñadas en ponerse vestidos que sólo a Charlize le quedarían bien:

En el caso de Elizabeth Moss, además, eso de combinar volantes, flores y corte asimétrico, es que ni en un modelo de Vicki Martín Berrocal para la feria de abril.

A estas alturas de post os lo estaréis preguntando, ¿estaba ELLA? Y sí, estaba.  La invitada con más amigos en el mundo de las relaciones públicas. La que no se pierde una. La que eso de quedarse en casa tranquilamente viendo una peli no lo hace ni loca, ¡Heidi Klum! Que digo yo que ha salido a los Emmys de caza, ahora que se ha divorciado, porque el escote de su vestido casi se unía a la abertura de la falda.
Tampoco iba precisamente sutil Christina Hendricks. Pero tener una talla 200 de pecho es lo que tiene, que no hay manera de ser sobria. Morena Baccarin ("Homeland") es tan guapa que podría haber ido hasta con un vestido del Sepu, pero ese escote tan brutal que llevaba, ¿cómo se sujeta?, ¿con blue tack?, ¿con superglue?, ¿cinta adhesiva de doble cara? 

Algunas invitadas no es que fueran mal vestidas, es que estaban desubicadas. Sofía Vergara iba vestida para un número musical, tipo corista de Las Vegas. Kristen Wiig, por su parte, se pasó de hippie. Parecía más preparada para la fiesta flower power de Ibiza que para los Emmy.

-->
En el auténtico duelo de la noche, que no ha sido Mad men vs Homelang, ni Modern family vs todas las demás comedias, sino el duelo de señoras Draper. Y ganó la segunda esposa. Insultantemente guapísima iba Jessica Paré, de blanco. January Jones sigue siendo la doble de Grace Kelly, si Grace Kelly hubiera decidido peinarse con el estilo lamido de vaca:
Con permiso de Jessica Paré, ha habido otras que iban también divinas. Julia Louis Dreyfuss,  merecidísima ganadora a mejor actriz de comedia por "Veep", estaba estupenda. Michelle Dockery (Dowton Abbey) iba ideal, aunque nunca podrá superar los modelazos que luce en la serie británica. Pero yo elijo a estas tres mozas como las mejor vestidas de la noche:

Hayden Panettiere ("Héroes") con un modelo digno de protagonizar el próximo éxito de Bollywood. La muchacha tenía problemas para andar por lo estrecha que era la falda pero para estar bella hay que sufrir. Emily VanCamp ("Revenge") también lucía transparencias (que me gusta a mí una transparencia) en gris, todo elegante y clásico y monísimo y un poco catálogo de Pronovias, todo hay que decirlo. Más arriesgado era el vestido de Ginnifer Goodwin ("Once upon a time"), alegre y muy original.

Last, but not least, premio ex aecquo a las más rumbosas a dos maduras: Christine Baranski ("the good wife") luciendo piernas, porque puede, con un minivestido dorado. Y Jessica Lange, que no se quita las gafas de sol en la alfombra roja, porque no le da la gana. 

 ¿Y quién fue la peor vestida? 

Ashley Judd, no sé qué es peor, si ese moño por todo lo alto, ese broche que parece una insignia de una orden militar, ese lazo del tamaño del estado de Nebraska o toda su filmografía en los últimos 10 años.

Y vosotros, ¿qué opináis de los modelazos de la alfombra roja de los Emmy 2012?, ¿me he dejado alguna de las mejor o peor vestidas?

Me voy a dormir, que ya es hora.  



sábado, 15 de septiembre de 2012

Malos de película I: Encarna Sánchez


Con este post comienza una sección dedicada a personajes reales que dejan en pañales a los clásicos malos de película. Ángela Channing, J.R., Hannibal Lecter o Darth Vader se harían pipí encima si se enfrentaran a algunos de los malos de carne y hueso que aparecerán por aquí.

Y hoy le toca el turno a la reina de las ondas, la colaboradora invisible de "Sálvame", la musa de Jiménez Losantos... Encarna Sánchez.

Para los nacidos después de 1990 (debería estar prohibido por ley haber nacido después del 90) os contaré que Encarna Sánchez no era sólo una "amiga especial" de Isabel Pantoja:

 
También era la Luis del Olmo del momento, en una época en la que la gente oía la radio, cuando no había más que dos canales de televisión y no existía internet. ¿Y cómo era su programa? Pues empezaba tal que así:

Con valor y con la vida, porque es vida. Con la fuerza de la soledad, en un mundo dominado por los hombres, una voz: el espejo de la tarde en el que mirar aquellos que quieren ver más allá de las palabras. Tras el coraje de sentir, de querer, de aportar y de vivir hay tan sólo una mujer. Y esa mujer les dice: Buenas tardes, España.

(Sacado de este maravilloso post del blog Visicitud y Sordidez) 

Lo que sería un magacín de tarde de radio, con su debate, sus llamadas de los oyentes y su sección de crónica social era, en realidad, el show de Encarna Sánchez, por algo sus programas se llamaban:  “Encarna de noche”, “Y ahora, Encarna”, “Directamente Encarna” o “Esto es España, señores”. Todo era una oda a sí misma, a sus opiniones, a sus peroratas, a poner a caldo a alguien por hacerle alguna pregunta incómoda. Y para prueba, 15 minutos de monólogo/arenga a las tropas sobre sus polémicas con Mercedes Milá y Miguel Bosé en las que, of course, Encarna llevaba la razón, faltaría más:



Pero en la saga "Encarna contra el mundo", también hubo especiales dedicados a Concha García Campoy, a Victoria Abril, a Miguel Boyer e Isabel Preysler, mujer con "menos seso que un mosquito", pero elegante y educada, "como las orientales", añade Peñafiel. Y más, que no están en youtube porque habría que: A, tener grabado en un casette el programa de Encarna, B. guardarlo durante más de 20 años y C. pasarlo a digital.

El subtexto del 80% de sus declaraciones (el otro 20% era publicidad, que ella misma grababa, como si hubiera probado todos los productos que se anunciaban) se resume en tres grandes clásicos:

1. Encarna siempre lleva la razón.
2. Encarna es una gran profesional, trabajadora incansable, luchadora y triunfadora gracias a su esfuerzo.
3. A Encarna no le gusta criticar, ni el cotilleo, ni meterse en la vida íntima de los demás pero... y ese es el pie para empezar a poner a caldo a alguien.

Despótica, caprichosa, populista, incapaz de reconocer que nadie más en el mundo podía tener una opinión diferente a la suya, encantada de haberse conocido pero también convincente y carismática. Si una película vale lo que vale su villano, los programas de Encarna eran la bomba.

Además, y no olvidemos que donde más triunfó Encarna fue en la COPE, era defensora de los valores más rancios. Con frases que mezclaban nacionalismo con cursilería, así a lo loco: "en España no seremos los más cultos, pero somos los más listos de Europa" o "un pueblo unido a través de la radio", "la radio te humaniza cuando caen las sombras de la noche". Y todo se transformaba en cabreo monumental si alguien osaba criticarla, como Ketty Kauffman, locutora argentina que trabajaba en otra emisora de radio y que tuvo la feliz idea de comentar que el programa de televisión que Encarna hizo en Antena 3 no tuvo el éxito esperado. Así que Encarna soltó:

"Yo no estoy para escuchar tonterías, y mucho menos a extranjeros... Una cosa es que nos pongamos verdes entre nosotros. Ahora, permitir que vengan los extranjeros aquí a usurpar una profesión que no les pertenece y a meterse con los españoles, ¡mucho cuidado!, que en Argentina creo que necesitan mano de obra barata para fregar pisos".
Sacado de una noticia de El País, en 1994.

Pero todo villano necesita un punto flaco, y el de Encarna era su homosexualidad. Para una mujer famosa, cabezota, conservadora y expuesta a la opinión pública, que le gustaran las mujeres era una auténtica faena. Y además, qué mala pata, que tenían que gustarle famosas y cantantes de copla. Que sólo faltaba un transexual recién operado por ahí y ya teníamos el argumento de la próxima película de Almodóvar. De paso, no sea que alguien de "El deseo" lea este blog, que los caminos de Google son inescrutables, creo que Almodóvar debería dirigir la tv movie para Tele5 sobre Encarna Sánchez.

Además de largas relaciones con jovencitas que luego colocaba como pesonal en su programa, Encarna tuvo dos grandes amores mediáticos, o eso dicen en el "Sálvame": Rocío Jurado e Isabel Pantoja. La primera pasó de ella, y por eso Encarna la criticó con saña en su programa. Con la segunda tuvo una larga relación, y no lo digo yo, que lo dice el alumno aventajado de Encarna, Federico Jiménez Losantos:



Luego rompieron por culpa de unas fotos tan tontas y tan marujas como éstas. Muchos años más tarde, Tele5 llena su parrilla alargando el culebrón y revelando las cosas que, cuando Encarna estaba viva y tenía a todo el mundo acojonado por cómo se las gastaba, nadie había dicho. 

Lo que está claro es que era mala, pero mala-mala, de esas malas que caen bien de lo malas que son. Un poco al estilo Esperanza Aguirre, con la que comparte la chulería y el tinte. 

Y para acabar este post, qué mejor que con las palabras de despedida de Encarna Sánchez en su último programa:

"El sonido de la radio ha sido para mí y, continuará siendo, el camino más corto para comprender el camino de la amistad y, sobre todo, el camino de la fidelidad... Pronto volveréis a sonreír. Pronto vendréis a mi encuentro. Pronto podré decir con toda la valentía del mundo: ¡Temblad, pedazo de sinvergüenzas!"