domingo, 10 de octubre de 2010

La búsqueda incesante de Inés

No es el título de la última obra de teatro de Antonio Gala. Ni la próxima película de Medem o el siguiente libro de Lucía Etxebarría. No.
La búsqueda incesante de Inés (Sastre, la modelo), no consiste en encontrar la paz espiritual, una vocación en la vida o unas horquillas que tu gato se empeña en mandar debajo de la cama. Consiste en encontrar un marido millonario.

Ella lo ha intentado con golfistas, presentadores de televisión, cantantes de éxito y millonarios de aquí y allá. Pero nada, oye. Ni siquiera ser una modelo internacional que habla varios idiomas (a más idiomas, más países y por tanto más hombres ricos en el objetivo) ayuda a Inés a casarse con el millonario que la retire de esa profesión tan cansada que es ser modelo, cogiendo aviones, durmiendo en asépticos hoteles, andando con tacones y ejerciendo de embajadora de Unicef. Supersufrido todo.

Algo está haciendo Inés mal. Y no se trata sólo de quedarse embarazada de penalty y tener que casarse con uno que también era rico, aunque no multimillonario. En peores líos se metió Mar Flores y ahora está de lo más serena venga a tener niños y a embarcarse en proyectos de “señora de” como son sacar una línea de ropa de cama.


Inés, queremos ayudarte y, para eso, qué mejor que consultar a las auténticas expertas: ¿Isabel Preysler?, ¿Norma Duval?… Recurramos a la mejor: Adriana Abascal.

Aprendamos todas (y tú también, Inés, que buena falta te hace) cómo cazar a un millonario. Qué coño, cómo cazar a dos:

1. Ser reina de la belleza. Quizá éste sea el paso más difícil para casi todas, porque o se tiene o no se tiene. En el caso de Adriana Abascal, ella era una joven, bella e inocente (o quizá no tanto) muchachita cuando ganó el certamen Señorita México.



2. Ligarse a un millonario viejete. Que esté casado no importa, importa que sea millonario y mucho mayor que tú. Cuanta más diferencia de edad, más posibilidades de ligárselo y de heredar. Adriana cazó a Emilio "el tigre" Azcárraga, 40 años mayor que ella y dueño de Televisa, el emporio de telecomunicaciones mexicano, y que debía ser el típico hombre hecho a sí mismo o, si no, atentos a esta historieta sacada de la Wikipedia:
Entre las anécdotas que se cuentan en los pasillos de Televisa es que odiaba que trajeran el gafete (tarjeta) de identificación en la cintura, siempre en el pecho, un día se le negó el acceso a la empresa por no portarlo, a lo cual el "Tigre" respondió a la persona encargada del acceso "no sabes quien soy yo muchachito", a lo cual contestó "si sé señor, pero son órdenes de no dejar pasar a nadie si no portan el gafete", en ese momento le dijo: "muy bien por hacer bien tu trabajo", por lo que pidió a su personal de seguridad que le trajeran el gafete para poder accesar, se lo puso, entró y en ese momento se quitó su reloj marca rolex se lo dió y le dijo "gracias muchacho, te felicito, me acabas de dar una gran lección".

3. Heredar del millonario. Este paso es fundamental. Lo ideal es casarse con él, cosa que Adriana no consiguió, pero sí logró que le diera un puestazo en Televisa como productora de telenovelas históricas. Y ejercía de tal: “un día iba Adriana caminando por uno de los pasillos de la empresa. Se encontró con un ejecutivo furioso que le dijo: ¿ya te crees la dueña, verdad? Y ella, con una media sonrisa, contestó: No, pero soy la dueña del dueño, que es mejor.”

4. Echar el lazo a otro en cuanto se pueda. Adriana supo enmendar el pequeño fallo de no casarse con Azcárraga. A los pocos meses de la muerte de "el tigre", ya estaba saliendo con Juan Villalonga, presidente de Telefónica, quien además, y esto es una jugada maestra, pagó los abogados de Adriana en el litigio de ella con los hijos de Azcárraga. Aprende, Inés, así se hace.

5. Hacerse amiguita de los directivos del “Hola”. Para así copar portadas donde enseñas lo ideal que es tu familia, lo estupenda que estás tú, el pedazo yate que has heredado de tu primer multimillonario, etc. Además los de la joyería Suárez sólo contratan como imagen de la firma a señoras que hayan salido en la portada del “Hola”.



6. Divorciarse a buena edad. Para así convertirse en una soltera de oro, ser invitada vip a todo tipo de eventos y seguir saliendo mona en los photocalls. Todo esto pone a huevo el siguiente y (por el momento), último paso:

7. Echarse un novio, por fin, más joven que tú. Ahora que Adriana ya es una millonaria per se, puede buscarse a una pareja más joven que ella. Pero nada de modelos de países de Centroamérica, todo hay que buscarlo en los círculos de alta sociedad o en la first row de los desfiles de París.

Inés Sastre, muchachas en edad de merecer del mundo, ¿habéis aprendido algo de las lecciones de Adriana Abascal?

Este jueves día 14, en la Casa del Reloj (Paseo de la Chopera, metro Legazpi), a las 20.00h se proyecta "Mañana" dentro del Certamen de Cortometrajes de Arganzuela. No habrá millonarios, pero sí gente maja, ¡todos invitados!

8 comentarios:

http://barflamingos.wordpress.com dijo...

Creo que no puedo presentarme al certamen de Señorita Mexico. ¡¡Maldita sea!!

Tengo TANTO que aprender, mari. Yo no hago más que conocer fotógrafos y bohemios varios sin parné. Así no salgo yo en el HOLA con mi hermosa familia en la puta vida.

p.d. Cuánto se aprende en este blog. oigan.

Amiga R. dijo...

Hola, soy yo again. Quiero firmar con mi nombre propio este comentario y el anterior. Gracias.

Carabiru dijo...

Me has abierto los ojos, chica.
Llego tarde para lo de presentarme a Señorita (sea cual sea el país), ya ves la de años desperdiciados estudiando una carrera... Pero a lo mejor conozco a un arquitecto superrico y lo cazo (aquí tendría que pedir consejo a la doctora Ochoa, que además, es gallega).

laesti dijo...

R., confiemos en los amigos arquitectos de Biru y así saldremos enseñando nuestras casas en "¿Quién vive ahí?"

angela dijo...

Oh, qué genial. Ahora ir al gimnasio y comprarse trapos tiene un nuevo sentido para mí.

Gracias, amiga!

loquemeahorro dijo...

¿Te he dicho ya alguna vez lo feliz que me hace encontrar gente que analice el Hola como yo?

Adriana Abascal tiene muchos antifans como Gallo (Tusdestosenmissueños), que es mexicano y conoce sus andanzas desde hace tiempo.

Estoy completamente de acuerdo contigo, para esto hay que valer y no basta con ser guapa (que Inés Sastre lo es mucho más) y con un estómago importante para que no te dé asco acostarte según con quién. No, hay que tener algo muy especial y creo que has encontrado a la auténtica triunfadora.

Por cierto ¿la nueva mujer de su ex, no se ha casado un poco como... embarazada?

Espita Gorgorita dijo...

No puedo ir! comienza mi curso, hareis mas reestrenos? Que no quiero cazar a nadie con pasta (el objetivo es tenerla yo... aunque he empezado mal por lo que leo...)

laesti dijo...

Ang, ¿desde cuándo hace falta un sentido para ir a comprar trapos?
Loque, me alucina tu dominio del "Hola", ahora mismo voy a ver si la nueva esposa de Villalonga está preñá.
Espi, "mañana" está dando los últimos tumbos por festivales, no creo que se proyecte en Madrid en breve, pero ya te avisaré si sí.