lunes, 7 de febrero de 2011

¿Hay guionistas guapos?

Pues mira no. Que yo sepa, que conozca, que haya visto de cerca, no. Los guionistas españoles se dividen en dos grandes grupos:

- Los de toda la vida, de entre 40 y 50 años, una especie de Flipys que siguen llevando camisetas con logos o dibujos de cómics. Por supuesto llevan gafas y algunos además están un poco calvos y un poco rechonchos. Algo muy parecido a esto

- Los gafapasta, versión juvenil de los anteriores, todavía ni han engordado ni se han quedado calvos. Alguno especialmente preocupado por la moda puede ser confundido con un diseñador gráfico o un publicista, pero la montura de colores de sus gafas los distingue claramente del guionista, que sólo lleva montura negra o finita metálica.

Pero ya sabemos que la industria audiovisual española es poquita cosa. Igual hay que mirar al otro lado del océano para encontrar otros tipos de guionistas. Miremos a los que ahora parten el bacalao, los creadores de series de televisión.

Por un lado tenemos a los frikis. Es fácil imaginarse su dura adolescencia en un instituto del medio Oeste (esté donde esté el medio oeste), donde jamás consiguieron ligarse a la animadora ni formar parte del equipo de fútbol. Tenían dos opciones, refugiarse en su mundo de fantasía, ilusión y tebeos, o robarle la recortada a su padre y liarse a tiros. Eligieron la primera. Aquí tenemos a Joss Whedon, creador de “Buffy cazavampiros” con un par de colegas:

Los gays, sufrieron menos en el instituto porque enseguida se convirtieron en una más del grupo de las chicas populares. Eran el amigo ideal de la animadora, aquel con el que podía ir al mall y cotillear sobre los del equipo de rugby sin miedo a que le quitara ni el modelito para la prom, ni al quaterback. Luego usaron toda esa información para triunfar en la tele, ahí está Ryan Murphy (“Glee”, “Nip/Tuck”) para demostrarlo.

Los pijos, de familia judía o WASP, cuando se junta toda la saga en Acción de Gracias lo mínimo es ser doctor en algo o senador por algún estado. Han estudiado en universidades prestigiosas tipo Princeton o Harvard y son un pelín redichos, es el caso de Aaron Sorkin, de "el ala oeste de la Casa Blanca".

Los tipos normales, aspecto de americano medio, y puede que con algo de sobrepeso. Es fácil imaginárselos quedando los domingos con sus vecinos los Carmichael para ir de picnic, a no ser que el pequeño Tommy juegue con su equipo de béisbol, y seguro que se pagaron su primer coche con el sueldo del autocine. Pues bien, precisamente los que tienen pinta de tipo normal son los que crean las series más oscuras y truculentas. Shawn Ryan (“The Shield”) es grandote y bonachón, seguro que hace las mejores barbacoas de toda la urbanización. James Manos jr (“Dexter”) tiene pinta de profesor de instituto y de gustarle la ópera y Vince Gilligan (“Breaking bad”) es tan normal que podrías cruzártelo después de haber visto su foto y no reconocerlo. Aunque no todos, David Chase (“Los Soprano”), nacido De Cesare, da miedo:


Pero no nos liemos, está muy bien poner cara a los creadores de nuestras series preferidas, pero aquí se trata de buscar un guionista guapo, ¿es que no lo hay ni en los Estates?

Sí que lo hay.

En concreto, hay varios.

Bueno, en realidad, hay dos.

Con ustedes, Paul T. Scheuring, el creador de Prison Break. Es rudo no al estilo ex presidiario sino al estilo criado en el Far West, de esos hombres que imaginas cazando, pescando y arreglando cosas con sus propias manos. ¿Quieres un filete a la plancha? No te preocupes, chata, que te lo cazo yo ahora mismo.

Jonathan Nolan, hermano de Christopher, tiene cara de padre de tus hijos, de buen chico que saca buenas notas y nunca dice tacos. El hermano (el tipo de mirada turbia de la izquierda) tampoco está mal del todo, pero tiene un aire a American Psycho que da mal rollito.

Y vosotros, ¿conocéis a algún guionista de buen ver?, ¿somos, como gremio, el reverso oscuro de los bomberos?

5 comentarios:

Galahan dijo...

Pero... pero bueno!

Amiga R. dijo...

Mencanta el Guionista Guapo n. 1. Me gustaría encargar dos, gracias.

Y la respuesta me la reservo que estoy en peligro: algunos de mis más mejores amigos son guionistas y no me gustaría discutir de buena mañana.

Lo que sí diré es que guionistas guapas SI HAY. Yo conozco,al menos, a tres monérrimas.

loquemeahorro dijo...

También el de Glee es guapo. Gay desde luego, pero guapo, compáralo si no con el padre de familia ese de las barbacoas.

No soy guionista, pero si lo fuera, tampoco aumentaría yo la belleza del gremio, me temo.

profesorguapito dijo...

La belleza está en el ojo del que mira, chispas.

laesti dijo...

Gal, manda una foto tuya sexy si quieres competir en Mister Guión 2011.
Erre, perdona bonita, pero yo vi primero al hombre aguerrido.
Loque, ¿el de "Glee" guapo? NOOOOOO, es la bomba, eso sí, que es el productor ejecutivo de "Nip/Tuck" y "Popular", pero guapo...
Profesor guapito, haz honor a tu nombre y manda una foto tuya guapérrimo y seguro que te quedas con la banda de Mister Guión 2011.