sábado, 14 de noviembre de 2009

Nunca mais

Seguro que recordáis este lema acuñado tras el desastre del Prestige. Ese que de tanto repetirse nos hacía pensar "nunca mais" oír otra vez el "nunca mais".

Pero aún así, hay cosas que vuelven una y otra vez, insistentemente, como si nunca las hubieran hecho antes. Este fin de semana, sin ir más lejos, se estrena otra versión del "Cuento de Navidad" de Dickens.

El imdb, que todo lo sabe, dice que hay 50 adaptaciones del cuento: ya sean con actores reales, con dibujos animados clásicos o en 3D, con los teleñecos, con Mickey, con los Picapiedra o con Barbie.


Los Ángeles, rascacielos tocho, oficina en planta 45, el directivo del estudio se reúne con 15 guionistas, todos con sus gafas de pasta, su pelo largo, sus camisetas de cómics y sus licenciaturas en Harvard o Princeton. El directivo quiere ideas nuevas. Silencio. Sólo se oye el castañeteo de los dientes de uno de los guionistas que ya se ve en el paro. Hasta que uno dice: ¿y si hacemos otra adaptación de "Cuento de Navidad"? Pero esta vez protagonizada por Hannah Montana. A ése lo ascienden y al resto los despiden.

Yo digo nunca mais a "Cuento de Navidad". Pero se me ocurren una cuantas cosas más que ya no quiero volver a ver, porque ya las hemos visto suficientes veces y han sobrepasado el cupo:

  • Otra película en la que Harrison Ford salva a su mujer e hijos de unos secuestradores/terroristas/malos en general. Harrison Ford bordea esa edad en la que un día se va a caer por las escaleras y no van a saber si se ha caído porque se la roto la cadera o se le ha roto la cadera sola y por eso se ha caído. Al menos, si lo contratan que le den a la tecla "sustituir" del word y en vez de salvar a sus hijos, salve a sus nietos.
  • Otra escena amorosa con montones de velas encendidas de fondo. Porque, vamos a ver, quién se lleva a alguien a su casa y le dice: "espérate un momentito, que tengo que buscar 35 velas, colocarlas y encenderlas". Primero, nadie guarda tantas velas, ni aunque hayas sufrido muchos apagones; segundo, nunca se encienden a la primera; tercero, para cuando acabe, su amor ya se habrá ido, cansado de esperar.


  • Otro cortometraje sobre un español racista que trata injustamente a un emigrante trabajador, buena persona y honrado. Los festivales de cortos los organizan el departamento de cultura o de juventud correspondiente, no el de asuntos sociales.
  • Otra película sobre el Holocausto o la II guerra mundial. Todos los años se estrenan varias películas con esta temática, por un año que estemos en barbecho, no se va a hundir el mundo.
  • Otro desnudo de Kira Miró. Sólo en "Gominolas" no enseñó las tetas, y probablemente porque se canceló la serie antes de que llegara ese capítulo. La pobre va a coger una pulmonía y seguro que su familia lo agradecerá.

Y vosotros, ¿qué pensáis que no debe volver a verse nunca mais?

"Mañana" sigue su ruta de festivales, esta noche se proyecta en la muestra de cortometrajes de Pasaia (Guipúzcoa) y un rato después en el concurs de curtmetratges Ciutat de Valls (Tarragona).

9 comentarios:

Galahan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
La Rebe dijo...

Nunca mais... Películas españolas de la guerra civil o de ETA. Como si no hubiera nada más que contar...


Nunca mais... una escena de cama en la que, a la mañana siguiente, ella se levanta y se va al baño enrollada en la sábana. No es práctico y, además, el maromo ya te lo ha visto todo, asín que... ¿Pa que te tapas?


Nunca mais... que el personaje que va a morir se despida de la última persona a la que ve con un "nos vemos luego" o un "hasta ahora mismo" o similar. Si alguien lo dice, ya sabeis: va a morir.

Ains... ¡¡que a gusto me he quedau, nena!!

Orgui dijo...

Y si quieren resolver pronto un caso de asesinato, ¿por qué no suspenden al policía protagonista antes?
Por cierto, C., mi compañera de piso, enciende velas cuando se liga a un tipo.
Y sobre tu escrito anterior, el que versaba sobre los festivales, aquí te espero.

Galahan dijo...

Normalmente se encienden velas ANTES de ligárselo, no?
En un altarcito y tal... :P

loquemeahorro dijo...

Lo de las velas hace despertar en mi todas las alarmas ¡¡que se va a quemar la casa!! Me gustan especialmente los que ponen las sopotocientas velas en el baño, y ellos dentro ¿cómo consiguen 2 adultos meterse en una bañera sin apagar las 30.000 velas que han puesto en los bordes? Tiene su mérito oiga.
Nunca mais: las pelis del fin del mundo, desastres naturales, y/o plagas de animales asesinos, especialmente esas cutres alemanas que ponen los findes, después de comer.

Dani dijo...

El tío de las 30.000 velas está en la bañera con las pelotas chamuscadas.

Nunca mais "este año presenta los Goya Buenafuente (póngase el que corresponda) seguro que la gala es divertida".

Emilio dijo...

Hombre un par teticas nunca viene mal. Sean de quien sean.

laesti dijo...

Gal, yo también creo que las velas en los altares.
Rebe, veo tu momento "sábana enrollada" y añado el momento "me pongo la sudadera Kappa Delta Gamma del churri".
Loque, las pelis alemanas de sobremesa son lo peor, con lo bien que se echa una la siesta con un clásico de Tori Spelling.
Dani, yo creo que este año la gala va a estar bien. En serio. De verdad.
Emilio, di que sí, además que Kira se las ha operado para que no tengas la sensación de ver siempre lo mismo.

Anónimo dijo...

UN BLOG DE GUIONISTAS QUEJICAS.