domingo, 20 de abril de 2008

el desierto rojo (pero no el de Antonioni)

Marruecos es un lugar muy cinematográfico, y no sólo porque las fotos salgan bonitas aunque seas la mar de torpe...:Las dunas de Erb Chebbi, rojas, que no el desierto rojo de Antonioni (Antonioni, caca).

...es que es verdad que allí se han rodado montones de películas. En los estudios Atlas, un guía que no habla español pero sí francés e inglés y a una velocidad digna de lo de "sinosonmicromachinesnosonlosauténticos", te explica que aquí a la derecha se rodó Kundun, y se trajeron a 300 extras del Tíbet que estuvieron viviendo aquí 3 meses, que se rodó parte de "Gladiator" ahí enfrente y allá, a lo lejos, una reproducción de Jerusalén para "el reino de los cielos". Igual era por culpa del mal estado de los decorados, desconchados de forma que veías el corchopan que había debajo, pero el caso es que el guía era un descreído de la vida que decía cosas como: "construir todo esto para que luego sólo sean 10 minutos de película, vaya desperdicio".

Si piensas con mentalidad de productor, Marruecos te viene bien muy bien para rodar: hay playa, montaña, desierto, ciudad... sin demasiada distancia de un sitio a otro. Hay precios competitivos y estudios equipados. Pero si piensas con mentalidad de turista cinéfila también es inevitable que te acuerdes de muchas películas. Aquí mi momento Lawrence de Arabia, montada en Jimmi Hendrix, el camello (¿o dromedario? nunca sé cuál es cuál) que abría paso en nuestra excursión por el desierto. Por delante sólo el guía y las dunas, era fácil hacer sonar de fondo la banda sonora de Lawrence de Arabia e imaginarse que estábamos a punto de unir a las tribus árabes en su lucha contra los turcos.

La que está de espaldas, divina con un pareo de playa a modo de turbante, c'est moi. El de rojo es Mohamed,nuestro guía bereber.

Pero el desierto, según a qué hora del día deja de ser rojo y pasa a ser amarillo clarito. Entonces recuerda a Tatooine, el planeta de Luke Skywalker. Pero aún hay más, es que en Marruecos hay montones de jedis:

Aquí Arturo, uno de mis compis de viaje con pose de reportero de guerra aunque sea fotógrafo aficionado, y rodeado de caballeros jedis.

Y lo que es mejor, cuando un camello "habla" o "bala" o "muge" o lo que quiera que haga un camello, suena igual que Chewbacca.

Pero, oh qué chasco, ninguna de estas películas se ha rodado en Marruecos. "Lawrence de Arabia" se realizó en Almería y en Arabia Saudí. Y "La guerra de las galaxias", en Túnez.

"Bichos raros" sigue paseándose por el mundo. El lunes 21 de abril, a las 20:30 se proyecta en la sala de Caja Segovia, dentro del festival Contraplano, en Segovia.
Y, noticias frescas, este fin de semana lo proyectan en el festival de curtmetratges (qué difícil es escribirlo en catalá, cullons) de Celrá, en Girona.
Si sois tan afortunados de estar ahora mismo en Cuba, lo proyectan en el muestra paralela del festival de cine pobre. Con ese nombre y seleccionados fuera de competición, está claro que no nos invitan...

Pero ya lo harán, ya. En un paso más por convertirnos en el próximo lobby del cortometraje (Vigalondo, Cobeaga, Sánchez Arévalo, temblad) aquí va el trailer de "La aventura de Rosa", corto realizado por Ángela Armero guionista y sin embargo amiga, ya estrenado en el festival de Medina del Campo y próximo rival y sin embargo amigo en los festivales. ¡Mucha suerte, Ángela!

5 comentarios:

Angela dijo...

Mira qué majo Arturo.
¡¡Muchas gracias por los buenos deseos, tía!!

Angela dijo...

Así pinchab, así, así.

Galahan dijo...

Que molón tu viaje!
Yo me subí en un camello en Egipto y el señor que lo llevaba casi se pega con uno de un land-rover y yo casi salgo por los aires. Yupi.

Lo de ver paisajes desérticos y hacer el tonto también es habitual. Me pasó en la Cappadocia, Turquía. Parecía Tatooine a veces. Y ya paro, que parezco el tío Matt el viajero, pero sin gracia.

Y lo del lobby mola. Así da gusto! A ver si coinciden en un festi y os tiráis de los pelos o algo y lo grabamos :D

BEsotes!!!

P.D: Una gata que yo me se se queda el 1 de mayo como nueva "compi de piso" junto a sus 2 mascotas humanas. El momento se acerca...

Daniel S. dijo...

Yo no he estado nunca en el desierto (Snif) y no he podido vivir esa sensación de pequeñez que se debe sentir en un espacio tan enorme mezclada con el vaivén aventurero de todo buen camello (o dromedario)

Pero lo que sí sé es que los moradores de las arenas de Tatooine me recuerdan a algunos de mis vecinos y, más concretamente, a la vieja que vive debajo de mi.

Me ha parecido genial el trailer de la aventura de Rosa. Habrá que verlo. Y, ey! Está Frasier de locutor! Qué nivel! (Curiosamente me ha llamado más la atención que Vigalondo o Perea) :-P

laesti dijo...

Ángela, felicidades por la excelente campaña de publicidad del corto, con el chiki-chiki como bso diciendo: "perea, perea".

Galahan, ya le he hablado a Benito de Babs, le he enseñado las fotos, pero como él se cree un humano no acaba de saltar la chispa. A ver si viéndose en persona...

Dani, el vaivén aventurero mola, pero te deja la espalda matada y unas ganas de ir al baño...