jueves, 20 de octubre de 2011

El resplandor 2

Ya he vuelto de Grecia. Qué sensación de deja vu, ¿verdad? Pero es que he ido a Grecia dos veces, una a Nissyros y la semana pasada a Samos. Y no he ido a organizar manifas, ni a ocupar templos en ruinas, ni a acampar en la plaza Sintagma. Los dos viajes han sido parte del MFI, un programa de desarrollo de proyectos para guionistas, directores y productores europeos. Eso, en la teoría. En la práctica, una buena forma de conocer mundo y, de paso, darle un empujón al típico proyecto que tienes en el cajón muerto del asco.

Pero Samos no ha sido la estancia en el pintoresco pueblo blanco y azul con furgonetas de tres ruedas, como fue Nissyros. Estábamos alojados en un hotel resort con cosas tan útiles como un mini golf, un mini market y hasta una mini capilla. El hotel, además de esos complementos tan del gusto del turista medio alemán que ocupa Samos en temporada alta, estaba rodeado por un pueblo falso, con su plaza y su museo del folclore. Todo vacío (las casas, la mini capilla, el mini market, el mini golf, todo), porque la temporada alta ya había acabado. A ese ambiente, llamémosle raro, sumémosle un par de elementos perturbadores: como el hilo musical 24 horas con versiones chill out de clásicos de ayer, hoy y siempre (de “Lady in red” a “Personal Jesus” pasando por “ought to know” de Alanis Morrissette), la lluvia, un par de apagones y estos pasillos sacados de “El resplandor”:


Tuto o muete.


El hotel resort Doryssa es el decorado ideal para rodar “El resplandor 2”, una película sobre un grupo de guionistas encerrados en un hotel en medio de la nada, rodeados por psicópatas. Será una mezcla entre “Asesinato en el Orient Express” y “una casa de locos”, todo ello financiado por el programa Media.


Y es que entre los participantes del MFI había unos cuantos candidatos a psicópata asesino, a saber:


El finlandés, pastor evangelista padre de 6 criaturas que siempre come solo, no saluda y ni siquiera hace contacto visual cuando alguien se lo encuentra en un recinto cerrado como, por ejemplo, el ascensor.


Dimitris. No Dimitris el organizador del MFI tímido, gordito y con aire al enano gruñón de Blancanieves. Tampoco el Dimitris profesor que vino a dar una charla sobre economía narrativa. En teoría, en realidad sobre el uso de la iconografía medieval en “el séptimo sello” o la falta de planos detalle en esa película trepidante que es “Mouchette” :


Zzzzzzzzzzz

Dimitris, el alumno que en lugar de irse a la playa o al internet café mientras esperábamos a ir al aeropuerto, prefirió quedarse solo bebiendo en un bar.

El chipriota, que el primer día en Nyssiros, cuando le tocó su turno de resumir delante de todos en 5 minutos su proyecto, dijo que no quería. Después se enfrentó a su tutor porque criticó su guión y, desde ese momento, sólo recibía tutorías de uno de los profesores invitados. Por si su mala leche no diera suficiente yuyu, además solía vestir ropa militar.

El polaco, uno de mis compañeros de clase. Look bakalaero en los 90, que debe ser lo más de lo más en la Polonia del 2011. Cuando en clase un compañero italiano preguntó si en la época en la que estaba ambientado su guión había restaurantes japoneses en Polonia, tal y como aparecía en una escena, él contestó: ¿y hay agua en Italia? Solía interrumpir la típica conversación de comida sobre “películas sobrevaloradas” o “las mejores series de ahora” diciendo “dejémonos de tonterías que no sirven para nada, recomendadme cada uno una película de vuestro país”. A la vuelta de Nyssiros pasó 15 días de vacaciones, solo, en un motel en Kos, una isla llena de ingleses adolescentes borrachos y de inglesas celebrando despedidas de soltera con uniformes de policía consistentes en culotte y camiseta ceñida donde se leía “nasty police”.

Pese a todo; pese a las tormentas, pese al número de posibles psicópatas por metro cuadrado, pese a la versión chill out de “yesterday”, no tuvimos que lamentar ninguna muerte en Samos. Sí hubo dos personas con dolor de estómago, una con dolor de cuello y otra con dolor de garganta, pero lo mismo la culpa fue del mal tiempo y no de los supuestos psicópatas, que a lo mejor no son tales, sino sólo gente excéntrica, tímidos, asociales o alcohólicos o todo a la vez. Por si acaso, no tengo a ninguno agregado como amigo en facebook.

De vuelta a aquí, “Mañana” se proyecta mi pueblo, en Tudela, este viernes día 21, a las 20.15, como parte de la presentación del festival Opera prima. También se proyectará el cortometraje "Brokeback mountain", de Julio Mazarico.

7 comentarios:

Amiga R. dijo...

Menos mal que has vuelto y que has vuelto entera. El pasillo, efectivamente, es muy de apretar los puñitos muy fuerte mientras piensas "que no me salgan dos gemelas y una riada de sangre, porfavortelopidojesusito". Repito: menos mal que has vuelto. Entera.

loquemeahorro dijo...

No sabía que eras de Tudela ¡lo conozco y mola!

El polaco iría a que las chicas esas de camisetas apretadas le recomendaran una película de su país.

Pasillo: Miedo, mucho miedo.

Hilo musical: Ídem del anterior

laesti dijo...

Erre, he vuelto entera, no he perdido ningún miembro mientras nadaba en el agua, como otras (y mientras escribo esto te estoy guiñando el ojo, que lo sepas).

Loque, estoy por pedir daños y perjuicios por el hilo musical, todavía no me he quitado de la cabeza la versión chill out de "yesterday", aunque podría haber sido peor, ¿os acordáis de aquel recopilatorio que vendían en las teletiendas de los Beatles versión gregoriano?

Claudia Hernández dijo...

Jaja, qué crónica tan divertida, me encanta, esperaré a la próxima. Vaya personajes, de miedico. Lo de los restaurantes japoneses en Polonia no tiene desperdicio.
Saludos

Anónimo dijo...

Por tu culpa me he acordado de la versión en gregoriano de los éxitos de los Beatles, y lo uno ha llevado a lo otro y también me he acordado del Jet extender, la butterfly pillow y aquellos cuchillos tan útiles para cortar latas.

laesti dijo...

Claudia, habrá más entregas de la crónica de Samos.
Anoni, ¿también te has acordado del whisper x l, el de "no suba el volumen de su televisor, suba el volumen de su whisperxl?

Carabiru dijo...

Chica, la de gente rara que hay en el mundo!!
El mejor de todo el elenco de psicópatas sin duda el polaco. Un grande.