jueves, 3 de diciembre de 2009

Mira, una moderna

La semana pasada me compré, por primera vez en mi vida, la Rockdeluxe. Para entender este gesto antes hay que entender que yo soy una outsider (léase autsaider), que en mis clases de baile, con mi chándal del Zara, rodeada de tipos así vestidos, no soy una más:



¿Quién ha decidido que es necesario o estético ponerse un pañuelo y encima una gorra? ¿quién?

Que en las reuniones de guionistas, de nuevo vestida de Zara o H&M y rodeada de tipos cuarentones con barriguita y entradas que siguen llevando camisetas pese a la barriga y a los cuarenta, como el vendedor de cómics de Los Simpson, tampoco soy una más

Y en los festivales de música, rodeada de gafapastas, pues tampoco.


¿Os habíais dado cuenta del tremendo parecido entre la típica moderna gafapasta y Vilma la de Scooby Doo?


Pero yo intento integrarme, de verdad que lo intento. Por eso me compré la rockdeluxe en su especial "los 10 mejores de la década" pensando que si me la empollo ya podré parecer una moderna en el próximo festival al que vaya.

Pero la rockdeluxe sólo me ha dado disgustos.

Mejor artista internacional de la década: Animal Collective (¿ein?), segundo mejor artista internacional, Sufjan Stevens (¿comorl?), mejor artista nacional de la década: Los Planetas. Vale, a esos los conozco y mira, no. Es un grupo que pese a ir a todos los festivales que existen (y sólo hay más festivales de cortos que festivales de música) siguen sin ahorrar lo suficiente para pagarle un logopeda a su cantante. En la lista están otros grandes lánguidos pero que al menos vocalizan como Nosotrash, o Nacho Vegas. También hay grandes desconocidos para los no modernos como Grupo de expertos Solynieve (que al menos se han currado un nombre original), Lisabö o el Guincho, y, por supuesto no podían faltar los más lánguidos y los que peor cantan: Manos de Topo.
Menos mal que en el mejor concierto de la década eligen a Leonard Cohen.

Pero en los festivales hay mucho moderno. Yo que he estado en el Summercase, en el Primavera Sound, en Benicassim, en el Espárrago rock y en el Universimad creo que he hecho el suficiente trabajo de campo para distinguirlos:

A. los modernos a secas o gafapastas. Flequillos largos, gafas de pasta, pálidos, chapas en la chaqueta, minifaldas ellas y pantalones pitillo ellos, cruce entre mod y empollón de clase. Les gusta la música pop lánguida o directamente blandita tipo Cola Jet Set.



¿Sabíais que si tecleas gafapasta en google la persona de quien más fotos salen es de Isabel Coixet?


B. el moderno petardo. Gay y si no lo es, lo parece. Delgadísimo e inquieto, le gusta la cultura en general y la moda en particular. Ecléctico y bastante excéntrico, como su estructura ósea no le deja ser Jesús Vázquez optan por los estilismos curiosos por no decir surrealistas:


El estilista Víctor Blanco, descubrimiento del fug and busted, la mejor página de petardeo que existe.

Las chicas modernas petardas se maquillan tanto, se depilan tanto las cejas e innovan tanto con su vestuario que la mayoría de las veces parecen un travelo. Idolatran a las divas del petardeo, desde Madonna hasta Marta Sánchez, desde Beyoncé hasta Alaska, desde Kylie hasta Miguel Bosé y por supuesto a todos los grupos gays o ambiguos: Pet Shop Boys, Depeche Mode, Fangoria, etc.

C. el intelectual, ellos intentan ir de dandy bohemio: abrigos largos, americana de pana, ellas de hippie-piji. Frecuentan los cafés concierto, los cafés-librería y las jam de jazz. Lánguidos y tristones, les encantan los cantautores de toda la vida tipo Bob Dylan y los de nueva cosecha, como Micah P. Hinson. Y os preguntaréis, ¿y éste quién es? y yo os digo "y yo qué sé", si yo no soy moderna... El caso es que Micah. P. Hinson dice en una entrevista cosas como que "es muy cansado estar siempre triste", "un chico me contó que no se había suicidado porque escuchó mi disco, ¿se imagina? así que supongo que soy únicamente una pieza de la gran máquina que es el mundo" y "llegué a pensar que las canciones no vienen de mí en particular, sino de algo superior, no sé, Dios, espíritus, como quiera llamarlo". Tontería, Micah, yo personalmente, quiero llamarlo tontería.

D. el contemporáneo. Porque moderno se les queda corto, escuchan música electrónica o cosas de vanguardia, van mucho a la Casa Encendida e incluso entienden el programa (eh, un ciclo de cine tailandés de los años 50, qué guay) van al Sónar o, mejor aún, ya no van porque se ha convertido en algo demasiado comercial. Sólo se les distingue cuando les oyes hablar y te das cuenta de que no entiendes absolutamente nada.

Y vosotros, ¿os consideráis modernos? ¿y qué tipo de moderno? ¿creéis como yo que habría que pagar a un logopeda para tratar al cantante de Los Planetas, y a un asesino a sueldo para eliminar al cantante de Manos de Topo?

Ah, y "Mañana" se proyecta durante todo este mes en varias localidades gaditanas, dentro de la Muestra Itinerante de Cortos MIC 09

Y la semana que viene, daremos un repasito a los modernos del cine.

4 comentarios:

F. dijo...

Yo sí soy moeeeerna! Mi modernidad se basa en no conocer ningún grupo de música nacido después del año 2000.

loquemeahorro dijo...

Yo, lo mismo que F, pero de 1990.

Un día hace un par de años pasé cerca del Mercado de Fuencarral, y me di cuenta de que yo era una "señora" y que tenía pinta de que había ido a acompañar a mi hijo/a en edad de ser moderno.

Ni siquiera sé quién es el de Manos de Topo, pero si canta peor que el de Los Planetas, me da miedo pinchar el enlace.

Claro que ese pobre chico, además de lo del logopeda, es que está de resaca siempre, o tiene que ir al otorrino, no?

pd. Me ha encantado la entrada!!

Emilio dijo...

Yo me considero un tío normal y corriente, aq eso sí, los depeche mode me molan.

laesti dijo...

F. lo tuyo el neopostmodernidad y lo de Loque, que se ha quedado en los 90, es postneopostmodernidad. Que lo sepais.
Emilio, los Depeche son la bomba!!!